opinión

Wanda al ataque en el mundo del fútbol

Lo que debería ser una sorpresa impactante, con Wanda Nara ya no lo es. Porque en un medio tan machista y potente como es el del fútbol, resultaría insólito que una señora como Wanda Nara sea la que negocie mano a mano con el súper técnico de torneos europeos, Diego Simeone, y el españolísimo Atlético de Madrid la contratación de su propio marido, el goleador del Internazionale de Milán, Mauro Icardi, pero con ella hasta resulta natural.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wanda Nara al sol

Lo que debería ser una sorpresa impactante, con Wanda Nara ya no lo es. Porque en un medio tan machista y potente como es el del fútbol, resultaría insólito que una señora como Wanda Nara sea la que negocie mano a mano con el súper técnico de torneos europeos, Diego Simeone, y el españolísimo Atlético de Madrid la contratación de su propio marido, el goleador del Internazionale de Milán, Mauro Icardi, pero con ella hasta resulta natural.

Porque en lugar de la experiencia de Guillermo Coppola, la fama de Paco Casal, el esmero de Jorge Czyterspiller, la muñeca de Gustavo Mascardi, Omar Sívori, Guillermo Marín, entre los representantes más populares y reconocidos por los seguidores del deporte de la pelota, la que se sienta a la mesa de negociaciones no es otra Wanda.

La rubia que se supo bautizar como la Primera Vedette Virgen, la archienemiga de Evangelina Anderson o la Reina del Twitter hoy aparece como la manager más efectiva del mercado europeo. Le guste a quien le guste, le pese a quien le pase, es así.

A partir de algunos desencuentros cuando se peleó con el representante de su exesposo, Maxi López, la rubia exmodelo y madre de cuatro niños decidió representar a su pareja porque sostenía que no veía en quienes peleaban los contratos de su esposo que solo se ocuparan que su cliente lograse las mejores ventajas de sus compromisos.

En aquel momento, Wanda insistía, que los representantes solo se esmeraban cuando veían que el porcentaje que se podían llevar fuese más ventajoso. En cambio, según la misma reflexión de la mayor de las Nara, si la que representaba al futbolista pertenecía a la familia del mismo, el dinero, las regalías y las ventajas quedaban todas en el mismo lugar: la familia.

El matrimonio con Maxi López voló en pedazos, nació el amor con Mauro Icardi y la misma Wanda aplicó el mismo criterio y empezó a manejar los destinos deportivos y comerciales de su esposo. Algo así como sacarse las polleras, la tanga y enfundarse los pantalones.

De ahí que alguien tan observador y pícaro como "el Cholo" Simeone del finalísimo Atlético de Madrid evaluó que para tratar de lograr los goles, la efectividad y la figura de Icardi, para tener chances de contratarlo, a la primera que había que llamar era Wanda Nara, y así ocurrió

¿Para qué más vueltas? Si ella es la que toma las decisiones en su casa y también en los negocios.

Con qué poco la dorada botinera logró tanto que sigue siendo cuestionado y sorpresivo por los logros de Icardi, pero mucho más impactante por lo de su mujer que a la hora de negociar es una leona que no deja de facturar y llevar agua para su molino. Incluso hasta reclamando la convocatoria de su marido a la Selección Argentina. Sea lo que sea, con Wanda siempre es más caro y jamás pasa desapercibido. De eso ni lo dudes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)