MIRADAS

Show del embarazo y la victimización

La columna de Luis Ventura

Una vez más, la culpa siempre es de los periodistas y de los que ejercen el sacerdocio de informar con la verdad a su público y seguidores. Eso es lo que dicen y muchas coinciden entre ellas con algunas mujeres famosas o cierto grado de popularidad que han convertido el proceso de maternidad en un verdadero show que, por supuesto, facturan y comercializan con beneficios propios. ¡Se la iban a perder!

Y la referencia está hecha en las formas y maneras con que Eugenia "La China" Suárez y Luciana Salazar, por dar algún nombre, fueron presentando sus embarazos. Pero tampoco hay que olvidar los intentos de Flavio Mendoza que, por ahora, no logró su meta de buscar su objetivo de un embarazo subrrogado, o el anuncio que Marley realizó a través de las redes sociales.

En el caso de "La China" Suárez, ella se cansó de rechazar versiones que la daban embarazada o en la búsqueda de hermanitos para su hijita Rufina o los tres herederos que tiene su novio Benjamín Vicuña con Carolina "Pampita" Ardohaín.

Tanto uno como otro eludieron las respuestas de versiones que ellos solapadamente hicieron rodar para enmarcar la presentación teatral y estreno que el actor chileno interpretando a la ex Primera Dama argentina Eva Duarte de Perón, en versión travestida, en las que ambos sabían que era un atractivo especial para la prensa que en lugar de preguntar por la obra irían a confirmar el embarazo que siguió siendo sugerido y nunca asumido.

Pero luego la propia Suárez subió por apenas unos segundos una foto con muchas manitos niñas posadas sobre su vientre en su red social, y así abrió más misterio y suspenso en lo que logró el repudio de algunos que generaron una polémica con Vicuña que salió a defenderla en una postura definitivamente victimizadora. La pregunta es: ¿quiénes son los que generan esas situaciones violentas y extremas sino ellos mismos?

Por qué el histeriqueo permanente con los medios en lugar de la respuesta inmediata y noble de contar la realidad de una sola vez en lugar de la especulación de negociar y promocionar una tapa de revista como hizo Luciana Salazar jugando con la devolución de los medios que rugieron por la manera con que lo comunicó con una sola revista dejando a todos los demás afuera, y negociando con programas de televisión que le ofrecieran algunas ventajas comerciales.

Si las cosas son así, después que no haya quejas de quienes hoy se hacen los misteriosos para sacarle ventajas y luego se asombran porque los castigan desde lugares que hasta resultan lógicos. Por lo menos, así lo veo yo… hubiese dicho un viejo amigo mío.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)