SÁBADO SHOW

Nik, el humor después de la grieta

El creador del personaje Gaturro y humorista político del diario La Nación está en Punta del Este.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nik

Invitado en la fiesta de Freixenet, Nik habló del final del kirchnerismo en el poder y de la nueva etapa de Macri en el gobierno. “Los K dejaron una grieta muy grande”, asegura el humorista. Nik también fue parte del programa de Jorge Lanata Periodismo para todos.

—¿Cómo analizas los primeros movimientos del gobierno de Mauricio Macri?

—La verdad que estoy muy desconectado. Pero por lo que leo y veo, son difíciles sus primeras jugadas. Está tomando medidas impopulares, de recortes. Era algo que se tenía que hacer ganara quien ganara.

—¿Qué crees que fue lo peor que dejó la gestión kirchnerista?

—Dejaron una grieta muy grande, la gente quedó muy peleada. Eso generó secuelas en la sociedad y en la economía No fue conveniente para el país. Yo rescato cosas positivas del kirchnerismo, pero los últimos dos o tres años no fueron felices.

—En tu trabajo personal, ¿cuánto te afectó esa "grieta?

—No. Yo siempre hice humor político con todos los gobiernos y estuve siempre en el medio de polémica. Por lo general tengo una visión tranquila de los gobiernos, creo que en todos hay cosas positivas. Pero mi función como humorista gráfico es ser crítico. No puedo hacer humor con las cosas que están bien, porque no hacen reír. Siempre tengo que ser crítico. Así fue con De la Rúa, con Duhalde, con Menem... y también con los Kirchner.

—El kirchnerismo, sin embargo, te ha puesto como el emblema del dibujante opositor, ¿lo has sentido así?

—Sí, porque el kirchnerismo siempre busca símbolos de quiénes son los buenos y quiénes los malos. Como si en la vida se pudiera ser así. Todo es más gris y todos somos un poco buenos y tenemos algo para criticar. Fue inteligente de parte de ellos porque polarizaron la opinión pública pero a la larga genera conflictos en la economía y la sociedad. Y lo que necesita un país es cierta previsibilidad para crecer en el tiempo.

—En la era de las redes sociales, ¿padeciste el doble las críticas?

—No. Siempre recibí muchos elogios y muchas críticas. De todos modos, las redes sociales son un fragmento muy pequeño de la población. En Twitter, menos del 5% lo sigue. A los periodistas sí les importa mucho por lo visto. Yo mismo participo: pero me tomo las redes sociales mayormente en chiste.

—¿Cómo viviste la experiencia de hacer TV con Jorge Lanata?

—Fue una experiencia muy divertida. Él es una persona muy inteligente, fue un placer compartir un año de trabajo,. Hizo el programa más influyente de la TV argentina.

—¿Cómo viste su decisión de dejar el programa luego del triunfo de Macri?

—Ya lo tenía decidido. Él trabaja cierta cantidad de años y cuando ve que el formato ya no da para más, lo deja. Además, está lo mismo que yo te decía: cuando un nuevo gobierno empieza hay que darle un año de respiro como para entender de qué se trata, qué quiere, por dónde va. Pasó con el kirchnerismo: en los primeros años de Néstor, él tomaba medidas de sentido común. Uno no critica por criticón.

—Además del humor político, eres el creador de Gaturro, un personaje que cautivó a los chicos de la región. ¿Cuánto le debes a ese personaje?

—Mucho. Gran parte de la popularidad que tengo, en especial entre las nuevas generaciones, se la debo a él. Gaturro no empezó como un personaje para chicos pero de a poco se fue metiendo en el corazón de ellos. Hoy es un boom en Argentina, en Chile, en Uruguay... En algunos rubros, como en libros, le gana a Disney. De esto trato de estar muy cerca y le doy mucha importancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)