DE LAS CALLES AL TRONO

Rey Arturo

Cuando el padre de Arturo es asesinado, Vortigern (Jude Law), tío del huérfano, se apodera de la corona. Arturo, a quien le fue robado el derecho de nacimiento y no tiene idea de quién es, crece a los golpes en los callejones de la ciudad.Pero una vez que saque la espada de la piedra, su vida se dará vuelta por completo y deberá reconocer su verdadero legado... le guste o no. Eso es lo que cuenta El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada, nueva versión del mito de Excalibur que, con dirección de Guy Ritchie, se estrena en Uruguay el próximo jueves. El inglés Charlie Hunnan, conocido por la serie Sons of Anarchy, es quien encarna al nuevo Rey Arturo y de eso habla en la siguiente entrevista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rey Arturo

-Usted contó sobre cómo peleó por este papel, porque no estaba en el primer lugar de la lista del director Guy Ritchie.

- ¡No creo que estuviera ni siquiera en medio de su lista! [Risas] El tipo dijo que no quería verme. Pensé "esperá, ¡¿él ni siquiera va a hacerme una audición?! ¡Al diablo con eso! Eso es escandaloso". Conocíamos a las mismas personas y antes de que esta película llegara, seguía escuchando de amigos que Guy y yo debíamos trabajar juntos. Así que tuve en mi mente esa construcción de que Guy y yo ya éramos amigos. Yo quería que al menos tomara una taza de té conmigo. Finalmente, me invitó a leer para él y luego a leer de nuevo con algunos otros actores. Una semana más tarde recibí la llamada de Guy que dijo: "Muy bien, tenés el papel". Yo estaba sorprendido y muy contento.

-Usted ha hecho grandes películas antes que ésta, pero Rey Arturo lo lleva a un nuevo nivel.

-Sí, pero trato de no sentirme intimidado por eso. En última instancia, apenas tenés que empujar eso a un lado y centrarte en la historia. Trabajé tan cerca como pude con Guy y me enfoqué en divertirme. Él vio que yo podría ser un poco demasiado exigente o demasiado duro conmigo mismo, por lo que su único imperativo fue que los dos nos divirtiéramos todos los días y disfrutáramos de lo que estábamos haciendo. Confiaba en que si disfrutábamos del proceso, se podía crear algo que sería agradable para la audiencia. Esa fue una directiva encantadora y realmente me ayudó a relajarme. Hay algo muy estable y seguro sobre Guy y su proceso. Así que seguí su ejemplo.

-¿Es cierto que Guy tiene un remolque y que todos acamparon en el lugar del rodaje?

-Sí, tiene un remolque especialmente acogedor. Es muy difícil sacarlo de allí una vez que tiene el fuego prendido y algunos huevos cocinando en la estufa. Guy crea esta dinámica donde quiera que vaya. El camping era maravilloso. Siempre había soñado con lo que sería vivir en torno a un set de película y no ser sacado de él. Ésta fue esa experiencia por un breve período. Estuvimos en Gales durante tres semanas, pero todos vivíamos juntos en estas pequeñas caravanas junto a un lago. Algunos de nosotros nos zambullíamos en el lago helado todas las mañanas, a las 6, a lo que amablemente Guy se refiere como la inmersión de la muerte. Él salía de la cabaña y empezaba a hablar de la filmación del día, desayunábamos juntos y caminábamos desde nuestro trailer hasta el set. Antes de lo que imaginábamos, estábamos en el lugar haciendo lo nuestro. Fue una manera encantadora de hacer una película.

La película se estrena el próximo miércoles en salas uruguayas.
La película se estrena el próximo miércoles en salas uruguayas.

-¿Qué clase de entrenamiento tuvo que hacer para el papel?

-Durante los seis meses de filmación, mi tamaño fluctuó un poco, pero en realidad llegué a ser el más grande de la película. Tuve que ir al gimnasio, levantar pesas, comer mucho y mucho alimento, en particular proteínas, y repetir el proceso hasta que mis músculos fueron grandes y se hincharon. Pero me divertí con el proceso. Lo mezclé, hice un poco de boxeo y, obviamente, fue muy activo el aprendizaje de lucha con espadas y acrobacias. Para mí, el aspecto menos interesante del ejercicio es el efecto físico. Lo realmente emocionante es el aspecto mental, psicológico y emocional del ejercicio. Se experimenta una diferencia significativa en cómo te sentís en tu vida cotidiana cuando dejás de trabajar.

-¿Tiene alguna escena favorita en esta película?

-Siempre me encanta reírme con mis compañeros: Djimon Hounsou, (Sir Bedivere), Kingsley Ben-Adir (Wetstick), Neil Maskell (Back Lack), y Aidan Gillen (Goosefat Bill), con quien había trabajado hace años en Queer as Folk.

-¿Cuál era su relación con la historia del Rey Arturo?

-Lo que realmente nos interesó a Guy y a mí, que es inherente a la leyenda arturiana, es la idea de que los desafíos que enfrentamos solo adquieren peso por nuestros temores. Fue emocionante para ambos en el viaje de Arturo el concepto de que él debía conquistar sus miedos más íntimos para construir la autocreencia que le permitiera vencer cualquier desafío externo. Ese es el viaje básico que Arturo emprende en esta película. Es el viaje del héroe clásico. Recibís este llamado al deber, al cual resistís debido al miedo. A continuación, pasás por varias pruebas para superar esos temores, y construís la confianza y la habilidad para poder conquistar al dragón al final del viaje. Soy un gran admirador de El héroe con mil caras, de Joseph Campbell, que es básicamente el cuento popular con las siete u ocho historias que seguimos diciéndonos para dar sentido a la condición humana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)