HUGH LAURIE

Otro médico para un genial actor

Un neuropsiquiatra forense sumergido en un violento mundo de corrupción policial y enfermedades mentales es el protagonista de Chance, la ficción que FOX Premium Series estrena el próximo viernes. Uno de los mayores atractivos de la nueva historia es volver a ver en acción a Hugh Laurie, el brillante actor, humorista y músico inglés que durante tantos años le prestó su cuerpo al Dr. House, un antipático y odioso médico especializado en diagnósticos. Su nueva criatura tiene una personalidad bastante diferente y una obsesión que le complicará demasiado la vida: una paciente con la que irá más allá de lo éticamente permitido. La primera temporada consta de diez episodios

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chance

Cínico, malhumorado, agresivo, antipático, sin filtros… descripción de un personaje nada simpático como lo fue Dr. House. Eso no fue obstáculo para que conquistara a la audiencia y estuviera en pantalla durante ocho temporadas. En la televisión abierta uruguaya, la serie se puede ver hoy por Canal 10 y antes fue emitida por Monte Carlo TV.

Sensible, considerado y de buen trato con sus pacientes… así es el Dr. Eldon Chance, un brillante neuropsiquiatra forense que es el centro de Chance, la nueva serie original de Hulu que FOX Premium Series estrena el próximo viernes, a la medianoche.

¿Qué une a ambas ficciones? El actor británico Hugh Laurie (58 años), al que será difícil dejar de ver como el primero y acostumbrase a recibir con la personalidad del segundo. Aunque entre ambos hubo un impasse de cinco años. Pero Laurie no se alejó de la actuación, sino que se dio una vuelta por el teatro, hizo algo de cine (Mr. Pip, Tomorrowland) y el año pasado retornó a la pantalla chica con dos papeles. Uno fue el senador demócrata Tom James, por momentos rival, por otros compañero y también recreo amoroso de Selina Meyer (Julia Louis-Dreyfus) en la excelente comedia Veep (HBO). El otro, el traficante de armas Richard Onslow Roper en la miniserie El infiltrado (The Night Manager), por la que ganó el Globo de Oro a Mejor Actor de Reparto. Sus compañeros, Tom Hiddleston y Olivia Colman, también se llevaron estatuillas.

El terapeuta se involucra con Jaclyn, una paciente con trastorno de personalidad.
El terapeuta se involucra con Jaclyn, una paciente con trastorno de personalidad.

Pero ahora la responsabilidad es otra, o vuelve a ser la que tenía con House, encabezar una serie y llevarla a buen puerto. Y parece que lo viene logrando porque Chance tiene confirmada una segunda temporada, también de diez capítulos de una hora como la que veremos desde el viernes.

A la deriva


Eldon Chance está en crisis. Se encuentra en pleno proceso de divorcio, lo cual no llama la atención porque cuenta con un largo historial de mujeres complicadas. A eso se suma tener que responder a los planteos de su hija adolescente Nicole (Stefania LaVie Owen).

En el aspecto profesional, tiene su consultorio en San Francisco, donde trabaja como consultor psiquiátrico, estudiando diversos casos de pacientes que luego deriva a otros especialistas (parecido a House, en cierta medida). Uno de ellos es Jaclyn Blackstone (Gretchen Moll), una mujer que es víctima de violencia doméstica por parte de su marido Raymond (Paul Adelstein), un detective de homicidios, abusivo y celoso. Eso la lleva a desarrollar un trastorno de personalidad múltiple. Vulnerable sentimentalmente como está, Chance termina involucrándose con Jaclyn más allá de lo permitido, lo cual le trae problemas no solo con el marido de la paciente, sino con ella misma porque por momentos tiene una personalidad que ama al terapeuta y, por otros, adopta otra personalidad que lo rechaza.

Raymond Blackstone, el marido de Jaclyn, un detective de homicidios.
Raymond Blackstone, el marido de Jaclyn, un detective de homicidios.

Esta situación provocará además que reaparezcan en Chance secretos de su pasado que ha intentado ocultar durante años. La cosa se pondrá más complicada por una nueva y misteriosa amistad con un hombre llamado Darius "D" Pringle (Ethan Suplee), veterano del ejército, que abrirá una peligrosa y oscura puerta a su interior. Y no olvidemos otro dato nada menor: Chance está acuciado por las deudas.

Nicole, la hija adolescente con la que Chance no se relaciona muy bien.
Nicole, la hija adolescente con la que Chance no se relaciona muy bien.

Si hay algo que hay que destacar es que el médico es muy riguroso con los límites. Su mayor preocupación es encontrarle una solución o alivio a sus pacientes, aunque sabe que a muchos de ellos no los podrá curar, lo cual lo hace sentirse culpable. Igual se dedica mucho a ellos, siempre respetando la separación de médico/paciente. Por lo que sentirse atraído por Jaclyn Blackstone lo mortificará bastante.

Los misterioso amigo con el que se vincula el protagonista.
Los misterioso amigo con el que se vincula el protagonista.

El personaje será "arrastrado a un mundo de obsesión sexual, identidades fracturadas y violencia", anunciaba una de las promos de esta serie que se basa en la novela homónima de Kem Nunn, quien escribió los guiones. La showrunner (desarrolladora) es Alexandra Cunningham, quien trabajara en la exitosa Desperate Housewives, mientras que el director es Lenny Abrahamson, el de La habitación, película por la que Brie Larson ganó el Oscar a Mejor Actriz el año pasado.

Chance no es una serie de médicos, así que no es House (que se puede decir que tampoco lo era exclusivamente).Se la define como un "thriller psicológico y provocativo" en el que hay violencia. Una versión moderna del género negro de la que podríamos seguir diciendo e informando muchas cosas, pero ninguna será tan potente y convincente como la principal excusa para acercarse a ella: el regreso del magnético y talentoso Hugh Laurie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)