LA PRECUELA DE PSICOSIS COMENZÓ SU CAMINO HACIA UN FINAL SORPRENDENTE

Norman y Norma

Todos estamos esperando la famosa escena de la ducha o algo similar y la quinta y última temporada de Bates Motel la tendrá. Claro que a su manera, con otra víctima, porque Marion Crane no puede morir ahora... Pero sí puede aparecer y lo hará con el cuerpo de la famosa cantante y actriz Rihanna. Freddie Highmore y Vera Farmiga, o Norman y Norma Bates, regresaron para despedirse. Lo harán con diez capítulos que se están emitiendo por Universal Channel, los jueves, en sus dos señales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bates Motel

La precuela de Psicosis, famoso film de Alfred Hitchcock, está llegando a su fin. Norman Bates, personaje que en el cine inmortalizara Anthony Perkins, se encuentra en caída libre y camina a pasos agigantados a la versión que le conocimos en la pantalla grande. En la televisión lo encarna Freddie Highmore, o sea que la serie refiere a la juventud del personaje.

En estas cuatro temporadas hemos ido conociendo la enferma relación de Norman con su madre Norma (Vera Farmiga). Esta última es conciente de que su hijo no está bien, que hay algo mal en él, pero se ha convencido de que con sus cuidados podría encauzarlo. Esa convicción ha ido decayendo con el tiempo y por ello Norma llegó a internar a su hijo. Es que ya no había más excusas para un joven que asesinó a una profesora, demostrando que matar no le resultaba traumático, y de ahí en más su conducta fue de mal en peor, siempre guiado por una enfermiza obsesión con su madre.

Norma sigue siendo una figura de la que Norman no se puede despegar.
Norma sigue siendo una figura de la que Norman no se puede despegar.

Este año, al tratarse del último de la serie, las cosas se pondrán bien espesas, con un final impactante. Quizás algunos lo conozcan porque la serie ya terminó de emitirse en los Estados Unidos. En América Latina, los diez capítulos finales comenzaron a exhibirse el pasado jueves, por Universal Channel (a las 22 horas por la señal común y a la medianoche por la señal HD), mientras que hace poco Netflix sumó la cuarta temporada a su programación.

Será la transformación final para Norman Bates, buscando vincularlo con el personaje que se vio en el cine. De todas maneras hay ciertas diferencias con lo presentado por Hitchcock que más vale no adelantar. Lo que sí el público espera y lo tendrá, es la famosa escena de la ducha. Pero como un mismo personaje -Marion Crane- no puede morir dos veces, en la TV la víctima de las puñaladas de Norman será otra: Sam Loomis (Austin Nichols).

Igual los fanáticos esperan la presencia de Marion, la huésped del hotel que en la pantalla grande interpretara Janet Leigh, y que acá recayó en la famosa cantante y actriz Rihanna. "Se va a mostrar a Marion Crane, pero sin rehacer la película original, porque no fue ni es la idea de la serie. Es una persona muy diferente en la película y su historia se desarrolla de una manera distinta", contó Carlton Cuse, co-showrunner de Bates Motel, a Entertainment Weekly.

"Si no hubiéramos hecho una escena de la ducha la gente se habría sentido decepcionada. Es un poco como si vas a ver The Knack y no tocan My Sharon. Sé que es un ejemplo extraño. Sentíamos que teníamos que hacerlo, pero también estábamos decididos a no hacerlo igual que en la película", explicaron los showrunners Kerry Ehrin y Cartlon Cuse en entrevista con The Hollywood Reporter. "Sopesamos todas las opciones y elegimos la que más nos gustó".

Está dicho, Bates Motel dice adiós con desenlace sorprendente, la escena de la ducha y Marion Crane.

Rihanna encarna a Marion Crane, el papel que hiciera Janet Leigh.
Rihanna encarna a Marion Crane, el papel que hiciera Janet Leigh.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)