MIRADAS

Raquel Mancini en el ojo de la tormenta

Una nueva columna de Luis Ventura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Raquel Mancini (Foto: archivo)

Toda una vida ha pasado por la humanidad maltrecha de Raquel Mancini que terminó prisionera de su premeditada condena de cadena perpetua a su propia belleza. Hoy como ayer volvió a quedar internada con diagnósticos encontrados, confusos y hasta sorpresivos que en realidad solo trataron de tapar el sol con las manos.

Porque la verdad es una sola y no son pocos los que ya la conocemos e identificamos cada vez que nos enteramos de estos incidentes.

Primero se habló de una internación por una cirugía estética por mala praxis. Después de un consumo desmedido de pastillas adelgazantes. También de distintos tipos de adicciones que Raquel se encarga con los días de desestimar y desmentir para difundir la historia que ella trata de dibujar muy lejos de su verdadera realidad.

Al mirar hacia atrás en el trabajo y en la vida de Raquel Mancini son más las desventuras, internaciones, desdichas y hechos desagradables, que las novedades saludables de una mujer que supo ser chica de tapa de tantas y tantas publicaciones que buscaron en su belleza el prototipo de la diosa rioplatense más hermosa de la región, durante años y años.

Pero ese lugar se logró a costa de qué… ¿Qué tuvo que entregar esta mujer que hoy dobló el codo de los 50 y qué debió sufrir Raquel para conquistar y mantener ese tortuoso trono del espejo y los flashes?

Si raspamos un poco en su ficha comprobaremos que Mancini no dejó de falsear la realidad. La que le contaba a su familia que jamás logró frenar sus tragedias cotidianas y personales. Su novio la engañaba con otra, su pareja la dejó sin casa, decenas de internaciones con diagnósticos inexplicables y que fueron enmascarando una sola verdad: Raquel no está bien y alguien se debería hacer cargo de ella, aunque luego salgan a dibujarla con la mejor buena voluntad.

Ella pide ayuda a gritos aunque no lo asuma, y algún familiar o amigo debería asumir su cuidado y su atención con aquella eterna chica de tapa para que de una vez por todas encuentre la manera de salir de este infierno de adicciones al espejo y preservar una imagen que no refleja lo que realmente ocurre en la vida y la humanidad de una mujer que por todo el camino recorrido debería estar mejor plantada ante la vida. El camino y el destino de Raquel están proponiendo un toque de atención.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)