FEDE LIMA

Las mil capas de un sonido ganador

Se siente de Rocha aunque nació en Cerro Largo y pasó la mayor parte de su vida en Montevideo, y todavía se acuerda de las canciones que escuchaba en el departamento esteño, en una radio cualquiera: música disco a lo Laura Branigan que se mezclaba con Paloma San Basilio y las voces del pop melódico internacional. Hay que buscar en las canciones de Fede Lima, el último gran ganador de los Premios Graffiti, para ver cómo todas esas influencias hoy se traducen en un sonido propio.

Fede Lima. Foto: Darwin Borrelli

  •  
05 ago 2017Belén Fourment

Sobre la mesa, un vinilo de los Beach Boys y el disco de una banda de metal cuyo nombre se me escapa, ponen en evidencia lo que ya se sabe: es muy difícil encasillar a Fede Lima en uno o dos géneros. Se podría decir, por ejemplo, que su proyecto solista que ya no lo es tanto (eso viene después) oscila entre el pop y el rock con límites que se diluyen en la transición del estudio al vivo, y que se mueven según las épocas. Porque en los tres álbumes editados hasta ahora —Socio, Aurora y Mini Glorias—, Socio fue pasando de la fascinación electrónica al sonido cálido de la guitarra y la madera, mejorado para alguna ocasión (el espectáculo de cámara que dentro de poco será editado en formato de disco digital) con otros instrumentos de cuerda.

A eso se le suma que lo último que hizo como productor lo mantuvo vinculado al rock y el blues, al electropop y el disco, a la milonga y la canción popular: viene de trabajar para los nuevos discos de las bandas La Tabaré y Santé Les Amis, y de producir voces para lo próximo de Jorge Nasser.

En esa extraña mezcla de surf rock, metal, blues, pop, electrónica y milonga se mueve Fede Lima, un cantautor que reniega de esa definición, que el año pasado arrasó en los Premios Graffiti y que el domingo 13 será uno de los que animará la segunda edición del festival Montevideo Sound City, que nuclea a una cantidad de músicos de la escena.

Mezcla extraña.

Aunque nació en Cerro Largo y hace mucho tiempo vive en Montevideo, Fede Lima se siente de Rocha, donde pasó su primera década, y asegura que le basta un rato con sus primos para "acanariar" su modo de hablar. Dice que si tiene que reconocer un rasgo propio del interior en su forma de ser, piensa en sus amigos. "Soy muy de la amistad y me gusta tener tiempo para eso, no andar a las corridas", admite y resalta que con eso tiene que ver una de las principales características de Socio: los cinco integrantes del proyecto son, además de buenos músicos, amigos que están muy presentes en las vidas de los otros al margen de lo laboral.

La música, dice, le ha dado grandes amigos y eso incluye a los Socio, sí, y a otros tantos más. Sin embargo, si piensa en sus primeras conexiones montevideanas gracias a la música, aparecen en el recuerdo el baterista de La Vela Puerca Pepe Canedo y el multiinstrumentista y productor Gustavo Montemurro. Y Alexis Bics, guitarrista de la banda Martes Mártir: "él me enseñó a tocar la guitarra y fue el primero que le dio bola a mis canciones, el que me dijo: vení, a ver qué tenés".

Pero el interior también tiene que ver, de alguna manera, en ese amplio gusto musical: Fede Lima, hijo de un hombre de radio, se crió escuchando las emisoras rochenses.

"Yo me acuerdo mucho de la radio en Rocha", confiesa, "y era música disco, Paloma San Basilio, Joan Manuel Serrat. Melódico internacional a full y los hits del momento, ochenteros. Y de repente cayó el breakdance. Ahí fue cuando encontré mi música, para apartarme de la música de la radio y de mis padres, que era Beatles, Tropicalia, cantautores, Canciones Para No Dormir La Siesta, Los Parchís. En Montevideo empecé a escuchar rock nacional, y ahí se fue armando todo eso".

