sin disfraz

The Party Band versión civil: el lado B de la pachanga

Todos los vídeos que filmaron en los últimos dos se viralizaron. La parodia de La Majo y el Lolo Estoyanoff consiguió medio millón de reproducciones en 24 horas. Hace un par de semanas salieron con La Burundanga y explotó. Ellos están convencidos de que el futuro de The Party Band está en la televisión. Conozca la historia detrás de este fenómeno.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Su primer show data del 20 de diciembre de 2008. The Party Band solo hacía covers pero coparon el Pony Pisador de Ciudad Vieja imponiendo presencia. Derrochaban estilo e impronta: iban disfrazados de Kyoto (Marcelo López) y Roberto Casanova (Geremy Cajtak) y tiraban papelitos.

Se presentan como la banda más divertida del planeta desde el día uno y jamás decepcionan. La gente se descontrola en sus toques. Marcelo López (M.L) y Geremy Cajtak (G.C) se zarpan con gusto. Este dúo que canta Con la chota al hombro semidesnudo en el escenario es el mismo que maneja Mistura Producciones, empresa que agrupa seis bandas de distintos géneros y hace jingles publicitarios. 

El padre de Marcelo López era percusionista de Zitarrosa, y su madre le cuenta que con cuatro años pasaba hasta la madrugada escuchando las zapadas que se armaban en su casa con este icono de la música popular uruguaya. Él no lo recuerda.

Los padres de Geremy Cajtak tenían una banda de covers llamada Sociedad Anónima, cantaban desde Roxette hasta cumbia, y le dijeron que cuando se iban de gira le armaban una cuna en el estuche de un teclado.

Geremy hizo un taller de música a los 13 años que derivó en la creación de La Súper Banda y así empezó a foguearse en el escenario.

Marcelo López y Geremy Cajtak de civil. Foto: Daniel Machado.
Marcelo López y Geremy Cajtak de civil. Foto: Daniel Machado.

Marcelo arrancó la escuela de iniciación musical con ocho años. El primer instrumento que tocó fue el piano. Integró bandas de rock, pasó por La 424 con el Fata Delgado y ahí entendió que la música y el negocio iban muy bien de la mano. Hoy no tolera al artista que actúa solo por la comida.

A Marcelo se le antojó que quería dejar de tocar para otros en plena crisis del 2002 y creó So Mistura. Esta banda de música popular brasileña fue el puntapié de su carrera independiente y el inicio de Mistura Producciones.

Hace 14 años no existían las redes sociales, el éxito se basaba en el boca a boca. So Mistura era distinta al resto de las propuestas de axé: armaban coreografías, subían gente al escenario, los músicos se mezclaban con el público y, sobre todo, divertían.

Hoy Mistura Producciones maneja seis bandas: So Mistura, The Retros (oldies), Alem Da Fronteira (tributo al pop brasileño), La Rockola (rock), Slow Motion (lentos para ambientar eventos) y The Party Band. Tienen un proyecto de música judía en mente.

El 70% de los ingresos de la productora los genera "la banda más divertida del planeta" que factura por las actuaciones en vivo, por derechos de autor y por reproducciones en Youtube y Spotify.

***

El mismo staff de músicos integra todos los conjuntos. Hace 14 años que tocan juntos, y ya no ensayan. Cada uno se aprende la canción en su casa, se encuentran en el escenario y siempre suenan bien. "Le tenemos mucha fe a los músicos, son buenos. Eso vale oro", según Geremy.

El secreto fue encontrar una vuelta de tuerca a todas las bandas. Son formatos innovadores. Rompen el molde. En la de oldies, por ejemplo, tocan lookeados como de los 70.

—Hace ocho años surge The Party Band, ¿la meta era divertirse o hacer plata?

—M.L: The Party Band nunca tuvo una meta. Había gente que ya había contratado a So Mistura un par de veces y me decían, ¿no tenés una banda como esa pero divertida? Porque no da para volver a llevarla. Con Geremy empezamos con el concepto de los personajes. Los nombres y los trajes están desde el día uno. Queríamos que se instalaran. Es más, muy poca gente nos conoce por Marcelo y Geremy: nos dicen Roberto y Kyoto.

Buscaban generar una marca. Por eso durante mucho tiempo evitaron que les sacaran fotos sin el disfraz. O si alguien lograba capturarlos de civil y lo compartía en las redes sociales, lo borraban. Habían creado un halo de misterio que sumaba muchísimo. El comentario era, ¿quiénes son estos tipos? Eran transgresores, daban la imagen de locos sueltos y de vivir drogados. "Nadie se imaginaba que éramos gente seria", dice Geremy.

Siempre priorizaron a la banda y su concepto. Es más, jamás firmaron ninguno de sus videos. La primera vez que sus nombres aparecieron en los créditos fue con La Burundanga: Geremy figura como productor musical y realizador, y Marcelo como responsable de la letra, música y guión.

La banda explotó de golpe, no lo controlaron. "Cuando quisimos acordar éramos famosos y no lo sabíamos".

El principal hit de The Party Band surgió de una frase que les escupió una chica que venía de un viaje de egresados: "Si nos organizamos cogemos todos", les gritó entre la multitud del boliche. Marcelo escuchó e improvisó la música desde el escenario.

—M.L: Una vez nos encontramos con la mina y nos dijo, bo, yo fui la que les grité si nos organizamos. Gracias amiga, dame tu dirección que te mandamos un cheque en blanco y ponés la cifra.

