salud

Ameba come cerebros: ¿Cómo se contrae este peligroso mal?

Las circunstancias en las que se produce esta enfermedad son bastante específicas y hay formas simples de evitar la infección.

ameba
Foto: Pixabay

Recientemente se reportó la aparición nuevos casos de meningoencefalitis amebiana primaria, una rara enfermedad con un altísimo índice de mortalidad ocasionada por un protozoario conocido como la ‘ameba come cerebros’.

Los casos de esta ameba han despertado el interés y preocupación sobre esta enfermedad en todo el mundo, que se caracteriza por atacar directamente al sistema nervioso central, razón detrás de su curioso nombre.

Infección

El responsable de esta enfermedad es el ameboide ‘Naegleria fowleri’, microorganismo que puede encontrarse en la tierra húmeda y en las aguas dulces estancadas provenientes de lagunas, estanques, canales de riego e incluso piscinas.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la infección se produce cuando el agua contaminada con este agente patógeno ingresa al organismo, por lo general a través de las fosas nasales y el neuroepitelio olfatorio, ubicado en la parte superior de cada una de estas cavidades. Es por esta vía que la ameba llega al cerebro.

Es pertinente señalar que, hasta el momento, es la única vía conocida por la que la ‘N. fowleri’ llega al sistema nervioso central, ya que el contacto con la piel o la ingesta del agua donde el microbio se encuentra no significan un riesgo.

Una temperatura cálida del agua favorece el desarrollo de la ‘ameba come cerebros’, por lo que el verano es la estación en la que se produce la mayor parte de estos casos. La inmersión dentro de las aguas estancadas es generalmente la causa de la infección.

Lo desconcertante es que no todas las personas reaccionan igual a la interacción con este protozoario, pues la CDC ha documentado casos en los que algunas personas se infectaron en centros recreativos de donde la gran mayoría de la concurrencia salió sin problemas, lo que hace de esta enfermedad una poco común.

No obstante, esta clase de problemas no se registran en aguas saladas, pues la ‘Naegleria fowleri’ no prospera en este medio. Quienes quieran ser extremadamente cautelosos con respecto a la meningoencefalitis amebiana primaria, tienen en las playas un lugar seguro para bañarse.

Tratamiento y prevención

Por ahora esta enfermedad no tiene cura y en casi todos los casos suele ser fatal, siendo uno de los pocos tratamientos disponibles la miltefosina. Este agente es frecuentemente usuado para combatir las infecciones por protozoarios y su aplicación más común es por vía tópica y oral.

Una recomendación frecuente entre las autoridades sanitarias para evitar infectarse con la 'ameba come cerebros' es no sumergirse en el agua. Otra medida recomendada por el Centro de Control de Enfermedades de Taiwán es el uso de clips nasales para evitar el ingreso de agua a la nariz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)