matanza de elefantes

China prohíbe la importación de marfil esculpido durante un año

China prohibió durante un año importar marfil esculpido en respuesta a las críticas internacionales que señalan la demanda creciente del mercado chino como la causa de la matanza de elefantes, amenazados de extinción en el plazo de una generación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La escultura en marfil es un arte muy antiguo en China. Foto: AFP

La decisión, que entró en vigor el jueves, fue anunciada en un comunicado colgado en la web oficial de la Administración de Bosques.
Se produce en vísperas de la visita a China del príncipe Guillermo de Inglaterra, duque de Cambridge, que lleva a cabo una campaña contra el contrabando internacional causante de la matanza de animales salvajes.
Guillermo dará una conferencia sobre el tema el miércoles próximo en la provincia de Yunnan.

China ha firmado la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés), pero las ventas de marfil trabajado son legales.

El consumo de marfil de contrabando ha crecido en los últimos años.
Las ventas de marfil esculpido son legales en el país, cuya demanda alimenta la matanza de decenas de miles de elefantes por año.

La escultura en marfil es un arte muy antiguo en China, y estos objetos delicadamente trabajados -a menudo escenas de la tradición budista, pero también palillos tradicionales- son muy apreciados por los coleccionistas que ven en ellos una inversión rentable.

El problema es que la prohibición decretada el jueves puede ser simplemente simbólica, ya que el contrabando internacional concierne sobre todo los colmillos de elefante o el marfil bruto, que representan 90% de los decomisos, según una base de datos vinculada a CITES.

Pekín ya ha cerrado al menos 10 talleres de marfil legalmente registrados y ha metido en la cárcel a centenares de traficantes, pero estas medidas no son suficientes, según el informe.

En mayo de 2013 un responsable de la Administración de Bosques dijo que en China había 97 empresas especializadas en la artesanía de marfil.
Entre 800 y 900 casos de contrabando de marfil se descubren anualmente en China, según las estadísticas de las aduanas, citadas por el Diario de la Juventud. Y más de la mitad del comercio legal de marfil es objeto de transacciones ilegales.

En diciembre último, un informe conjunto de la ONG medioambiental Save the Elephants y de la Fundación Aspinall estimaba que más de 100.000 elefantes han sido abatidos entre 2010 y 2012, debido, principalmente, al comercio de marfil en China que está "fuera de control".

El precio del marfil en China ha pasado de los 550 euros el kilo que valía en 2010 a 1.540 euros en 2014, según los investigadores.

"Todas las cifras aumentaron en los últimos años: el precio del marfil bruto y esculpido, los talleres registrados, los comercios legales o clandestinos, y la cantidad de objetos a la venta", indicaba el informe.
China trata ahora de contrarrestar la presión internacional.

"El volumen de producción ilegal de marfil es mucho menor que la producción legal", afirmó Meng Xianlin, director de la administración encargada de controlar el comercio de "especies amenazadas", en declaraciones al diario China Daily. El número de casos de contrabando de especies salvajes en China cayó en un 70%, señaló el diario.

Por su parte el gobierno chino señaló que no es el único responsable de la matanza de elefantes. "Parar la matanza y el contrabando exige un esfuerzo conjunto de todas las partes implicadas", dijo Hong Lei, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)