A PLENA PASIÓN

Majo & Lolo: Una titánica historia de amor

María José Álvarez y Fabián Estoyanoff son para todos “Majo y el Lolo”, la cantante y el futbolista que sorprendieron a todos al componer el dúo tropical menos pensado.La pegadiza canción Somos tú y yo y su divertido videoclip los catapultó a un éxito de inédita magnitud para el género de plena. Y como si el binomio no fuese lo suficientemente atractivo para el público, poco después de lanzar el tema confirmaron que son pareja. En una producción de fotos para Sábado Show, el ídolo de Peñarol y la referente de la movida tropical se ponen en la piel de Jack y Rose de Titanic y cuentan los entretelones de su apasionante historia de amor. “La pareja va a durar muchísimo porque vamos de frente. Somos claros y nos decimos la verdad aunque duela”, coinciden.

Majo y Lolo en la piel de Rose y Jack, de Titanic. Foto: Leo Mainé
Majo y Lolo en la piel de Rose y Jack, de Titanic. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé
Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez. Foto: Leo Mainé

"Estoy volando, Jack", exclama Rose sobre el extremo de la proa del Titanic en una de las escenas más recordadas de la historia del cine. El momento en el que personaje interpretado por Kate Winslet abre los brazos con el viento golpeándola de frente mientras la sostiene un jovencito Leonardo Di Caprio vive en el recuerdo de los millones que miraron la premiada película. La cantante Majo Álvarez no es la excepción: "¡Soy fanática! La vi por lo menos 200 veces", exclama. La líder de la banda Majo y la del 13 interpreta a la protagonista de Titanic para replicar aquella escena en una producción de fotos junto a su novio, el futbolista de Fénix Fabián ‘Lolo’ Estoyanoff, que la toma por la cintura y la mira enamorado cual Di Caprio en el emblemático film. La historia de amor de Lolo Estoyanoff y Majo Álvarez no batió récord de taquilla en cine como la de Rose y Jack pero hizo estallar Youtube cuando se subió la primera canción a dúo.

La sesión de fotos se interrumpe varias veces con besos y arrumacos entre Majo y Lolo; lo mismo ocurre a lo largo de la entrevista, dejando al descubierto una relación tan melosa como transparente. La autenticidad que exhibe la pareja fue clave para colarse en los medios y recibir la aprobación de un público que se enganchó rápidamente con el romance del carismático futbolista y la fatal cantante de plena.

Si no puede ver el video haga click aquí.

La primera vez que se encontraron mano a mano fue en el estudio de grabación para cantar Somos tú y yo, el tema que los apuntaló como dúo musical y más tarde como pareja. Majo había convocado al ídolo de Peñarol para sumar "algo novedoso": "Es un jugador de fútbol muy querido y nunca se había hecho algo así en Uruguay. Si estaba bien producido iba a ser explosivo, pero no esperaba tanto como lo que sucedió".

Lo que sucedió es sabido. Al subir el videoclip en Youtube el número de visitas trepó a números sin precedentes para una canción uruguaya de plena (ya lleva 3,5 millones de reproducciones). La agenda se les llenó la de toques y los medios no pararon de convocarlos para entrevistas. La fiebre por Lolo y Majo se hizo sentir desde el primer día, cuando las redes sociales no paraban de comentar el video y hasta llegaron a ser noticia de los principales noticieros. "Cuando me avisaron que estaba en el informativo pensé 'me mandé alguna macana', pero cuando miré estaban pasando el videoclip. Fue un disparate", recuerda Majo.

Si no puede ver el video haga click aquí.

Somos tú y yo significó un inesperado salto a la masividad que los acercó a un público más amplio que aquel que seguía la carrera de Estoyanoff como ídolo deportivo y la de Álvarez como referente de la movida tropical. "Sabía que iba a ser novedoso pero nunca que se pegara tanto como se pegó esta canción", se sorprende el futbolista. "Hay niños de dos años que apenas hablan y se saben el Somos tú y yo". Tan importante fue el tema en sus vidas que tienen planeado tatuárselo juntos, como símbolo de la relación.

Es que de a poco pasaron de tener química a tener piel: el dúo artístico se convirtió en una pareja enamorada. Al actual jugador de Fénix lo conquistó que la morocha fuera "tan compañera y detallista": "si le digo vamos a la luna enseguida dice que sí. Es una compañera a morir. Es raza perro, lo más fiel que hay", piropea. "¡No me compares con un perro!", se queja ella entre risas. Y le devuelve un elogio: "Lo que más me gustó al principio fue su onda y su alegría. Después cuando descubrí al Lolo romántico. Ese Lolo tierno, aniñado".

Previo a confirmar la relación, hubo varios jugueteos como los que recuerda Lolo: "Yo jodía con ella. Le agarraba la cara, me acercaba pero me frenaba justo antes de llegar a su boca y le decía: hasta que vos no quieras yo no te voy a dar un beso. Te lo voy a dar cuando sepa que vos querés".

