IRIS A LA TRAYECTORIA

Un premio muy musical: Tocá che Negro Rada

Una de las sorpresas de la noche era conocer el destinatario del Iris a la Trayectoria, un premio que reconoce la carrera de quien lo recibe. Y vaya si había cosas para reconocerle a este hombre. “¡Es realmente una leyenda viva!”, como bien dijo Natalia Oreiro al presentar –aún sin nombrarlo- al acreedor de esta estatuilla.Ruben Rada obtuvo el Premio Iris a la Trayectoria, presentado por MAM, Mercado Agrícola de Montevideo. María Elisa Arean, directora de MAM y el director de redacción de El País, Martín Aguirre Regules subieron al escenario a entregar la distinción en lo que fue uno de los momentos más emotivos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ruben Rada

Luego de la introducción de Oreiro, un video repaso la trayectoria musical y vital de Rada. También había testimonios de quienes lo conocen bien, como sus también famosos tres hijos -Lucila, Julieta y Matías- y su esposa Patricia, quien dijo "Vos sabés que si va a una reunión el Negro, hay diversión".

Y la noche del domingo hubo diversión asegurada, sobre todo cuando Rada subió al escenario a recibir su reconocimiento, nada menos que 20 años después de haber ganando un Iris de Oro.

"Sin saber ningún idioma recorrí Alemania, Suiza, cualquier lado… hablaba en africano robando como loco. En Argentina, cantaba en inglés, pero robaba las letras", lanzó como primeras anécdotas de tantos años de carrera. "Tengo una alegría enorme de saber que aún, después de tantos años, estoy en el pelotón de los mejores artistas de América Latina", siguió, cosechando muchos aplausos y gritos mientras se lo veía muy emocionado. Se acordó de los músicos (Manolo Guardia, Hugo Fattoruso, Urbano Moraes) y de sus padres televisivos (Cacho de la Cruz y Alejandro Trotta).

"Quiero agradecer a El País, que me llamó para cantar una canción que se hizo himno en el Uruguay", dijo al recordar la tan conocida canción que identifica al matutino uruguayo, para enseguida entonar: "hoy puedo ver todo lo bueno que hay aquí y admirar las tradiciones que hacen grande a mi país…", "bueno, no canto más porque termino llorando", apuntó sobre un tema musical que ha hecho que muchos uruguayos repartidos por el mundo le digan: "Negro, escuché tu canción y me vuelvo. Yo les respondía: tranquilo, no te vuelvas. Si volvés, volvé con plata a Uruguay, no vengas pelado porque es difícil la cosa acá. Somos pocos y está bravo".

En la mesa que compartió con su esposa y sus hijas, además de Natalia Oreiro.
En la mesa que compartió con su esposa y sus hijas, además de Natalia Oreiro.

También tuvo palabras para su familia, que lo acompañó esa noche excepto Matías. "Y a todo el pueblo uruguayo, que sea como sea, algunas veces me quisieron y otras veces me odiaron porque venía cantando una cosa e hice otra. Les quiero decir algo: apareció la palabra World Music y me salvé, porque yo canto música del mundo, o sea robo de todo el mundo, de la mejor manera".

Entrevistado por otros medios luego de recibir el premio.
Entrevistado por otros medios luego de recibir el premio.

Antes de despedirse, entonó con todo el salón como coro: "siempre en los conciertos pasan cosas raras, tengo mucho miedo que venga la mala. Tocá che Negro Rada, tocá grita la hinchada…". Y ahora sí: "¡Hasta siempre!"

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)