TECNOLOGÍA

Asistente vocal hace descansar a los pulgares

Desde llenar el refrigerador hasta gestionar reuniones de trabajo pasando por conducir con ayuda de un navegador, el deslizar el dedo por la pantalla toca a su fin: la interfaz digital de mañana obedecerá a la voz y reunirá todos nuestros aparatos.

En IFA de Berlín, una de las ferias de electrónica de consumo más importantes del mundo, todos los stands presentan el objeto indispensable del año: el altavoz inteligente, del que sale la voz de un asistente vocal, un programa de inteligencia artificial con el que se puede conversar.

Para Martin Börner, vicepresidente de Bitkom, la federación alemana de empresas digitales, "esta tecnología se dispone a jugar un enorme papel en nuestras vidas. La pregunta principal de los fabricantes de electrónica es la siguiente: ¿Qué solución técnica puede hacer que cualquier aparato sea el más intuitivo posible?", dice.

En un entorno saturado de aparatos y actos vinculados al mundo digital, la prioridad absoluta es limitar el número de manipulaciones.

"El control vocal permite sobre todo tener las manos libres", considera Jean Raoul de Gélis, director general de Sony Mobile France, que recuerda que un usuario consulta su teléfono móvil entre 200 y 300 veces al día. Se busca que descansen los pulgares y las neuronas. El otro objetivo es que sean capaces de aprender de nuestros comportamientos y usos, de evolucionar, para determinar lo que cada uno espera de ellos.

"El objetivo final es que uno se olviden de la tecnología, nadie tiene ganas de molestarse en programar su robot aspirador cada semana, esta automatización debe ser tan sutil y perspicaz como un mayordomo", ilustra Paul Gray de la consultora IHS Markit.

De acuerdo con la consultora Gartner, el mercado de los altavoces conectados con control vocal representará US$ 3.520 millones en 2021 en el mundo, contra US$ 360 millones en 2015. Fuente: AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)