Ella quiso que ese beso llegara la noche de la inauguración del Campeón del Siglo. Fue una fecha que recuerdan como "mágica" en la que dieron su show más importante al cantar en el flamante estadio de Peñarol. Mientras que a Majo se le ponía la piel de gallina por cantar frente a 40.000 personas, a Estoyanoff lo invadía la emoción por ser uno de los protagonistas en la apertura del estadio del cuadro de sus amores. "Llegué llorando al escenario. No sabía cómo iba a hacer para cantar", recuerda. La emoción fue tal que no pudo interpretar todo el tema a dúo como estaba previsto, sino únicamente sus partes. "Estaba ahogado", justifica.

El broche de oro para una noche intensa fue el beso que los convirtió en pareja. El show había terminado, las familias de ellos se habían retirado y Majo y Lolo habían quedado solos en el camarín. "Le dije de quedarnos un rato porque la salida se iba a demorar", relata Lolo y suelta una pícara guiñada. Entonces dieron rienda suelta a la pasión. El deportista relata la situación sin escatimar demostraciones gestuales. "No tenés que hacer la mímica, no te están filmando", lo reta su novia.

"Yo estaba tirado en un sillón así como éste, después de haber descargado las tensiones del evento. Ella estaba sentada al lado, me estiró el brazo y me agarró. Me empezó a acariciar la nuca, y después se arrimó y nos dimos el primer beso".

No fueron necesarias citas. El beso los hizo novios y desde entonces se volvieron inseparables. "Hacemos todo juntos", subraya Majo. Él la acompaña a reuniones vinculadas a su carrera artística porque, al decir de Majo, "a veces para la mujer es difícil manejarse sola en este ambiente". Y ella lo acompaña a los partidos, donde se convierte en un espectáculo aparte para los que se encuentran cerca en la tribuna: "Imaginate este cuerpito en la tribuna gritando. Yo no me callo y ahí mi boca es una cloaca", admite, y pone como ejemplo un partido amistoso en el que le gritaba al jugador Nicolás Rotundo. "Le había pegado dos veces (a Lolo) y yo le gritaba 'pelado, ¿qué hacés?', y me miraba toda la tribuna".

Ahora Majo y Lolo viven bajo el mismo techo, o bajo los mismos techos, porque pasan días en la casa de la mamá de Majo y otros en la del hermano de Lolo en Paso de la Arena, mientras el futbolista se termina de construir una propia. Por los hogares actuales desfilan primos, hermanos, sobrinos, cuñados. "Parece la Peluquería de Don Mateo", ríe Majo. Pero esa convivencia y la fluida relación de cada uno con la familia del otro da muestras de un noviazgo consolidado, que parece llevar más de los cinco meses que tiene.

Si no puede ver el video haga click aquí.

Ya como pareja afianzada lanzaron su segundo tema, Boca atrevida. "Lo escribimos entre los dos", apunta Majo para diferenciarlo de Somos tú y yo, que es un cover. El nuevo videoclip tiene "mucha producción" y no faltan simpáticas coreografías, paseos a caballo y escenas muy jugadas de Majo y Lolo en la cama.

Críticas.

La historia de Lolo y Majo no se compone solamente de videos llamativos y un público que los acompaña incondicionalmente. La pareja no estuvo exenta de polémicas, críticas y hasta una parodia realizada por el grupo The Party Band que alcanzó una inesperada repercusión. "Las burlas al tema me las tomo con muchísimo humor", sostiene Lolo. Y de las críticas despiadadas está curado de espantos por pertenecer al mundo del deporte: "Estoy acostumbrado. Estamos en una sociedad que es Nacional-Peñarol", explica.

Majo, por su parte, asegura que no le presta atención a los comentarios dañinos que pululan por las redes: "Me tiene sin cuidado la gente que habla con mala onda sin saber. Me caliento solamente cuando se pasan de rosca, pero no soy de contestar y entrar en el juego. Puedo enojarme y estar en casa a las puteadas, pero no respondo".

La vocera de las críticas más feroces que recibió el dúo de forma pública fue de Vanesa Britos, cantante de plena como Majo y, según ella, ex pareja de Estoyanoff. "Yo no tengo ningún problema con la chiquilina, vendemos cosas diferentes en los shows. Ni siquiera es una rival", sentencia Majo y revela que tras las críticas de Vanesa, ambas se encontraron frente a frente por casualidad. Así fue el cruce según la actual novia de Lolo:

"Cuando me vio abrió los ojos bien grandes y no me quiso ni saludar pero yo me acerqué y la saludé lo más bien. Le dije "hola" con buena onda. Ahí está la grandeza de uno", resume.

Él prefiere no responder a los comentarios de quien dice que fue su novia. Se limita a expresar: "Lo que pasó, pasó. Si hubo algo o no hubo algo, ya está. Fue pasado. Ella nunca fue mi pareja y chau. Ahora yo estoy con Majo, estoy bien y estamos enamorados. A mí con Majo me ven en cualquier red social, digo que la amo, la acompaño a todos lados y hacemos entrevistas juntos. A ella la invitaron a un programa a hablar de uno, y está bien, ir es decisión de ella. Cada uno hace lo que quiere".

Lo que se viene...

El dúo lanza en breve su disco bajo el título "Somos tú y yo". "Yo canto como cinco canciones", anticipa Estoyanoff. Majo revela que el disco incluye "un DVD y un póster de los dos de regalo". También apuestan a un show en el Teatro Metro para octubre. "Yo no sé si voy", bromea el futbolista, y su pareja le retruca "¡te llevo atado!".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)