MIRADAS

Pampita, Nacho Viale y Mirtha Legrand con un amor muy veloz

Una nueva columna del periodista de espectáculos argentino, Luis Ventura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pampita

No tiene suerte Pampita en cuestiones del amor. Después de haber celebrado el inicio de su noviazgo con Nacho Viale, y luego que Mirtha Legrand lo diera a conocimiento como si fuera una bomba informativa, a solo 5 días del comienzo de todo, la propia Carolina Ardohaín comunicó desde su cuenta de twitter que el romance con el nieto de la diva había concluido. Fugaz como un chasquibúm.

Algo así como si fuera un café rápido, la promocionada historia de Pampita concluía en un amor "express". Y frente a un hecho tan inexplicable como real había que salir a explicarlo ¿Para qué tanta energía para enmarcar el romance que supo ser presentado en una armada operación paparazzi en New York?

Al final se fueron a producir la historia a tanta distancia cuando lo podrían haber armado en algún barrio de Lanús o La Matanza y lo hubieran hecho más a la criolla y barato. Sobre todo en estos tiempos de ajustes e inflación. Pero New York tiene glamour y ellos no merecían otra cosa para que la propia Mirtha se regodeara anunciando que los tendría en su mesa.

Pero mientras eso ocurría, Marcela Tinayre, la mamá de Nacho, que sabía quién era quién en esta historia, sabía que su hijo andaba con otra dama y que eso saldría a la luz en cualquier momento porque no aguantaría en estos tiempos de redes sociales. Por eso no le puso onda ni contención a sus declaraciones recientes sobre Pampita.

Y para Carolina ésa era la historia ideal después de tantos azotes sentimentales. Era una forma magnífica de entrar al árbol genealógico de la Reina Madre y quedarse con las tapas de las revistas para el resto de su vida y reírse de janeiro por un largo tiempo.

De un momento para otro, cuando nada hacía suponer que algún nubarrón podría cruzarse en esta etapa incipiente de la pareja, Pampita se comunicó de manera privada con Mirtha, su efímera abuela política, y le dijo que el noviazgo con su nieto había terminado ¡Esa sí que era la verdadera bomba!

La atribulada "Chiquita" no sabía que voz poner. Si la uno, la dos o la tres… Las palabras tampoco las encontraba y salió a retar luego a su nieto públicamente, aunque nadie le creyera el rigor: "Mi nieto es así… Muy mujeriego".

La verdad es que había, y nunca dejó de existir, otra mujer en la historia y venía del año pasado. Es más, pasó las fiestas con Nacho y sin embargo hicieron entrar a Pampita a una historia que la vuelve a golpear en el lugar que a ella más le duele, el corazón.

Así terminó el cuento de hadas que por diez minutos nos contaron para engordar la mesa de Mirtha, que anunció un amor un fin de semana y luego lo terminó una semana después con los puntos de rating que correspondieron. En la viña del Señor, el rating sigue siendo lo más importante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)