MIRADAS POR LUIS VENTURA

Messi se cansó de los tontos

Qué difíciles que son los argentinos! No hay gloria ni laurel que los satisfaga, no hay talento ni obra que logren disfrutar… Todo debe ser cuestionado, denunciado, juzgado y, sentenciado!

El derrotero ideal de los argentinos. No puede ser que alguien sea feliz. No importa que sea de lo mejor. Les molesta triunfar sin objeciones y vivir agazapados para el tropezón o resbalón del que se alegran y celebran. El tema es joder.

Así le entran desconsideradamente al pobre Messi haciéndolo responsable de todos los males. Si no fueron a laburar es porque Lío erró ese penal. Si amanecen tristes es porque "la Pulga" no puso lo que tenía que poner. Si no venden diarios es porque Messi no rindió contra los chilenos… Y así meten en la mochila del mejor jugador del mundo todos los desvelos y amarguras que acosan a los vapuleados argentinos… Pero el 10 tiene espalda para bancar.

Hasta que un día se cansó, dijo "basta" y recién ahí los argentinos tomaron conciencia de todo lo que Lionel les dio sin que se percataran de lo importante que es adentro de una actividad que maneja millones y millones de atenciones, y millones y millones de dólares. Porque ese mismo pibito que desconsideran es el que moviliza todo el aparato del fútbol europeo que factura fortunas solo con él.

Recién ahora descubren que el monstruoso Estados Unidos palpita cada vez que ve a ese gnomo del juego haciendo maravillas en una cancha.

Pero en la Argentina lo fusilaron porque erró un penal. Un tiro, solo un tiro que por unos centímetros los dejó sin un gol que pudo ser decisivo, o no. Y se olvidaron de todo lo demás. De las horas que Messi les dedicó, de los premios que no cobró para repartirlo entre sus compañeros, de los golpes que le dan por partido, de su marca de máximo goleador con 55 anotaciones en la historia de la selección… Nada de eso le importa a la Patria Tonta y Papanata que está agazapada esperando el resbalón, la llaga, el agujerito para entrarte en el alma y matarte por todas tus frustraciones. Solo las propias. Festejan lo de afuera y condenan lo de adentro.

¡Messi es el culpable de todas las desdichas argentinas! Nadie habla que Brasil se fue calladito de la Copa América, que México se llevó 7 goles chilenos y dramatizan por una definición de penales que es como revolear una moneda que dirá sí o no… Pero Messi es el único condenado.

El tema es que el gnomo se cansó y dijo "se terminó, no juego más en mi selección"… Y salimos corriendo para que vuelva porque angustia no tenerlo más para revolearle todas las frutas amargas de los tontos y papanatas que curan sus nanas con el que puede. Es hora que los argentinos empiecen a achicar a los papafritas, que desde la facilidad de un sofá juzgan y condenan sin autoridad ni fundamento. Lío, perdonalos, no saben lo que quieren. Faltá en la Eliminatoria contra Uruguay y después volvé cuando quieras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)