TOM HOLLAND

El nuevo y muy joven Hombre Araña

Emocionado después de su experiencia con Los Vengadores, Peter Parker regresa a casa, donde vive con su Tía May (Marisa Tomei), bajo el control de su nuevo mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.), alias Iron Man. Intenta volver a su rutina diaria, de un joven normal, pero también sueña con demostrarse a sí mismo que puede ser mucho más que simplemente un amigable vecino.Cuando un nuevo villano llamado Buitre (Michael Keaton) irrumpe, todo lo que Peter considera importante estará en peligro. Será hora de que el Hombre Araña se manifieste en todo su esplendor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tom Holland

De eso va Spider-Man: De regreso a casa, la nueva película de El Hombre Araña que se viene de estrenar y que tiene a Tom Holland en el rol del superhéroe. En la siguiente entrevista da detalles de la historia.

-¿Cómo fue tu primera experiencia con El Hombre Araña. ¿Fue a través de las historietas? ¿Fue con las películas?

-La primera vez que encontré a El Hombre Araña fue en las películas de Sam Raimi. Creo que era más pequeño, pues éstas salieron en 2002. O probablemente lo conocí por las caricaturas, historietas y cosas así, pues también tenía los juguetes. Así que cuando salió la película yo ya era su entusiasta fan. Creo que si le preguntás a cualquier niño de ocho o diez años cuál es su color favorito, te dirá que rojo o azul, eso se refleja en ellos. Además venden trajes de El Hombre Araña en todos lados. Siempre fui su admirador. En una época me gustaba Batman, pero siempre volví a ser fan de El Hombre Araña.

-¿Qué cualidad te gustó más del personaje cuando te tocó interpretarlo y deseabas asegurar que ese rasgo fuera destacado?

-Mi propósito principal era hacer algo que no se hubiera visto antes. Es difícil lograr un contenido original, así que profundicé en la investigación para encontrar cosas inéditas y únicas nunca antes mostradas en El Hombre Araña y especialmente en Peter Parker. Creo que hacerlo más joven fue una decisión inteligente por parte de Marvel pues es más identificable. No solo para los cinéfilos mayores, sino también para la siguiente generación, pues es agradable ver una película en la que alguien tan increíble como El Hombre Araña debe lidiar con las mismas experiencias que viven los jóvenes. Y también resulta atractivo para el público mayor, pues todos fueron a la escuela, así que son capaces de recordar.

-¿Qué tanto de esta película comenzó su desarrollo en Capitán América: Civil War?

-Creo que no tuvo relación. Creo que Marvel ni siquiera imaginó que le darían esta oportunidad. Y ésta es la razón por la que ellos pusieron todo en esta película. Cuando me integré a Civil War no supe sobre la historia de El Hombre Araña hasta unos seis meses antes de filmar la película. E incluso entonces era algo muy distinto de lo que hicimos nosotros.

-¿Qué te enseñó tu papel de El Hombre Araña en Civil War acerca del personaje?

-Gran parte del trabajo en Civil War se realizó hacia la dirección donde deseaban llevar a El Hombre Araña. Para mí lo más complejo fue interpretar sobre esa decisión. Era como un camino de tierra y traté de convertirlo en una autopista. Pero tuve mucha suerte pues conté con una buena orientación y un gran equipo de personas que me guiaron a lo largo del proceso. Así que nunca estuve solo, me siento agradecido por eso.

-Dejaron claro que no es una historia de origen. ¿Al interpretar esos momentos tenías la sensación de dónde provenían sus valores y su crianza?

En esta película, la picadura de la araña ya se produjo.
En esta película, la picadura de la araña ya se produjo.

-Cuando conocemos mi versión de Peter Parker y El Hombre Araña, de ningún modo es algo terminado. Tiene sus poderes y los disfruta, pero aún no sabe cómo usarlos. Y además le dieron un traje que realmente no entiende. Debe aprender a usar sus poderes para hacer el bien.

-Hablanos sobre el entrenamiento de EMS (Estimulación Muscular Eléctrica) que se preparó para que dieras vida a El Hombre Araña.

-En mi opinión, fue más un experimento que otra cosa. Mi amigo Bobby, que es un doble, tiene un gimnasio y me permitió usar las instalaciones. En la forma más cruda posible, básicamente es un acondicionamiento físico rápido. Definitivamente hice eso. Usé esto antes y después de las películas, y es increíble. Pero la práctica que me ayudó fue el boxeo pues con él logré un nivel físico para mantener cierta energía a lo largo del día, que a veces requería 15 o 16 horas de trabajo. El boxeo fue mi área de trabajo para el acondicionamiento físico.

-¿Cuál fue el reto físico más grande que afrontaste al interpretar el papel? Jon [Watts, el director] explicó que hiciste muchas escenas de acción tú mismo, pero colgar cabeza abajo en el hueco de un ascensor es algo para lo que no te prepara incluso ese tipo de entrenamiento.