La repercusión fue impresionante. Tocaron en todas las fiestas y boliches desde Montevideo a Bella Unión. Se fueron de gira por Chile, Perú, Bolivia y Paraguay. El mapa de Youtube marcó reproducciones incluso en África. La Real Sociedad usó esta canción como cábala gracias a que el Chori Castro jugaba allí y es amigo de ellos.

—M.L: Pedíamos cada vez más plata y nos la daban. No lo podíamos creer.

—G.C: Hubo un in crescendo en el speach incluso antes de Si nos organizamos... Nos dábamos cuenta de que cuanto más nos zarpábamos y nos metíamos con la gente, más piraban. Dijimos, ta, esto funciona. La gente quería eso.

***

No les gusta encasillarse. Son una banda de música pero últimamente ganaron popularidad por agarrar la noticia de turno y parodiarla en vídeos. La primera vez que usaron este formato fue con El baño de Santa Teresa (2014). The Party Band estaba desaparecida, armaron una movida estratégica y volvieron con esta canción que Marcelo escribió en cinco minutos cuando la noticia perdía fuerza, y fue la frutilla de la torta. Explotó y trascendió a los fans.

La canción de la Majo y el Lolo se filmó en cuatro horas. Y el primer día alcanzó medio millón de reproducciones entre Facebook y Youtube. "Lo vio todo Uruguay. A Robert Moré -que hace al Lolo Estoyanoff- lo paraban por la calle", cuenta Geremy. Fue un éxito y ellos dicen Moré es el quinto Beatle. 

Si no puede ver el video, haga click aquí

La Burundaga también se compuso en cinco minutos. La grabación llevó una semana porque reclutaron muchos famosos y eso ayudó a que se viralizara con rapidez. Lleva más de 300 mil visitas sin contabilizar el Whatsapp.

Les hubiera gustado hacer la parodia de la señora de Oca, pero no llegaron. El bombardeo de noticias y lo efímera que se vuelve la información no les permite sacar un vídeo tras otro. Igual tampoco es su intención.

—M.L: No tenemos prejuicio con nada, hacemos lo que nos nace y tenemos ganas. Sin ponernos místicos, hacemos lo que nos fluye y no siempre tiene que ver con la plata o el éxito.

La inquietud constante los motivó a filmar dos capítulos de The Party Band TV. Les llevó meses, aprendieron muchísimo de realización audiovisual, pero no hubo rédito económico. Quisieron dar un paso más. Ahora están evaluando las ofertas televisivas que recibieron. No pueden dar más detalles, pero aseguran que el futuro de The Party Band está en la pantalla chica: "tenemos cosas para decir y mostrar".

***

A The Party Band le pasan cosas raras y divertidas. En Bolivia tocaron Si nos organizamos... en un programa infantil y en un canal católico. Llegaron con resaca y pidieron por favor para no tocar, pero la ovación pudo más.

En Perú armaron un meet and greet vestidos como sus personajes y recibieron mucho alcohol, un pisco de cerámica con forma fálica y un libro escrito por un fanático.

Una cadena de restaurantes mexicana escuchó Con la chota al hombro, otros de sus éxitos y los llamó para pedirles que adapten la letra y armen un jingle. Si dan con la cifra, lo harán.

La primera vez que abandonaron a Kyoto y Roberto Casanova en un vídeo fue para vestirse de barrabravas de Peñarol y parodiar La vida entera, canción que Jorge Drexler compuso para la inauguración del Campeón del Siglo. El ganador del Oscar compartió en las redes sociales y puso: "en versión mejorada y adaptada por The Party Band". Los músicos les contaron que Drexler temía equivocarse cuando la tocó en vivo de tanto repetir la canción trucha en los ensayos.

Vanesa Britos les escribió a su página, pero Majo y el Lolo nunca se comunicaron. Una noche coincidieron en un toque en Azabache y ellos cancelaron el show pero no dijeron cuál era la razón. "No podemos asumir que estén enojados".

The Party Band usó la melodía de Cuando juega Uruguay para una parodia de Divas TV, Jaime Roos se enteró y amenazó con demandarlos.

"Hay gente que se enoja pero nunca hay maldad. Tratamos de hacer humor", dice Marcelo.

El Pñe y Diego, dos de los tantos famosos que participaron de
El Pñe y Diego, dos de los tantos famosos que participaron de "La Burundanga". 

Fernando Cabrera, Pepe Canedo, Lea Ben Sasson y Jorge Drexler son fanáticos de la banda. Hace unos días se cruzaron con Jorge Nasser y les comentó que se mató de risa con La Burundanga. Para ellos fue un mimo.

***

The Party Band es un fenómeno extraño. Llevan ocho años en el circuito musical, tocan todas las noches, la gente sabe sus letras y las canta, pero no tienen un tema de cabecera que suene en el boliche

¿La razón? No piensan en lo que está de moda para hacer canciones. La Burundanga es una mezcla de cuarteto y merengue. "No nos subimos a la ola de la cumbia cheta para hacer temitas iguales a las 150 bandas que copian a Márama y Rombai", dice Geremy.

Fer Vázquez les parece un "pendejo crac". Se prestó para participar del clip de La Burundanga y dicen que tuvo la mejor onda. No discuten el talento de Agustín Casanova, cantante de Márama, pero "el que lo puso ahí fue Fer Vázquez". Como productores pueden dar fe que hacer un hit es lo más difícil y el líder de Rombai compone uno atrás del otro.

—M.L: Nos frustra muchísimo la gente envidiosa. Nosotros fluímos, hacemos, no pensamos. Nos va bien y cuando eso pasa no tenés tiempo de putear al otro, ni de mirar al costado, ser mala leche o preocuparte por el otro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)