EL GALÁN DEL AÑO

"Pico" Mónaco: "Yo estaba cerrado a lo mediático pero dejé el tenis y perdí el tabú"

El ex tenista y conductor de televisión argentino participó de actividades en Uruguay y habló sobre su incursión en los medios con Sábado Show. También se refirió a su relación con Pampita , al origen de su apodo '"Pico" y a su vínculo con la estética. "Nunca voy al peluquero", aseguró.

Pico Mónaco en Carrasco Lawn Tennis. Foto: Marcelo Bonjour
Pico Mónaco en Carrasco Lawn Tennis. Foto: Marcelo Bonjour

Luego de dar el último raquetazo, a Juan “Pico” Mónaco lo sedujeron las cámaras. Cambió las canchas de polvo de ladrillos por sets de televisión en los que los puntos que valen son los de rating. El giro ocurrió en mayo de este año, cuando anunció su retiro del tenis profesional y dejó atrás una prestigiosa trayectoria de 15 años. Enseguida le surgieron propuestas para debutar como conductor de ciclos de entretenimientos: hoy está al frente de Con amigos así (KZO) y Por una moneda (El Trece). Y si de logros se trata, el deportista también ostenta el título de ser el hombre que enamoró a la modelo Carolina “Pampita” Ardohain. En su paso por Uruguay, el ex tenista reflexiona sobre su pasaje del deporte a lo mediático y a la exposición.

—Viajaste a Montevideo para participar de actividades tenísticas, ¿de qué otras formas te vinculás al tenis hoy, después de tu retiro en mayo de este año?

—En este caso estoy contento de brindar una charla y una clínica de tenis en el Carrasco Lawn. Me ilusionan estas cosas y es lindo poder participar. Pero ahora el tenis lo disfruto solamente mirando los partidos por televisión y tomando una gaseosa.

—¿No jugás informalmente, con amigos?

—No, no volví a jugar. Solamente lo hice dos o tres veces desde que me retiré del tenis. Extraño la competencia, pero cuando recuerdo lo sacrificado que era entrenar y prepararse para los torneos me doy cuenta de que prefiero aprovechar otras cosas de la vida, por fuera del tenis que ocupó más de 20 años en mi cabeza.

—¿Ya no estabas disfrutando de tu profesión?

—Lo disfrutaba, pero también lo sufría porque la vida del tenista es muy sacrificada. Hay que entrenar mucho y tomar recaudos todo el tiempo para llegar a ser el mejor jugador posible. Es difícil llevar el día a día con profesionalismo. Yo lo di todo hasta que mi cuerpo no resistió más.

—¿Hubo un momento en el que decidiste dejar o los hechos te llevaron solos a esa resolución después de tu lesión en la muñeca?

—Yo me operé la mano a fines de 2015 y en ese momento pensé que no iba a poder jugar más al tenis. Sin embargo pude volver a jugar en febrero de 2016, pero sabiendo que quería seguir un año más y después retirarme. No sabía cómo iba a quedar de la muñeca pero finalmente anduve bien y pude jugar el año completo. Gané muchos partidos y le gané varios top 10. Me sentí realizado y a fines del año pasado la decisión ya estaba tomada. Lo venía madurando desde hacía mucho tiempo.

—Después surgió la posibilidad de hacer televisión. ¿Lo tenías pendiente o fue una oportunidad que apareció y la tomaste para probar?

—Apareció. Yo nunca me imaginé que me iba a retirar del tenis y en tan poco tiempo iba a tener dos programas de televisión como conductor. Era ilógico. Pero así es la vida. Uno tiene que buscar nuevos desafíos todo el tiempo. Cuando me propusieron hacer Con amigos así dije "¿por qué no?". Me jugué a hacerlo, y además tenía la posibilidad de hacerlo con amigos que conozco hace muchísimo tiempo como (Mariano) Zabaleta y "el Pollo" Álvarez. Me sentía contenido y no estaba solo por si no me salían las cosas, pero desde el principio todo fluyó muy bien. Después llegó la propuesta de El Trece para hacer Por una moneda. Si miro un año hacia atrás, lo que estoy viviendo hoy era impensado.

—¿Te gustaría avanzar en una carrera como conductor de televisión?

—Me gusta y me divierte el mundo de la televisión. Me voy nutriendo, es un desafío nuevo y aprendo todos los días. Voy creciendo poco a poco y todavía me falta muchísimo para considerarme un conductor de televisión. Hoy lo disfruto pero también es súper exigente. Tengo programas de lunes a sábados y no sé cuánto tiempo voy a aguantar descansando solamente los domingos. Tengo muchas propuestas y voy a ver cómo diagramo el año que viene.