-Ahí es cuando el acondicionamiento produce resultados. Los gimnastas tienen una fortaleza increíble, por eso cuando hacés una acrobacia y aterrizás sobre tu cabeza, tu cuerpo se comprime tanto que nada malo ocurre. Por eso me aseguré de tener la suficiente potencia y hacer muchas sentadillas cada día. Eso me permitió tener un buen equilibrio al trabajar con cables y cosas así, pero definitivamente las cosas no fueron fáciles. Fue sin duda una filmación muy difícil.

Holland hizo muchas de las escenas de acción y para eso se preparó especialmente.
Holland hizo muchas de las escenas de acción y para eso se preparó especialmente.

-Entre las habilidades de El Hombre Araña, ¿cuál te resultó más difícil dominar?

-Quizá la flexibilidad, soy bastante rígido. Eso es malo. Ni siquiera puedo tocar las puntas de mis pies. Y a veces me pedían aterrizar en posiciones que no alcanzaba físicamente. En ciertos momentos, incluso el artista de parkour no lograba lo que El Hombre Araña debía hacer. A pesar de que me esforcé, algunas cosas necesitaron un retoque digital para mejorar mis movimientos. Así que es mi cuerpo, son mis acciones. Es simplemente mejorar lo que yo podía hacer por mí mismo.

-Jon Watts comentó que ustedes fueron contratados casi al mismo tiempo. ¿Qué descubrieron juntos acerca del personaje?

-Jon pintó una imagen vívida de lo que deseaba, así que tuve suerte y creo que él también pues era justo lo que imaginé, ¡así era exactamente como pensé que debía ser el personaje! Hay algunos detalles menores, como la forma en que uso la ropa. Hice algo con el dobladillo de mis jeans que es muy londinense, pues quería tener algo de Londres en mi aspecto. Jon dijo que podía hacer lo que deseara. Ahora que lo recuerdo me parece bastante tonto y no sé por qué lo hice. Tuvimos una gran experiencia de trabajo pues Jon es abierto a todas las ideas. Me permitió improvisar y equivocarme, esto es valioso para un actor; creo que si estás en un ambiente donde te sentís libre para cometer errores, podés realizar el mejor trabajo. Y Jon fue muy bueno en crear este ambiente.

-Jon dijo que le sorprendió tu precisión, pues podías actuar de modo más intenso o matizado, cambiar algo y aun así interpretar tus escenas. ¿Eso es innato o surgió con tu formación?

-Creo que lo mejor en mi carrera fue la oportunidad de aprender mientras trabajaba. Es decir, actúo desde que era niño y en muchos casos lo he hecho al lado de actores maravillosos, así que tuve la suerte de verlos trabajar. Aprendí de diversos artistas y lo aplico en mi beneficio. Los aspectos técnicos acerca de las tomas, los tamaños de lentes o cómo trabajar con el enfoque es algo con lo que me familiaricé poco a poco. Es como aprender a tocar guitarra, comenzás a mejorar lentamente y luego llegás a cierto nivel donde las cosas se hacen con facilidad.

-¿Sentís que ser un superhéroe amplía el autodescubrimiento por el que pasa Peter?

-Es un regreso a casa para el personaje. Él está ahí, en el lugar al que pertenece. Siempre debía haber estado en el MCU. Peter madura mucho en esta película y al final toma una decisión que lo podría convertir en el superhéroe más maduro que hemos visto. Lo conocés al comenzar la película y no es muy bueno como El Hombre Araña, en realidad no sabe lo que hace. Debe encontrar su lugar en el mundo, pues al comenzar la película se ocupa de pequeños delitos luego de que peleó contra Ant-Man en Berlín. Toda la trama es acerca de El Hombre Araña tratando de descifrar su lugar en Nueva York y su lugar en el universo, y esperamos que también su lugar en Los Vengadores.

Peter Parker trata de definir cuál es su lugar en el mundo.
Peter Parker trata de definir cuál es su lugar en el mundo.

-Jon proyectó varias películas para preparar a su elenco. ¿Cuál te dio una sensación específica del personaje para aplicarla a Peter?

-Volver al futuro. Ése es mi Hombre Araña. Está lleno de vida, es inocente, despistado, es genial en la forma menos genial posible. Eso quería mostrar en la pantalla. Vi esa película 10 o 15 veces durante la filmación de El Hombre Araña. Fue mi principal influencia.

-En tu vida real, ¿cómo te iba en los estudios?

