EL ASISTENTE DE LAS CAZAFANTASMAS

Recepcionista

Es muy difícil imaginar a Chris Hemsworth -un actor muy alto, conocido por interpretar a Thor, el Dios del Trueno - sentado detrás de un escritorio, siendo el recepcionista que deriva todas las llamadas sobre al avistamiento de fantasmas.Pero en la nueva versión de Cazafantasmas, la estrella australiana tiene que hacer eso, lo que lo ha hecho desviarse bastante de su zona de confort para interpretar a Kevin, un hombre desventurado, pero dulce y sencillo, que sabe cómo encantar y a la vez confundir a sus jefas, interpretadas por Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon y Leslie Jones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chris Hemsworth

"Es un perrito tonto y de gran tamaño", explica riendo Chris Hemsworth sobre su personaje, "rebosante de entusiasmo, pero completamente ingenuo y observable desde un ángulo que el resto no podría compartir. Esto generó una gran dinámica con las chicas y su propia manera de ver el mundo".

Sin embargo, estos desequilibrios han formado siempre parte del estilo de Hemsworth. Originario de Melbourne, de joven probó suerte con la actuación porque sus hermanos Luke y Liam ya formaban parte de la comunidad de actores. Tras obtener un papel en la telenovela Home and away (una escuela y un centro para el destape de actores como Heath Ledger, Naomi Watts y Guy Pearce), aprendió rápidamente a navegar una considerable cantidad de tramas inverosímiles y salir por la otra boca del túnel con una confianza y una amplitud de miras que no harían sino beneficiarlo más tarde.

Fue así como decidió ponerse a prueba en Hollywood. Al poco tiempo se encontró trabajando junto a J.J. Abrams (en Star Trek) y Joss Whedon (en La cabaña en el bosque) quienes, como todos saben, convencieron al director Kenneth Branagh para que se atreviera a imaginarlo como Thor, tras rechazarlo en algunos castings previos. Una vez elegido, el resto se convirtió en historia.

Cuando probó suerte con la actuación, sus hermanos ya eran parte de ese mundo.
Cuando probó suerte con la actuación, sus hermanos ya eran parte de ese mundo.

Con entradas en taquilla que, sumadas, han generado más de cuatro billones de dólares gracias a todas sus apariciones en el Universo Cinematográfico de Marvel, el éxito de Hemsworth le permite tentar al azar desempeñando papeles que poco o nada tienen que ver con blandir el martillo de los dioses. Tras haber demostrado su vasto talento y carisma como actor principal en films como Rush o En el fondo del mar, está listo para desplegar aún más en la comedia de acción Cazafantasmas.

Otra historia


En esta nueva era, el director Paul Feig y la guionista Katie Dippold imaginan un equipo de amigas que se han unido para formar una organización de Cazafantasmas cuando la ciudad ha comenzado a experimentar una creciente cantidad de actividades paranormales.

Combinando el humor con sorprendentes escenas de acción, Feig promete referencias a las películas originales (desde el logo hasta el vehículo Ecto-1), unos cuantos cameos y quizás un fantasma favorito o dos. Mencionemos también unas cuantas peleas épicas, una cierta cantidad de dispositivos novedosos y una buena cantidad de escalofriantes fantasmas, y queda claro que Cazafantasmas generará un atractivo de culto para una nueva generación.

Kevin atiende el teléfono y cree que los pedidos de auxilio son bromas.
Kevin atiende el teléfono y cree que los pedidos de auxilio son bromas.

"A lo largo de casi toda la película, mi personaje no tiene ni idea de lo que debe hacer en ese puesto", comenta Hemsworth, "y cuando contesta el teléfono, no sabe por qué la gente no para de mencionar a los fantasmas, así que corta la conversación una y otra vez. Pero luego lo entiende: ¡Qué maravilla! Éste es su trabajo, excelente, voy a ayudarles".

