Sergio Loureiro

La vuelta de Lulo

"El flaco de arriba no me quiere". Sergio Loureiro, alias Lulo, está de vuelta de un montón de cosas, pero especialmente de la vida. Ha sido operado de dos tumores de colon, otro de próstata y de una complicación con una fístula a nivel de abdomen.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sergio "Lulo" Loureiro. Foto: Archivo

Resucitado gracias a los médicos ("en especial a mi hijo y a un hermano de la vida, el Dr. Daniel Luzeimer") y a no sabe qué otra fuerza de espíritu, el popular DJ vive un 2015 más agitado que nunca. Tiene un programa en FM Gente de Maldonado y también estará al frente de un espacio en FM del Molino de lunes a jueves a las 22:00. En TV, a la vez, tendrá un programa en Canal U.

Su nombre, como desde hace casi medio siglo es sinónimo de música.

Todo comenzó cuando era funcionario de Tambaco, una empresa de alquiler de equipos de amplificación y sonido. Él cargaba los voluminosos aparatos, pero de a poco, en las fiestas comenzó a pasar música.

Era también empleado bancario, pero fue destituido en la época durante la dictadura.

Le ganó al desempleo con más música y fiesta. Puso una disquería en sociedad con su colega Arthor Martin. Su nombre Lulos Discoteque marcó a una generación: pasó música en todos los boliches y clubes importantes de Montevideo y de Punta del Este.

En 1999 tanta noche le pasó factura. Comenzó a sentirse mal. Mal y mal. Le detectaron dos tumores de colon y fue operado con todo éxito en el año 2000. Seis horas de quirófano y meses de recuperación.

"Vos, yo y aquel señor tienen cáncer. Todos tenemos cáncer si lo despertamos con malos hábitos: en mi caso, el estrés, haber fumado y la mala alimentación", asegura ahora.

Volvió al ruedo. Se mudó a Maldonado. Siguió haciendo fiestas, boliches, radio y cada 24 de agosto, es una de las estrellas y hace su noche de autor en diferentes boliches y fiestas.

El año pasado el cuerpo le pasó una nueva factura. Lo operaron de la vesícula y lo que parecía sencillo se complicó con una fístula y un principio infeccioso.

Salió de nuevo. "Nací de nuevo. Lo que estoy viviendo se lo debo no sé a quién".

El futuro lo tiene más entusiasmado que nunca. Su programa radial en Maldonado tiene mucha llegada. Los sábados es plenamente musical y los domingos lo hacen más hablado, con entrevistas y anécdotas.

A la hora de hacer fiestas, Lulo es un DJ poco amigo de las computadoras y las sesiones programadas.

"A mí me gusta trabajar con disco y si es posible, con vinilo. Me gusta ir mirando cómo va sintiendo la gente la música". ¿Y la cumbia cheta? "Hoy es éxito y a los jóvenes le gusta. Yo también hago cumpleaños de 15 y no puedo dejar de pasar esa música".

El primer DJ que habló.

Lulo fue el primer DJ que en Uruguay tomó el micrófono para además de poner la música, ser el animador de la fiesta. “Tampoco hay que abusar del recurso”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)