Los archivos x

Mulder y Scully están de vuelta

Este lunes se producirá el esperado retorno de una serie de culto luego de casi catorce años de ausencia de la pantalla chica.Será con una mini-temporada de seis capítulos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Archivos X

Dana Scully y Fox Mulder volverán a juntarse para investigar fenómenos paranormales o inexplicables. La primera, aportando el lado racional y científico del asunto; el segundo, defendiendo su creencia en la existencia de vida extraterrestre. Chris Carter, creador, guionista y productor ejecutivo de Los Archivos X, continúa estando detrás de un programa que conquistó a millones de fans en todo el mundo, cosechó infinidad de premios e incluso llegó al cine. Garantía de buen producto, así como sus actores protagonistas: Gillian Anderson y David Duchovny.

Serie de culto


Hay parejas de personajes que parece que no se pueden nombrar si no es en conjunto. Batman y Robin, Abbot y Costello, Mork y Mindy, Bonnie & Clyde, Tom y Jerry… la lista puede seguir y seguro incluirá a Mulder y Scully. La pareja de agentes del FBI está casi al mismo nivel del nombre de la serie que protagoniza, la que, según el país, se conoce como The X-Files, Los Expedientes Secretos X o Los Archivos X (nombre que adoptó en la TV uruguaya).

Nueve temporadas, millones de fans en todo el mundo hablando de su contenido y miles de premios la transformaron en serie de culto. Con todo lo que eso implica: imaginería propia, personajes de gran penetración, actividades extra serie, frases emblemáticas. Dentro de estas últimas, sin duda que la que se impone es "La verdad está ahí afuera", frase insignia de una historia basada en la investigación de fenómenos inexplicables, muchos de ellos asociados a la existencia de vida extraterrestre.

Tema complicado, que puede no gustarle a todo el mundo, pero que Chris Carter, el gran creador de Los Archivos X, supo popularizar contemplando en su historia las dos posiciones clásicas ante el fenómeno: la racional asociada a la ciencia, y la emparentada con las corazonadas y la intuición. Una representada por Dana Scully (Gillian Anderson), la otra por Fox Mulder (David Duchovny).

De esa manera fue delineando esta serie de ciencia ficción que se convirtió en fenómeno mundial, lo que determinó que derivara en el rodaje de dos películas de cine y la promesa de una tercera. Esta última finalmente no se concretó, pero como el fuego no se apagó, los fans al menos lograron el retorno a la TV con una nueva temporada de seis episodios de una hora, que estará dando comienzo el próximo lunes, a las 23 horas, por Fox.

Lo que sería la mini-décima temporada combinará capítulos independientes manteniendo la esencia de la serie original. En el esperado regreso, que será con capítulo doble, Mulder y Scully investigarán una posible abducción extraterrestre.

Además de los conocidos agentes, estará el Director Adjunto del FBI, Walter Skinner (Mitch Pileggi), caracterizado por transitar una delgada línea entre la lealtad a Mulder y Scully, y la rendición de cuentas a sus superiores. Y no faltará "El Fumador", misterioso personaje interpretado por William B. Davis. Tres de los episodios fueron escritos y dirigidos por el propio Carter, en tanto los otros tres fueron responsabilidad de los veteranos escritores de la serie original Glen Morgan, Darin Morgan y James Wong.

Archivos X
Archivos X

Para iniciados, si hay


Desde el domingo 3 de enero, Fox está emitiendo The X-Files Collection, una selección hecha por Chris Carter de los capítulos más importantes o claves para entender toda la serie. La misma nació a principio de los años 90, cuando Carter era un californiano que escribía para la televisión pero sin mucho éxito. Fox le dio la oportunidad de producir nuevas series y el guionista no la dejó pasar. Tenía claro que no quería escribir más comedias, ¿entonces qué?

La inspiración le llegó a través de un informe que planteaba que 3,7 millones de estadounidenses podrían haber sido abducidos por extraterrestres, alimentada también por recuerdos de Watergate y el programa de terror Kolchak: The Night Stalker. Otra fuerte influencia que se menciona es la serie Picos Gemelos, que este año volverá a la pantalla y en la que Duchovny también hacía de agente del FBI.

