Fue invitado para crear una app para el reloj inteligente de la empresa

Apple llama a un uruguayo

Antes de lanzar un dispositivo al mercado, Apple monta un laboratorio en donde invita a desarrolladores que "mantienen estándar de calidad de Apple" para adaptar aplicaciones al producto nuevo en cuestión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fabián Inthamoussu fue convocado para perfeccionar la app que él mismo había desarrollado

Esto sucedió antes de lanzar los relojes inteligentes, los nuevos "chiches" tecnológicos del gigante tecnológico, el pasado 24 de abril. Si bien por ahora no suman tantos partidarios como los teléfonos, la irrupción de Apple en este mercado podría intensificar su uso.

Por eso los desarrolladores de todo el mundo crean aplicaciones y amplían sus funcionalidades. Una de ellas fue creada por una empresa uruguaya, Genexus, quien fue invitada por el fabricante estadounidense para adaptar un servicio que habían creado en Uruguay y tenía miles de usuarios en México: la aplicación oficial de la liga de fútbol del país azteca. El uruguayo de la firma que tuvo a su cargo el perfeccionamiento de la aplicación viajó a Londres y conoció a ingenieros de la empresa fundada por Steve Jobs. Entre las percepciones que transmitió a El País, admitió que se impactó de la infraestructura montada para trabajar y dijo tener la percepción que el equipo es más una joya que un dispositivo.

Todo comenzó con el desarrollo de una aplicación oficial para la liga del fútbol mexicano, creada para brindar información en tiempo real de los partidos de la competencia. Genexus, una empresa uruguaya que trabaja en el desarrollo de programas informáticos, creó el servicio para teléfonos y tabletas.

Dada la popularidad que logró entre el público mexicano (en un día llegaron a ingresar 300.000 personas), Apple invitó a la firma uruguaya para adaptar la aplicación al reloj inteligente que lanzó el pasado 24 de abril, su más reciente "chiche tecnológico".

Así, Fabián Inthamoussu, analista de sistemas uruguayo y desarrollador de Genexus, fue convocado por Apple para perfeccionar la aplicación que él mismo había desarrollado y adaptarla al reloj inteligente.

Era una de las primeras veces que un ingeniero local tenía contacto directo con Apple. En los últimos 10 años Inthamoussu se había especializado en crear aplicaciones para dispositivos del fabricante estadounidense pero no había tenido la oportunidad de trabajar "mano a mano" con los desarrolladores de Apple.

Para esto, viajó a a Londres a trabajar en un laboratorio montado especialmente para la ocasión. Fueron dos días de mucho trabajo y aprendizaje.

Durante su estadía con ingenieros de la firma, derribó algunos preconceptos que tenía sobre personas que eran sus referentes. "A muchos los tenía en el pedestal y terminaron siendo como uno más de nosotros", comentó.

Eso sí, quedó anonadado con el lugar. "Lo que más impacta es la infraestructura que tienen. Por ejemplo, en vez de usar proyectores, tienen monitores monstruosos, de más de 100 pulgadas", ilustró.

Además, para que nada faltara, en las "habitaciones" donde trabajaba había secretarias que asistían a los ingenieros ante cada necesidad.

Desde que Apple anunció el lanzamiento de su reloj inteligente, el dispositivo suma cada vez más aplicaciones. Y, fiel a su estilo, la empresa no deja ningún detalle librado al azar y se comunica con desarrolladores de distintas partes del mundo para llevar adelante tareas de "refinamiento" y "perfeccionamiento" del que es hoy uno de sus productos más codiciados.

"Hacen mucho hincapié en la confidencialidad", contó Inthamoussu, mientras elegía un café a través del iPad.

"Es una joya".

Durante su estadía en Londres, Inthamoussu tuvo a su alcance dos modelos de relojes para corroborar qué era lo que funcionaba mal de la aplicación de fútbol y qué podía ser corregido.

"Son un poco más chicos de lo que imaginaba", contó y consideró que "son más parecidos a una joya que a un aparato de tecnología".

Este reloj inteligente se sumó a la tendencia de dispositivos vestibles que, desde 2013, los fabricantes de tecnología vienen instalando. Desde que Apple lanzó a la venta su reloj, ha vendido al menos 2,3 millones de unidades, según los pedidos de reserva que hicieron los usuarios antes de la salida a la venta en la tienda oficial.

En este tiempo, Apple tuvo que enfrentar algunos inconvenientes de funcionamiento para un grupo de usuarios: los tatuados. Muchos habían comprado el aparato pero el sensor que medía la frecuencia cardíaca no funcionaba. Apple reconoció el error: "El tipo de tinta, de dibujo o la saturación del mismo pueden dificultar la obtención de un pulso exacto".

Tras las primeras semanas de funcionamiento, el reloj cuenta en una tienda con 3.000 aplicaciones para descargar. Cualquiera puede desarrollarlas, pero, a diferencia de Android, deben tener cierta complejidad y no solamente dar la hora, advirtió la firma. (Producción: Juan Pablo De Marco).

Esperando el despegue de los relojes.


En 2014, se vendieron unos 960.000 relojes inteligentes en el mundo, según datos de la Asociación de Consumidores de Artículos Electrónicos de Estados Unidos, organizadora de la feria de tecnología más importante del mundo de Las Vegas.

Según publicó el diario ABC de España, el 18% de los estadounidenses comprarán un dispositivo de estas características en 2015, según otro estudio elaborado por Ipsos, una investigadora de mercado. Las empresas asiáticas que fabrican teléfonos inteligentes (LG, Samsung, Sony) han presentado en los dos últimos años nuevos dispositivos vestibles con funciones centradas en la salud y el deporte.

La irrupción de Apple en el mercado planea revolucionar este sector. En palabras de Fabián Inthamoussu: "Será un fenómeno revolucionario y creo que va a ser tremendamente exitoso", comentó. En el mercado uruguayo, Samsung comercializa el Gear 2 y el Gear Fit. En tanto, distribuidores locales de la empresa de la manzana consultados por El País todavía no saben cuándo llegará el equipo a Uruguay.

SABER MÁS

“Lo que más impacta es su infraestructura”


Inthamoussou  -Analista en Sistemas de la Facultad de Ingeniería y desarrollador de la empresa Genexus.

Tenía mucha curiosidad sobre cómo se manejaban y lo que más impacta es su infraestructura. Nos sirvió de experiencia para Genexus, ya que nos quedamos en contacto directo con Apple para futuras instancias que surjan”.

En cuanto al hardware, se destaca en el diseño. El reloj de Apple es más parecido a una joya que a un aparato de tecnología. Esa  es una diferencia con los aparatos de la competencia, que parecen más de plástico que este”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)