PUNTA DEL ESTE

Nicolás Magaldi a punto de ser padre: "Voy a ser un papá canchero"

El periodista argentino, exintegrante de Este es el show y La cocina del show, visitó Enjoy Punta del Este el fin de semana. Fue su primera vez en el balneario uruguayo. Nicolás Magaldi y su pareja Betiana Wolenberg están en la espera de su primer hijo, al que llamarán Bautista.En diálogo con Sábado Show, el comunicador habla de su estadía en el Este, la ansiedad con la que espera la llegada de su hijo y su presente laboral. En Canal 9 de Buenos Aires, Magaldi está al frente del programa El show del programa, un talk show sobre la resolución de conflictos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nicolás Magaldi en Enjoy Conrad.

—¿Cómo has vivido estos días en Punta del Este?

—Es la primera vez que vengo a Punta del Este. Me encanta. Tener la oportunidad de escaparme de Buenos Aires y llegar aquí, es hermoso. Estuve recorriendo algunos lugares y quedé impactado.

—Vas a ser padre, ¿cómo estás viviendo esta etapa?

—Feliz. Estoy cuidando a mi mujer en todos los detalles, que no se canse o no se enferme. Tenemos una gran ansiedad para cuando en octubre venga Bautista y recibirlo con todo el amor del mundo. Es un año hermoso desde lo laboral: empiezo muy temprano en la radio, al mediodía y de noche tengo otros programas, pero trato de estar lo máximo posible. Es una etapa que no me quiero perder: sacar fotos de la panza, hablarle o tocarle la guitarra.

—¿Cómo te imaginás como padre?

—Un papá muy canchero, moderno. No me imagino un padre clásico. Quiero fomentar la creatividad de mi hijo y los valores, que aprenda que todo cuesta un montón y se da en base de trabajo y de formación. No quiero que le falte nada pero lo que tenga, que lo valore y cuide.

—Estás en la conducción de El show del problema (Canal 9), ¿qué desafío te plantea el ciclo?

—Es una conducción compleja. Actúo mucho en el programa. A veces con dos personajes armamos una historia muy conmovedora o bizarra. El desafío es hasta dónde llegar con las historias porque a veces se dicen barbaridades. Es un gran programa que me da muchas satisfacciones.

—El año pasado sorprendió tu renuncia a C5N. ¿Qué fue lo que determinó esa decisión?

—No tengo miedo a renunciar. Cuando algo llega a su límite, ya está. Fue una etapa maravillosa porque yo arranqué ahí, después fui a Ideas del Sur y después volví porque me había ido muy bien. Ahora sé que en un futuro puedo volver. Muchos piensan que me echaron porque me peleé al aire con Raúl Rizzo, o él se peleó conmigo, pero nada que ver. Fue una decisión porque necesitaba crecer hacia otro lado. Justo estaba firmando con Endemol para otro programa y se dio todo así.

—¿Cómo recórdas a la distancia aquel choque al aire con Raúl Rizzo? Le pediste al aire que se fuera del programa...

—Yo mato de risa. Él salió a hablar en muchos lugares y yo decidí no hacerlo. Hacía un año que hacíamos debates políticos y nunca habíamos tenido problemas. Y ese día lo tuve, o él lo tuvo. Me pareció lógico hacer lo que hice y lo volvería a hacer. El límite es el respeto. El nivel de violencia que se veía en el piso era 10 veces mayor al que se veía en pantalla. No fue una cuestión política, fue un tema de respeto. 

—¿A nivel general cómo evaluás el clima de debate que está instalado en la televisión argentina? 

—Hay que bajar la hostilidad. Somos responsables del nivel de agresión que hay en la sociedad. Si reproducimos violencia, ¿qué esperamos de la gente que nos sigue? Yo trato que sea lo menos violento posible, aunque a veces es difícil porque también depende de la otra persona...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)