En 1992 terminó de escribir el episodio piloto de una ficción que giraría en torno a sucesos extraterrestres y paranormales, todos ellos compilados en los llamados Expedientes X (o Archivos X, como usted prefiera). No le resultó sencillo que aceptaran la idea ni tampoco a los actores que eligió para ponerse en la piel de sus dos protagonistas: Dana Scully, científica escéptica, doctora en Medicina y católica practicante, y Fox Mulder, agente que se obsesiona con los Expedientes X, entre otras cosas porque cree en el fenómeno ovni, situación toda que hace que sus compañeros lo apoden "siniestro" ("spooky" en la versión original).

Por ejemplo, los ejecutivos de Fox querían que Dana Scully fuera una mujer más experiente, "más alta, de piernas largas, rubia y busto grande". Pero cuando Carter vio el casting hecho por Gillian Anderson, de apenas 24 años pero con gran experiencia en teatro, no quiso otra actriz para el papel.

Una vez ganada la batalla de contenido y elenco, se procedió a rodar el episodio piloto en la lluviosa ciudad de Vancouver, Canadá. "Teníamos previsto filmar el piloto en Los Ángeles. Cuando vimos que no podíamos encontrar un buen bosque, tomamos la rápida decisión de venir a Vancouver. Al final fueron tres semanas que se hicieron cinco años. Los beneficios de estar en Vancouver eran tremendos", contaba Carter sobre la locación que se ocupó hasta la sexta temporada, momento en que la serie se mudó a Los Ángeles, entre otras razones porque Duchovny quería estar más cerca de su esposa, la actriz Téa Leoni, con la que se había casado en 1997.

Los Archivos X vieron la luz el viernes 10 de setiembre de 1993 en la TV estadounidense, donde permanecieron hasta el 19 de mayo de 2002. Entremedio y después se rodaron dos películas: The X-Files: Fight the Future (1998), dirigida por Rob Bowman, y Los Expedientes Secretos X: Quiero creer (2008), dirigida por el propio Carter, quien anunció que si tenía éxito, filmaría una tercera, cosa que no ocurrió.

Mulder y Scully como lucen ahora, en 2016.
Mulder y Scully como lucen ahora, en 2016.

Polos opuestos


El éxito de Los Archivos X no solo radicó en los temas abordados, sino en la importancia que adquirió su pareja protagonista. "El punto de vista de Scully es el punto de vista del programa y por eso tenía que ser construido con una sólida base científica, para que Mulder pudiera despegar desde ahí. Si la ciencia es realmente buena, Scully tiene un punto de vista válido. Mulder tiene que convencerla de que sus argumentos ya no sirven y ella tiene que aceptar lo inaceptable. Ahí está el conflicto", así describía Carter el vínculo de sus personajes con el contenido de la serie.

Ya desde el capítulo piloto se planteó que, si bien Scully se acercó a Mulder para aportar validez científica a lo que él investigaba, en realidad lo que querían sus superiores del FBI era que desacreditara el trabajo realizado en los Expedientes X. ¿Por qué Mulder estaba obsesionado con ellos? Porque su hermana desapareció a los 8 años de edad y él lo relacionaba con fenómenos paranormales. Para ello se formó en Psicología en Inglaterra antes de ingresar al FBI. Ayudado por contactos en el Senado y un trío de excéntricos expertos en informática y comunicaciones apodado Los Pistoleros Solitarios, logró establecer que existía una conspiración y que el gobierno estaba ocultando información sobre la existencia de vida extraterrestre. Reafirmaría sus sospechas un curioso informante llamado Garganta Profunda. Durante las nueve temporadas intentó convencer de todo esto a Scully.

El transcurrir de la serie haría que Scully empezara a creer un poco en lo inexplicable y que Mulder no se sintiera mal confrontando sus obsesiones con la ciencia que defendía su compañera. De esa forma terminaron conformando un gran equipo.

Si bien por lo general Mulder y Scully se trataban llamándose por su apellido, una forma de marcar distancia, la atracción entre ambos fue creciendo conforme fue avanzando el programa. Pero siempre fue mostrada como un amor platónico, siempre "a punto de", pero jamás concretando. Recién se los mostraría como pareja al término de la octava temporada, aunque no viviendo juntos. Un año antes, Mulder había resuelto la búsqueda de su hermana. Igual para Carter la cosa siempre estuvo clara: "no quería que la relación estuviera por delante de los casos", decía.

Para todos


Como se ha dicho, Carter siempre buscó conquistar a audiencias de distintas características, por eso estructuró la serie en tres tipos de episodios, siempre presentados por el célebre tema musical de apertura compuesto por Mark Snow:

Gillian Anderson y David Duchovny en una escena de la nueva temporada.
Gillian Anderson y David Duchovny en una escena de la nueva temporada.

