TECNOLOGÍA

Adiós a Facebook

Cansados de los comentarios molestos y por falta de tiempo, muchos abandonan la red.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Facebook. Foto: Pixabay

"Con mucho cariño, a mis compañeros de izquierda y a mis amigos de derecha, les digo que me retiro de Facebook". Este fue el último posteo que publicó Mariana hace dos semanas en la red social, antes de cerrar su cuenta después de nueve años desde su creación.

"Fue súper difícil tomar la decisión, Facebook es parte de nuestras vidas. Pero estaba cansada de los comentarios de la gente", explica Mariana, quien también reconoce que "le pican los dedos por volver a meterse".

Ver fotos y enterarse de qué están haciendo sus amigos es lo que más echa de menos. "Algunos no me creían que me iba a salir y otros me decían que me iban a echar de menos. Yo usaba mucho Facebook, lo revisaba cuando me despertaba, antes de acostarme y cada vez que estaba aburrida. Pero por ahora, no pienso volver", agrega.

Tal como explica Mariana, cerrar la cuenta no es una decisión fácil.

"Esta red social ha tomado direcciones que antes no se pensaban. Pasó de ser un sitio web para conectarse entre universitarios a una plataforma para crear comunidades y conocer gente nueva. De a poco fue agarrando fuerza y se fue comiendo a otras formas de comunicación", dice Dominique Karahanian, psicóloga y académica de la Universidad Mayor (Chile).

"Hoy día podés ser miembro de grupos para buscar trabajo, encontrar perros perdidos, comunicarte con quien quieras y enterarte de eventos. Cuando salís, lo primero que se siente es una sensación de vacío", confiesa.

Las acciones recurrentes generan hábitos y si un día dejas de hacerlas, te sentís raro, explica Daniel Halpern, director de Tren Digital en la Universidad Católica. "Facebook se ha vuelto tan cotidiano que conectarse ya es un hábito. A través de la plataforma me organizo, saludo para los cumpleaños y reviso las noticias. Cuando dejas de hacerlo, te falta algo".

También se gana.

El temor a quedarse afuera y sentirse excluido socialmente es otro de los factores que hacen dudar a los usuarios que piensan en retirarse de la red social. Y unos cuantos no resisten y terminan volviendo.

Una de ellas es Patricia Pérez (45), quien en agosto cerró su cuenta y en febrero decidió volver a abrirla. "El año pasado encontré un nuevo trabajo y necesitaba mucha concentración para aprender cosas nuevas. Facebook es una distracción muy grande y yo no tenía tiempo ni ganas de meterme más información en el cerebro. Pensé, el que me quiere me llamará".

Durante esos meses dice que se sintió feliz y libre. "Muchas veces me sentía esclavizada, obligada a hacer comentarios en las fotos y a poner me gusta", recuerda Patricia, quien cuando cerró su cuenta, no lo hizo para siempre, por lo que su información quedó guardada. "Ahora volví principalmente por miedo a perder esas fotos valiosas que tengo ahí. Pero con otra actitud, ya no me meto tanto y no le doy tanta importancia".

Además de tiempo libre, según Karahanian, al desconectarse de la red social también se gana control. "En Facebook no podés tener un total manejo de lo que otros dicen de ti y hay que tener cuidado porque cuando postulas a un trabajo, no solo revisan tu currículo, sino también tus redes sociales".

Por último, en opinión de Halpern, Facebook no es el medio más sincero y efectivo de comunicarse. Quienes la cierran pueden apostar más por lo real y menos por lo virtual.

Pronostican pérdida masiva en 2017.

La red social de Mark Zuckerberg se ha expandido como una epidemia entre los individuos conectados del planeta. Sin embargo, a medida que Facebook infecta la población, ésta se vuelve cada vez más inmune a sus atractivos hasta el punto que la plataforma habrá perdido el 80% de sus usuarios en 2017, según un estudio realizado por dos estudiantes de doctorado de la Universidad de Princeton y publicado por La Vanguardia. Pronostican la muerte de la red social basándose en la curva de crecimiento de las enfermedades infecciosas. Para estudiar el comportamiento de la red social de Menlo Park, los autores han analizado el número de veces que los internautas buscan la palabra "Facebook" en Google. Los resultados, aportados por el servicio de Google Trends, demuestran que dichas búsquedas alcanzaron su punto máximo en diciembre de 2012 y desde entonces solo han bajado, según los estudiantes. Facebook ya habría tocado techo en EE.UU., Reino Unido, España y Alemania, al tiempo que buena parte de usuarios han preferido abandonarla en busca de alternativas de juegos online y otras redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)