Wayward Pines

Ninguna salida

Un agente del Servicio Secreto despierta tras sufrir un accidente automovilístico y lo más cerca que tiene es un pueblo llamado Wayward Pines. Iba acompañado de otro agente, con la misión de encontrar a otros dos colegas desaparecidos, pero queda solo frente a una realidad cada vez más aterradora: está atrapado en un lugar del cual parece no haber salida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wayward Pines. Foto: Fox International

Así comienza la inquietante primera serie para TV de M. Night Shyamalan, el recordado director de Sexto sentido, protagonizada por Matt Dillon. Los suscriptores de FoxPlay ya pudieron disfrutar del primer capítulo de los diez que comenzarán a emitirse el próximo jueves por Fox.

La serie comienza con el agente del Servicio Secreto, Ethan Burke (Matt Dillon), hablando con su psicólogo o psiquiatra, quien le pregunta si ha tenido más alucinaciones. El mismo Burke será víctima de un accidente automovilístico en medio de una misión: encontrar a dos colegas desaparecidos. Lo acompañaba otro agente, pero será él solo quien despierte en un hospital de un pueblo tan extraño como todos sus habitantes: Wayward Pines, en Idaho. De él toma el nombre la nueva serie que Fox estrena el próximo jueves, a las 22 horas, un inquietante thriller psicológico que no es nada menos que la primera experiencia en la pantalla chica de M.Night Shyamalan. Hablamos del director indio que saltó a la fama con la película Sexto sentido (Bruce Willis) y después llevó adelante una carrera bastante irregular, con más tropiezos que aciertos.

Lo visto en el primer episodio de Wayward Pines -estuvo on line durante una semana para suscriptores de FoxPlay- tiene el sello de Shyamalan, ese estilo de relato donde no todo es lo que parece y cada personaje es un misterio del que desconfiar. En esta historia hay un hospital casi vacío a cargo de una controladora enfermera y un psiquiatra del que poco se sabe; hay un bar en el que a Burke lo atiende una mujer que al otro día ya no está y su dueño niega conocer, pero es quien parece querer ayudar al agente perdido, y hay un policía sobrador. Mientras que en Washington quedaron la esposa y el hijo adolescente del protagonista. Y quien une a esos dos mundos es una de las agentes desaparecidas, con quien Burke tuvo una aventura y ahora encuentra en Wayward Pines viviendo otra vida. Preguntas surgen miles y habrá que ver si logran responderse en los diez capítulos de una hora que conforman esta historia basada en un best seller de Blake Crouch y que se echa andar con la enigmática frase: "Wayward Pines: Una entrada, ninguna salida".

Ethan Burke.

Matt Dillon interpreta a este agente del FBI que termina en el pueblo de Wayward Pines habitado por gente extraña y sin posibilidad de escape.

Beverly.

El personaje de Juliette Lewis atiende a Burke en un bar, le da una dirección, desaparece y reaparece. Parece ser que es la única que lo quiere ayudar.

Dr. Jenkins.

Toby Jones es el director del hospital al que llevan a Burke. Es un psiquiatra y eso preocupa al agente, que siente que algo anda muy mal

Enfermera Pam.

Muy simpática al inicio, se vuelve una peligrosa sombra del agente en el hospital. Su presencia da escalofríos. La encarna Melissa Leo.

Comisario Pope.

Terrence Howard es el comisario del pueblo, al que Burke acude sin que lo tome en serio. Será otro personaje siempre al acecho.

Kate Hewson.

Carla Gugino es una de las agentes que busca Burke y con quien tuvo un romance. La encuentra en el pueblo, convertida en otra persona.

Harold Balinger.

Reed Diamond interpreta al hombre con el que vive Kate en Wayward Pines. ¿Es su marido? Una de las tantas preguntas a responder.

Theresa Burke.

Shannyn Sossamon es la esposa de Burke, madre de su hijo Ben (Charlie Tahan). Buscará respuestas con el agente Hassler (Tim Griffin).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)