Mitológicos o Trama Principal: Relatan el desarrollo de la mencionada conspiración gubernamental relacionada con extraterrestres. La misma se vincula a una invasión secreta y pactada por personas poderosas, que trabajan de manera encubierta utilizando un arma biológica: un virus conocido como Pureza o Cáncer Negro, para esclavizar a la raza humana sin destrozar la Tierra. Presentados, por lo general, al inicio y fin de cada temporada, e intercalados en el medio, constituyeron aproximadamente la tercera parte del total de episodios por temporada. Generalmente eran dobles.

Episodios Independientes: Relatan situaciones que tienen que ver con hechos o criaturas paranormales, generalmente sin relación alguna con la trama principal. Algunos exploran la relación de Mulder y Scully, otros se centran en personajes secundarios.

Episodios sin Tema Paranormal: Pueden considerarse un descanso de la trama principal y son unos veinte.

Con esta estructura, la serie logró cosechar dos tipos de audiencia: una compuesta por fanáticos que la seguían desde el vamos, algunos de los cuales fueron perdiendo interés con los años, y otra más nueva, integrada por aquellos que se acercaron a la serie por su gran popularidad, sobre todos tras el estreno de su primera película (1998).

Además de Carter, Los Archivos X han sido guionados por respetados profesionales, como Glen Morgan y James Wong, quienes además trabajaron en otras dos series de Carter: Los Pistoleros Solitarios y Millennium, que no tuvieron el mismo éxito, lo que hizo que Carter resolviera cerrar sus tramas haciendo a sus personajes parte de capítulos especiales de Los Archivos X. También fue guionista Vince Gilligan, quien luego se convirtiera en el creador nada menos que de Breaking Bad.

El resultado ha sido consolidarse como la serie favorita de ciencia ficción y un fenómeno televisivo mundial con 141 nominaciones a premios, de los que ganó un total de 61 individuales de 24 agencias diferentes, incluyendo Emmys, Globos de Oro, Environmental Media Awards y Premios del Sindicato de Actores (SAG). De sus dieciséis Emmy, dos son por actuación, uno por guión y trece por rubros técnicos. Duchovny y Anderson ganaron el Globo de Oro a Actores en 1997.

TV Guide ha considerado a la serie como la 37° mejor de todos los tiempos y segunda en la clasificación Series de Culto, solo superada por Star Trek; integró la lista de "Los 100 mejores programas de TV de todos los tiempos", elaborada por la revista Time en 2007, y en 2008 Entertainment Weekly la nombró la cuarta mejor obra de ciencia ficción y la cuarta mejor serie de TV de los últimos 25 años.

El retorno

En las dos últimas temporadas, David Duchovny quiso probar suerte en el cine y dejó de ser actor regular de Los Archivos X, aunque apareció en The End, el episodio final. Allí se hizo una especie de resumen de toda la serie en forma de juicio militar en el que se explicaban los hechos más importantes ocurridos en las nueve temporadas. Mulder era declarado culpable de la muerte de un soldado y condenado a muerte, pero Dodggett y Skiner lo ayudaban a escapar y huía con Scully. En Nuevo México se topaban con "El Fumador", que les revelaba la conspiración del gobierno y que la invasión extraterrestre ocurriría el 22 de diciembre de 2012, como ya lo descubriera Mulder. Tras eso, el lugar era destruido por unos helicópteros, pero Mulder y Scully lograban escapar.

Tras el adiós, tanto Duchovny como Anderson trabajaron en cine y TV, sin la misma repercusión que les dio Los Archivos X. Lo último que se vio de ambos en la pantalla chica de forma regular fue la serie Californication, en la que Duchovny era su protagonista como un escritor adicto al sexo, y Hannibal, en la que Anderson encarnaba a la psicóloga y luego amante del Hannibal Lecter interpretado por Mads Mikkelsen. La primera terminó en 2014 y la segunda en 2015, así que los actores han tenido suficiente tiempo libre para preparar y concretar uno de los regresos más esperados del año. Si es por un ratito o para quedarse, es algo que seguramente no tardará en develarse. Ayuda el hecho de que la verdad está y sigue estando ahí afuera…

Como antesala, Los Simpson emitirá un especial con cuatro episodios referidos a la serie (Fox, 20 horas).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)