—¿Te costó soltarte frente a cámaras? Siempre te caracterizó el bajo perfil...

—Es que antes yo no quería vincular mi carrera en el tenis con la parte mediática. Por eso muchas veces no iba a programas de televisión o no daba notas que no eran deportivas. Me invitaban a programas de televisión exitosos y no quería ir porque no tenía ganas de que me pregunten más allá de lo deportivo. Si había tenido relaciones mediáticas se sabía muy poco de mi parte. Yo estaba cerrado a eso, pero una vez que me retiré del tenis rompí ese tabú y mi vida se hizo más pública.

—¿Te incomodó pasar a tener tanta exposición en tu incursión en los medios?

—Son cosas a las que me tengo que adaptar, y trato de mantener mis valores y los pies sobre la tierra. Yo siempre intento mantener el perfil bajo pero se habla mucho de mí porque estoy muy expuesto por la televisión y también por mi relación.

—El cambio te implica trabajar todavía más con la imagen, ¿cuánta importancia le das a la estética?

—Al estar tan expuesto y poder ser influenciador o la cara de alguna marca, uno tiene que tener cierta exigencia y verse bien. Yo siempre fui así y traté de cuidar mi imagen y mi personalidad, pero no soy de estar preocupado por lo estético. No voy al peluquero ni a ningún lado de esos. La estética no es algo que vaya conmigo, pero hoy en día vende y yo me adapto al nuevo mundo. Es lo que me toca y lo tomo con naturalidad.

Pico Mónaco participí de una "clínica de tenis" en Carrasco Lawn.
Pico participó de dos actividades en el club Carrasco Lawn Tennis. Realizó una charla abierta comandada por Pablo Fabregat y protagonizó una clínica de tenis.

—¿Qué rol ocupó Pampita, tu pareja, en esa irrupción mediática?

—Ella es mi novia y también está muy expuesta. Es la mujer más bella de Argentina y una de las más famosas, así que cada cosa que hace también tiene su repercusión. Los dos sabemos que estamos muy expuestos. Hay un juego mediático, porque a cada lugar que vayamos siempre hay una cámara o un paparazzi atrás. Siempre se habla de nosotros, y a veces no nos queda otra que jugar ese juego. Además no podemos ser maleducados con la prensa porque nosotros también trabajamos en el medio. Es la vida que elegimos.

—Ella comentó en su programa Pampita Online que en su momento vos "le gustabas pero no le dabas bolilla". Contó que una noche coincidieron en un boliche y vos te llevaste a una chica que estaba al lado de ella. ¿Fue así?

—(Risas) Lo dijo al pasar. Contó que se había fijado en mí hacía un tiempo pero yo en aquel momento todavía pensaba que ella estaba en pareja. Nos habíamos visto un par de veces sin saludarnos en eventos sociales pero yo no compraba lo mediático y no sabía en qué momento estaba ella. Con el tiempo me dijo que en aquel entonces ella no estaba en pareja y que por medio de una amiga intentaba acercarse a mí. Las cosas se dieron cuando se tenían que dar.

—También dijo que "va a ser mamá de nuevo, seguro". ¿Vos cómo te ves como padre?

—Cualquier persona normal que tiene 33 años y no tiene hijos sueña con ser padre. Si las cosas van fluyendo y está todo bien, esos sueños van a llegar. Ojalá pueda cumplir su deseo.

—¿En un futuro próximo?

—Va a llegar.

—¿Te incomodaron las escenas fuertes que protagonizó en la película Desearás?

—No, para nada. Caro hizo un rol impresionante. Me pareció excelente la película.

—¿Cuándo surge el apodo "Pico"?

—Por mi viejo. Papá es "Pico" y yo soy "Piquito". Él nació sietemesino y le daban de comer por una sondita que tenía un piquito. Entonces cuando venían los amigos de mis abuelos a conocerlo, él estaba en una incubadora, así que preguntaban "¿cuál es tu hijo?" y le decían "el del piquito". Le quedó para toda la vida y yo lo heredé.

PICO MÓNACO

Carrera brillante sobre polvo de ladrillo

Se despidió del tenis profesional en mayo de 2017, con una trayectoria de 15 años en el circuito ATP. A lo largo de su carrera obtuvo nueve títulos y llegó a ocupar un lugar en el ranking entre los diez mejores del mundo. En total jugó 613 partidos, de los que ganó 342.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)