Alannah Barreto

Vedette a la australiana

Oriunda de La Teja, Alannah Barreto tenía casi nueve años cuando en 2004 emigró a Australia. Pero más allá del tiempo transcurrido y la distancia que la separaba de Uruguay, la niña se llevó al otro lado del mundo la pasión por el candombe. Modelo, bailarina y vedette, integra la comparsa Yauguru en Sidney y confiesa que muere por desfilar en Las Llamadas. Aquí su historia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A esta uruguaya radicada en Sidney le corre candombe por las venas

—¿Cómo se despertó tu vocación por el Carnaval montevideano?

—Desde chica mi madre me llevaba a los tablados, desfiles, llamadas y ensayos, así que desde muy temprana edad me sentí fascinada por el escenario, nuestra cultura, raíces y la pasión de los artistas cuando actuaban o bailaban.

A los tres años ya empezaba a bailar candombe al compás de las comparsas. En Uruguay no tuve la oportunidad de bailar con ningún grupo, pero ese es mi sueño. Siempre también anhelé con bailar para un conjunto de revista, me fascina verlos en escena con la variedad de estilos que bailan. Además de candombe, también bailo danza contemporánea.

—Integrás desde hace siete años la Comparsa Yauguru en Sydney, ¿en qué consiste la actividad de esta agrupación?

—Por encima de todo, el objetivo de nuestra agrupación radica en mantener nuestras raíces vivas a 24.000 kilómetros de nuestro querido Uruguay y lo hacemos transmitiendo de generación en generación nuestra cultura afro uruguaya.

Tenemos una escuela de candombe para quien quiera aprender a tocar o a bailar y en ella no hay límite de edad para ingresar. Nuestros componentes no son solo uruguayos o descendientes de uruguayos, sino que también hay personas oriundas de Australia, Grecia, Nueva Zelanda, Chile, Argentina e incluso hay algunos de Islas de Mauricio.

Durante el correr de un año nuestra actividad varía y es común que hagamos shows beneficio para recaudar fondos. Por ejemplo, hace poco actuamos en una jornada para enviar dinero a Artigas por las inundaciones. También hacemos eventos privados como casamientos, cumpleaños, boliches, bailes y festivales multiculturales. Hemos sido varias veces representantes para la Embajada de Uruguay en Australia y desde el año pasado estamos trabajando muy fuerte para ir a representar a Sydney en las Llamadas 2017 que tienen lugar en Montevideo. Ojalá lo consigamos. Sería un sueño cumplido.

—Además de la comparsa, ¿cuáles son tus actividades en Australia?

—Trabajo como administrativa. Soy también aspirante a modelo y he hecho diferentes trabajos promocionales para varias compañías, también sesiones de fotos para diferentes fotógrafos en Sydney.

En Uruguay de chica protagonicé comerciales para televisión. Entreno mucho. El fitness es una parte muy importante en relación a la carrera que quiero seguir como modelo y bailarina y además utilizo el ejercicio como una vía de escape para el estrés de la vida cotidiana.

Los fines de semana, por lo general, hacemos shows con la comparsa y aparte trabajo en un reconocido boliche del centro de Sydney. También me gusta dedicar tiempo libre para disfrutar con mis amigas y mi familia. Siempre me hago un espacio para probar nuevas cosas y viajar alrededor de Australia.

—¿Sigues en contacto con Uruguay?, ¿conservas familiares?, ¿con qué frecuencia vuelves, si es que has podido retornar a tu país de origen?

—Sí, tengo contacto con mi familia que vive en Montevideo: mi abuela, mi madrina y su familia, amigos y amigas que he conocido a través de los años. Solo he tenido la oportunidad de volver una vez pero muero por regresar lo más pronto posible.

—¿Qué conocen y qué saben tus colegas y amigos australianos de Uruguay?

—¡Luis Suárez! Definitivamente conocen Uruguay por nuestro fútbol. Mis amigos y compañeros australianos se han enamorado de nuestra cultura por intermedio de lo que yo les cuento, les muestro y les transmito acerca de mi país. La mayoría de mis amigos no se pierden el show anual que hacemos con la comparsa, les encanta venir y se sienten siempre bienvenidos.

—¿Qué es lo que más extrañas de Uruguay?

—Sí, extraño mucho y en realidad extraño todo básicamente: las calles, la gente, la comida, la forma de vivir, el Carnaval... son mis raíces y es donde mi corazón está. Si Dios quiere, voy a ir en 2017, pero si se me presenta una oportunidad antes de esa fecha, iría encantada.

—¿Tienes amistad con otros uruguayos en Australia?

—Sí, con muchos. Hay una comunidad uruguaya que he conocido desde que me mudé a Australia a través de mi baile en la Comparsa.

—¿Mantienes algún tipo de "tradición" uruguaya? ¿Mate, asado...?

—Sí, mantengo todas las costumbres y tradiciones uruguayas. En casa tomamos mate y hacemos asados por lo menos una vez al mes. Por ejemplo, aún festejamos la Noche Buena y abrimos los regalos a las medianoche (en Australia lo hacen el 25 diciembre de mañana). También celebramos el Día Nacional del Candombe con un desfile de Llamadas por las calles del barrio. Los 29 comemos ñoquis y el 25 de agosto festejamos la Independencia uruguaya a lo grande.

—¿En qué crees que eres más uruguaya?

—En mi baile, me nace de adentro, lo hago con pasión y amor a mi país y a mi cultura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)