MIRADAS

Premios Iris, un galardón para celebrar

La columna de Luis Ventura sobre los Premios Iris.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Ventura

Cómo lamenté no haber estado en la última entrega de los Premios Iris! La fiesta inolvidable. Horas después pude ver el video del evento que se realizó en el Radisson Montevideo Victoria Plaza y logré comprobar el crecimiento que ha tenido esta entrega de galardones y distinciones para los contenidos y trabajadores de la radio y la televisión uruguayas. A último momento me surgió un imponderable que me hizo quedar con las ganas de vivirlo, analizarlo disfrutarlo presencialmente, pero no por eso quiero dejar pasar esta oportunidad de felicitar a organizadores y protagonistas por el mayúsculo encuentro que llevaron a cabo con ánimo de gran gala.

Premiar la excelencia del trabajo, los productos y las historias particulares de quienes forman parte de la industria de las comunicaciones nos permite tomar conciencia de lo realizado a lo largo de todo un año de labor y esfuerzos, pero también de encontrarnos con nuestros colegas para compartir en una buena cena, saludarnos en un brindis, competir con los colegas y hasta mostrar las mejores imágenes de nuestras propias versiones.

Por eso "La Noche de los Iris" se ha convertido en la gran cita de los medios en la que no solo se muestran los vestuarios elegantes, modelos que marcan tendencias y hasta las más extravagantes elecciones como elementos componedores de una velada ineludible en la que se ha convertido el ya impuesta premio uruguayo que otorgan el diario El País y la revista Sábado Show..

Porque los Iris como los Oscar en Estados Unidos ó los Martín Fierro en la Argentina, y lo digo con conocimiento de causa como presidente de la Aptra argentina, ya se han transformado en un clásico de quienes integramos esa gigantesca industria de las comunicaciones. Entonces nos damos el gusto, amén de todos los premiados de rubros, hacerle la gran entrega del Iris de Platino a un gloriosa charrúa como es Natalia Oreiro, verdadera embajadora oriental en el mundo.

O también nos regocijamos con el Iris a la Trayectoria que se llevó el heroico Rubén Rada, ó el de Oro para Victoria Rodríguez que bien ganado estuvo además de todas las estatuillas que completaron a los ganadores de una temporada rica y fecunda de trabajos y productos.

Señoras y señores, los Premios Iris se han puesto los pantalones largos y los tacos agujas para instalarse en una de las galas más importantes del continente. No lo desaprovechemos y vayamos por más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)