"Llega Kevin y puede que sea nuestra única posibilidad de que alguien nos ayude con las cosas pesadas y brinde alguna clase de apoyo", dice riendo McCarthy, quien encarna a la auténtica creyente Abby Yates. "Resulta que no tiene ni las más mínima idea de nada, no sabe aplicar su sentido común a una situación, sobre todo por la manera cómo Chris lo interpreta. A pesar de que debimos haberlo despedido el primer día, de alguna forma logra ganarnos, paso a paso, y terminamos queriéndolo mucho, aunque no existe una sola buena razón para ello. Es tan dulce, pero a la vez tremendamente inexperto, por ello resulta tan sorprendente que pueda pasar la prueba del primer día de trabajo. Al final todo ocupa su lugar en esta mezcla y, así, caemos en la cuenta de que ha valido la pena sumarlo".

Aunque inicialmente a Hemsworth le preocupaba que su personaje pudiera exhibir una simpleza extrema, pronto cayó en la cuenta de que Feig tenía otros planes para la personalidad de Kevin. "En el guión, mi personaje no destacaba", rememora Hemsworth, "pero Paul me pidió que no me preocupara, que lo mejor estaba por llegar y que todo cambiaría extraordinariamente. Una vez en el set me di cuenta rápidamente de que él no haría sino gritar unas cuantas frases y aportar una que otra sugerencia para cada escena. Y a lo largo de las tomas todos nos dedicamos a improvisar y recibir sus ideas". "Fue una manera muy extraña y loca de trabajar", prosigue el actor, "pero a la vez creo que ha sido uno de los procesos más disfrutables de todos los que he experimentado, porque me permitió desarrollar al personaje orgánicamente, con gran sentimiento, sin leyes inamovibles y, lo más grandioso de todo, en forma impredecible".

Feig sabía que Hemsworth podía estar a la altura de algunas de las mujeres más graciosas de la comedia actual, sobre todo después de haberlo visto desempeñarse exitosamente en Saturday Night Live. Y las estrellas de Cazafantasmas se llevaron una sorpresa cuando el australiano logró improvisar todo durante la escena de la entrevista con el grupo, convirtiéndolas así en grandes fans de su versatilidad como actor.

"Es sumamente gracioso", exclama Wiig. "Es casi injusto", interrumpe McCarthy. "Es esencialmente perfecto. Me molesta muchísimo", reconoce McKinnon. "Ya averiguaremos todo sobre él", advierte Jones.

Más allá de las bromas, Hemsworth describe qué se siente trabajar con un elenco tan talentoso. "Desde la primera toma descubrí lo generosas que serían, retroalimentándome con frases, ideas y cosas. Hoy tengo un mejor concepto de la comedia, y pienso que quizás sea más dura que el drama o cualquier otro género, porque hay que sumergirse en el ambiente y conseguir que las ideas rebosen carisma e ingenio". "Yo sólo respondí a lo que me dieron", añade, "intentándolo todo para mantener el paso. No solo se cuidan, te alimentan con ideas, así que la meta consiste solamente en estar presente e intentar responder a lo que ofrecen, con Paul gritando sus sugerencias. Un auténtico trabajo en equipo".

No por ello debemos asumir que Cazafantasmas despliega un chiste tras otro sin ofrecer nada de acción; las habilidades de Hemsworth como Thor le han servido de mucho para las enormes escenas contra los espíritus. "Actualmente hay muchas películas taquilleras con un tono muy serio y un toque cómico en algún recoveco. Aquí tenemos una comedia montada sobre esa misma plataforma, aunada a los sofisticados efectos especiales de esas películas, algo que, en mi opinión, resulta sumamente emocionante".

Leslie Jones, Melissa McCarthy, Kristen Wiig y Kate McKinnon tras los fantasmas.
Leslie Jones, Melissa McCarthy, Kristen Wiig y Kate McKinnon tras los fantasmas.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)