LA GUITARRITA ESTRENA NUEVO CICLO

Sueño cumplido

Rafa Cotelo conduce estas ocho historias de Sueños compartidos y asegura que “requiere tres veces más laburo que cualquiera de los ciclos anteriores (Por la Camiseta o Mochileros)”. Se estrenó ayer e irá todos los viernes al término de Subrayado.

Rafa viajó a Bariloche junto a sus hijas para cumplir el primer sueño.
Rafa viajó a Bariloche junto a sus hijas para cumplir el primer sueño.

Varios comunicadores de Canal 10 empezaron a mover sus redes sociales cinco meses atrás con el fin de contribuir con la causa de la nueva producción de La Guitarrita. Claudia Fernández, Alberto Sonsol, Diego González y Rafa Cotelo convocaron a sus seguidores de Twitter para que enviaran un video y contaran cuál era el sueño de un ser querido al que quisieran sorprender.

Recolectaron un montón de historias increíbles y seleccionaron ocho que ya están grabadas y saldrán al aire todos los viernes al término de Subrayado en los dos meses siguientes.

Sueños compartidos plantea conocer la historia a través de varias perspectivas. Los personajes secundarios ofrecen su testimonio y aportan datos acerca de la persona a quien se le hará realidad su sueño. Participa quien tuvo la iniciativa, pero también otros familiares y amigos del destinatario de la sorpresa.

Una de las formas de acceder al protagonista es a través de cámaras ocultas, ya que todo se planea detrás suyo con el fin de impactarlo. El desenlace del programa sucede cuando se cumple el sueño.

Ayer salió al aire la primera historia. Andrés se comunicó con La Guitarrita y pidió cumplir el sueño de su madre: conocer la nieve. Susana, de 73 años, crió sola a su hijo Andrés con mucho sacrificio. "Vivían en una piecita y pasaban muchas necesidades. Veía la nieve en las películas y piraba. Sabía que alguien había ido a la nieve y se moría por saber cómo era la textura, el color", cuenta Rafa Cotelo.

Para Susana era una utopía porque no estaban dadas las condiciones económicas, pero además, jamás hubiera permitido que su hijo le diera ese gusto.

Para cumplir ese sueño Rafa viajó a Bariloche junto a la producción y a sus dos hijas mayores (Clarita y Ema). Y llevaron engañada a Susana.

"Es conmovedor y removedor", dice sobre Sueños compartidos. "Hay mucho en juego a nivel emocional. Tenés que mantener cierta actitud para llevar adelante el programa, y a la vez le estás cumpliendo el sueño a alguien. Están sus seres queridos pendientes, y todo se tiene que mantener en secreto porque sin sorpresa se arruina el programa".

El próximo viernes se conocerá la historia de Vladimir y Cholita. Ellos son hermanos y estudiaron piano en Fray Bentos con los instrumentos que su madre les construyó. Él fue muy reconocido y viajó por el mundo como concertista. Cholita, de 70 años, no pudo desarrollarse en la música porque debió mantener a su familia, pero muchos decían que era mejor que Vladimir. El sueño de ella era tocar a cuatro manos con su hermano en el Teatro Solís. "La trajimos a Montevideo de sorpresa y mientras ellos tocaban, en la pantalla gigante del Solís bailaba una pareja, y era la hija de Cholita que vive en Francia. Fue hermoso", dice Rafa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)