-Asistí a una escuela privada de los 7 a los 11 años. Luego mi mamá y mi papá tenían créditos, llegaron más hijos y los fondos se repartieron entre los cuatro hermanos, así que ya no podían pagar una secundaria privada. Fui a una institución estatal para la segunda parte de mi educación, el Wimbledon College, que en realidad me encantó. Hubo un par de años difíciles al principio, pero después entré al equipo de rugby y practiqué cricket. También estudié mucho, así que lo pasé bien. Las escuelas inglesas son distintas a las estadounidenses, debía usar traje y corbata. Además era un colegio solo de niños. Más adelante fui a la escuela en Estados Unidos para un ejercicio de investigación y me preocupaba por la ropa que me pondría al día siguiente, mientras que en mi escuela simplemente usábamos lo mismo cada día.

-¿Qué aprendiste en la escuela para aplicarlo a Peter?

-Algo que me sorprendió es que cuando iba al colegio era popular no hacer la tarea. No querías ser aplicado, esa era la idea. Si llegabas puntual, hacías tu tarea y eras bueno en clase, eso era impopular. Pero cuando asistí a la Escuela de Ciencia en el Bronx era totalmente al contrario, los estudiantes se decepcionaban si sus compañeros no hacían la tarea. Para mí fue asombroso. Ahora los chicos son populares si estudian bien. Y para Jon fue importante que además de actuar como El Hombre Araña, su prioridad fuera ser buen alumno. Hay un momento en la película donde él se pone un poco arrogante y dice algo como "Oh, no necesito ir más a la escuela". Pero le recuerdan rápidamente que el bachillerato forma parte de los años más importantes de tu vida.

-¿Cómo es la integración y la popularidad de Peter?

-Es una dinámica distinta a cualquier película previa pues no es un alumno nerd, pero tampoco un chico demasiado popular. Tiene varios amigos un poco extravagantes en su propio estilo, lo cual es grandioso. Creo que Jon hizo algo excelente con la diversidad del elenco que juntó. Además hay un lado divertido en Peter, pues disfruta lo que hace en vez de ser hostigado y sentirse miserable todo el tiempo. Es cierto que Flash lo molesta, pero se debe a que Peter lo humilló en el salón de clases y se siente celoso. Es un modo nuevo de ver al personaje.

El superhéroe actúa bajo la protección de Tony Stark/Iron Man.
El superhéroe actúa bajo la protección de Tony Stark/Iron Man.

-¿Tony Stark se convierte más en un hermano mayor o en una figura paterna?

-Pienso que Happy Hogan es más como el hermano mayor y Tony es más parecido a una figura paterna, pues a lo largo de la película Peter trata de comunicarse con Tony y siempre debe hablar con Happy. Sin embargo Happy no tiene tiempo para Peter, pues también trata todo el tiempo de ponerse en contacto con Tony. Son como dos hermanos peleando por obtener la atención del tipo grande. Es divertido pues ves al tipo de 40 años que está celoso del joven y al chico que está celoso del cuarentón. Stark es como un padre pues Peter acude a él en busca de consejo, aunque Tony no es siempre el más indicado para ello. Pero la mayor parte del tiempo es sensato y espero explorar más esta relación en el futuro.

-¿Cómo fue la relación con Michael Keaton?

-Michael es asombroso, un hombre excepcional. Me emocionó trabajar con él, es un gran actor, lo admiro mucho. Si me hubieran dicho hace diez años que trabajaría con Michael Keaton algún día, no lo hubiera creído. ¿Cómo podría pasar algo así?

-¿Qué tipo de villano es?

-Adrian Toomes es simplemente un tipo normal, pero no le agrada lo que ocurre en la sociedad, así que se pone en una posición defensiva y en cierta forma eso lo hace más vulnerable. Como público es más factible simpatizar con él. Pienso que eso representa una gran diferencia en nuestra película.

-¿Qué tan independiente es esta historia, no solo dentro del Universo Marvel, sino también como algo propio que podría generar potenciales secuelas?

-Creo que Marvel hizo algo excelente al estrenar antes Hulk, Iron Man 1 y 2, Capitán América 1 y Thor 1; más adelante lanzó las películas de Los Vengadores. Con estas cuatro cintas construyó la plataforma para Los Vengadores. Otras historias de superhéroes omitieron ese paso y fueron directo a otros films. Nuestra película es solo de El Hombre Araña pero tiene ciertos vínculos con el insólito universo donde existen otros superhéroes, eso nos permiten dar sutiles pistas de lo que podría ocurrir en el futuro. Si hacés una historia únicamente de El Hombre Araña sin que participen otros superhéroes, no se podrían integrar estos indicios para que el público tenga cierta idea de lo que podría ocurrir a corto plazo. No sé qué le depara el futuro a El Hombre Araña, ojalá sea algo tan emocionante como esta película.

Tommy Holland

Su educación se dividió entre el Reino Unido, donde nació, y los Estados Unidos.
Su educación se dividió entre el Reino Unido, donde nació, y los Estados Unidos.

Nacido el 1° de junio de 1996, es un actor y bailarín británico que se dio a conocer por interpretar a Lucas Bennett en la película Lo imposible, de Juan A. Bayona, la historia de una familia que es víctima de un tsunami en aguas asiáticas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)