LA REVANCHA DEL BATERISTA

Tomi Narbondo: "Aprendí de mis errores"

Fue el conflicto más resonado en una banda de cumbia cheta. “Cometí un error y lo pagué caro”, tuiteó Tomi Narbondo el 5 de octubre de 2015. El baterista de Rombai fue apartado del grupo de Fer Vázquez y el vínculo con su amigo se quebró. Pero el tiempo pasó y cicatrizó las heridas de la ruptura.Semanas atrás, Tomi llamó a su exjefe para felicitarlo por el éxito y recibió a cambio la propuesta para sumarse a Dame 5, su nueva banda. Aunque hay cosas que no cambian: Tomi conserva una sinceridad brutal para hablar sobre sus sensaciones, y así lo demuestra en una nueva charla con Sábado Show. Polémico como siempre, el baterista va por la revancha.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tomi Narbondo en Enjoy Punta del Este. Foto: Manuel Ipar.

—Después de un año y medio de tu desvinculación de Rombai volvés a la música como baterista de Dame 5, otra banda creada por Fer Vázquez. ¿Estabas extrañando los escenarios?

—Yo disfrutaba mucho de la adrenalina de las giras y los shows. Me gustaba cuando el público nos pedía fotos porque significaba que hacíamos las cosas bien. Y yo en este último tiempo estaba con ganas de volver a estar en el medio y hacer algo concreto. Apareció la posibilidad de sumarme a Dame 5, que es la banda que está mejor posicionada, y me pareció una buena oportunidad. Además, habiendo tenido la experiencia en Rombai me parece que puedo disfrutar mucho más una segunda oportunidad como ésta porque aprendí de mis errores.

—¿Desde que te fuiste de Rombai no habías vuelto a acercarte a la un instrumento de percusión?

—No. Fue un tiempo que me tomé para mí para pensar a qué me quiero dedicar en el futuro.

—¿A cuál conclusión llegaste?

—La conclusión es que me gusta hacer fotos y el modelaje. Estoy con la agencia Valentino en Uruguay y reuniéndome con agencias en Argentina. Me divierte ser conocido y estar en el medio más allá de la música en particular.

—¿Cómo te llegó la propuesta de sumarte a Dame 5?

—Cuando salió el último tema de Rombai le escribí a Fer (Vázquez) para felicitarlo. Quedamos en juntarnos y a los pocos días me contó que estaban buscando baterista para Dame 5 y que le gustaría que fuera yo. Me puse contento porque está bueno que te tengan en cuenta, y era una propuesta interesante. Lo pensé durante tres semanas y al final me decidí a hacerlo.

—¿Conocías a los integrantes de Dame 5?

—No conocía a ninguno. A los pocos días de aceptar, me junté con ellos para conocerlos y de primera pegamos muy buena onda. Es un grupo muy unido y me recibieron muy bien. Hay hermandad en el grupo.

Tomi Narbondo volvió a la música. Foto: Manuel Ipar
Tomi Narbondo volvió a la música. Foto: Manuel Ipar

—¿Te reuniste con Fer Vázquez para resolver tu incorporación a la banda?

—No. Hablamos por teléfono porque era muy difícil coordinar. Después de sumarme a la banda fui a un asado en la casa. Ese día hablamos pero había más gente, no estábamos mano a mano.

—¿Nunca tuvieron aquella charla que había quedado pendiente después de tu desvinculación de Rombai?

—No. Hablamos muy esporádicamente pero nunca llegamos a tener un diálogo profundo. Quedamos en juntarnos en algún momento para terminar de aclarar todo, pero nosotros teníamos una relación muy cercana de amistad así que sabemos que está todo bien. Lo que pasó, pasó. Cada uno aprendió lo que tenía que aprender.

—¿Qué aprendiste vos?

—Yo aprendí a disfrutar más de todo sin buscar permanentemente qué hay que cambiar para mejorar. Ahora sé que lo más importante es enfocarme en aprovechar el momento. Se trata de ver más el vaso medio lleno.

—Fer Vázquez contó en el libro Márama & Rombai que chocaba con vos porque te querías quedar en las fiestas a las que iban a trabajar. ¿Era así?

—Cada uno tiene su punto de vista. Yo tal vez no entendí desde un principio qué era lo que él buscaba en Rombai. Hoy me doy cuenta de que él tenía una visión clara, que es la que está aplicando ahora.

—¿Ahora al convocarte nuevamente te hicieron alguno de estos planteos?

—No, son cosas que todavía no conversamos. Yo también trato de ponerme en su lugar para entender por qué vio esos errores que vio en mí. Cada uno sabe lo que hizo mal y lo que ya no tiene que hacer.

—¿Qué hizo mal él?

—Nos decía cosas que no cumplía. Por ejemplo, al principio la imagen de la banda iba a ser de todos los integrantes, pero después sin decirnos nada pasó a ser solamente "Fer y Cami (Rajchman)". Ahora puedo entender que es lo que servía, pero no es lo que nos decían a nosotros.

—¿Te molestaron sus dichos?

—No me enojé. Tiene el derecho de hablar, aunque yo no lo hubiera hecho. En su momento yo no salí a decir las cosas que se hacían mal en Rombai.

—La gente todavía se pregunta cuál fue aquel error que te dejó afuera de la banda.

—Fue un error de amigo y no como músico. Me divirtió todo lo que especuló la gente con eso. Eran cosas que no caían bien a los productores que pensaban que yo era una interferencia con lo que ellos buscaban. Pero todo sirve para aprender y yo trato de verlo por ese lado.

—¿Cómo viste la evolución de Rombai después de tu partida?

—Fue creciendo. En un momento no tenían claro hacia dónde apuntar. Después con la incorporación de Emilia (Mernes) la banda hizo un click y encontró su lugar en el mercado. Es una de las más populares de la región.

—¿Por qué estás viviendo en Argentina?

—Me puse de novio con una chica de allá, y estoy viviendo con ella. Además, hay más oportunidades para hacer las cosas que me interesan: actué para una serie de Disney Channel que se llama Once, y meterse ahí sirve muchísimo.

—¿Te adaptaste a vivir lejos de tu casa?

—Sí, pero cuando estoy más de un mes sin venir a Uruguay siento la necesidad de volver. Me gusta venir a ver a mi familia y mis amigos, y cuando vengo me miman un poco más.

—¿A tu novia le gusta que hayas vuelto a la música?

—Ella es muy compañera pero en un principio no le copaba la idea. Después entendió que es un trabajo y que me sirve para lo que yo busco.

—¿Se pone celosa?

—Sí, es entendible. Con el tiempo los celos van a ir disminuyendo.

—Se te ve muy activo en las redes, ¿cuánto tiempo dedicás a generar contenido para tu cuenta de Instagram?

—No le dedico mucho tiempo. Trato de subir alguna historia a Instagram para que la gente que me sigue sepa qué estoy haciendo. Además hago dos producciones de fotos por mes en locaciones de Argentina y voy subiendo tres o cuatro fotos por semana. Pero no vivo pendiente de eso.

—¿Y cuánto le dedicás a la producción personal?

—Bastante. Voy al gimnasio de lunes a viernes dos horas por día y trato de comer saludable. Soy bastante obsesivo con la comida.

¡Mirá el primer video de Tomi con Dame 5!

Si no puede ver el video haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)