Si algo le faltaba a ese popurrí, sus años de trabajo como programador de radio hicieron que el folclore también se colara en sus gustos. Con todo eso, entender las mil variantes que hay dentro de Socio es bastante más fácil.

Premio personal.

"Socio como proyecto de Fede Lima ya no existe más", asegura el propio Lima hablando de esta banda que empezó como una cuestión solista, pero que fue afirmándose cada vez más como un grupo donde todos tienen voz y voto, donde todos aportan y cumplen tareas. De hecho, en las canciones nuevas que están naciendo hay varios autores con varios perfiles definidos.

"Y eso me permite aparecer con otros personajes cantando. Salgo de mi lugar común o de lo que yo puedo componer, y es redivertido porque va según la personalidad de cada uno", dice Lima entusiasmado. "El batero te trae una cosa bien rockera, el tecladista viene con unas cosas medio Beach Boys o Beatles, y con Fede Graña tenemos algunos lugares comunes que encontramos, que son Johnny Cash o los valsecitos. Y yo también estoy tratando de aparecer con cosas diferentes. Pero falta un proceso aún", advierte.

Para esta consolidación que vino después del elogiado disco Mini glorias, el éxito obtenido en los Premios Graffiti fue fundamental. El año pasado, Socio y su Mini glorias se llevaron las estatuillas a mejor álbum de pop, mejor compositor del año, mejor solista del año y álbum del año. Para rematar, en julio obtuvieron un nuevo aerosol por el videoclip de "Revólveres y rosas": un ciclo soñado.

—El año pasado ganaste cuatro Premios Graffiti y este año otro más, por el videoclip "Revólveres y rosas". Mini glorias, de alguna manera, sigue dejando resultados.

—Estuvo bueno, realmente. No te digo que nos cambió la vida, pero sí cambió la mirada hacia nosotros mismos en la banda. Nos dio pila de respaldo, y eso fue lo que orientó las canciones nuevas que hay ahora. Todo está pasando por el filtro de Mini glorias, del sonido que generó.

—Y más allá de lo que generó hacia adentro, ¿viste que los Graffiti repercutieran en otra cosa, en nuevo público o en otras puertas que se hayan abierto?

—Yo creo que todavía eso no lo hemos visto, porque tampoco lo salimos a tocar mucho. Ahora estamos en un proceso de tocar bastante; yo estoy terminando los discos que estaba produciendo y estoy con muchas ganas de tocar. De hecho ya tenemos varias fechas para adelante, nos vamos a Porto Alegre de nuevo con Hermanos Láser y tenemos otras cosas diferentes. Vamos a hacer una especie de fecha temática; eso, hacer algo más divertido. La banda tiene un montón de humor pero eso no se nota mucho en el escenario, y queremos mostrar esa parte.

—Cuando estás tan metido en los discos de otros, ¿qué lugar le queda a tu música?

—Bueno, esa es una de las cosas por las que estoy dejando de producir, porque me vinieron pila de ganas de tocar, mucho más que siempre, estoy disfrutando mucho del vivo y quiero seguir haciendo eso ahora. También estoy contento con lo que he hecho de producción. Si no hiciera más discos de otras personas ahora, te diría que me voy en un momento en que entendí lo que es producir un disco, y con los discos que estoy terminando estoy muy contento. Es de lo que más me ha gustado por cómo lo que he hecho.

Un show rockero.

El domingo 13 de agosto, Socio saldrá al escenario principal del Auditorio del Sodre a las 16.30, para ofrecer "un show rockero" en el marco de Montevideo Sound City, festival que tiene entradas en venta en Tickantel y boleterías de la sala y del que participarán Campo, La Triple Nelson, Papina de Palma, Nicolás Molina, Luciano Supervielle y muchos más.

"Es de lo más rockero que hemos tocado, más que el show de rock que hicimos en La Trastienda", avisa Lima, y adelanta que se sumará un guitarrista (su primo hermano) y que habrá hasta temas de su exbanda Miss Wichita.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.