Pamela David

"Llegar a Gran Hermano es como cumplir un viejo sueño"

La modelo y animadora Pamela David fue confirmada como conductora de los debates de la nueva edición de Gran Hermano (América 2). La morocha y esposa de Daniel Vila, abogado, empresario y dueño de un gran imperio mediático, se refirió a sus comienzos y aprovechó la ocasión para recordar su pasaje por El Bar, reality show que la catapultó hacia la fama.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pamela David (Foto: Twitter)

Pamela confesó que conducir los debates en Gran Hermano significa para ella “alcanzar un sueño” porque fue fanática del programa. Una mujer que crece y pide pista.

Sin dejar de ser la mujer del dueño de todo un emporio televisivo y de medios, Pamela David potenció su destino profesional y fue confirmada como la conductora de los debates del reality Gran Hermano que conduce Jorge Rial en la pantalla de América 2.

Sin pelos en la lengua, la morocha recibió a Sábado Show y le ofreció su tiempo y sus respuestas.

—Te convertiste en una de las sorpresas de la tele… ¿Te consta?

—Es bien posible, pero eso le puede pasar a quienes no conocen mi ficha profesional y mi decisión para asumir desafíos. No te olvides que surjo de un reality como fue El Bar, un programa que algún momento produjeron Tinelli y Pergolini juntos…

—¿Y cómo apareciste ahí?

—Yo era una modelo de publicidad provinciana y me había anotado en la agencia de Ricardo Piñeiro. Allí me dijeron que tenía que ir a El Bar y fui muy suelta de cuerpo, pensando que iba a un comercial de alguna bebida o algo parecido. Cuando llegué me hicieron llenar una planilla y cuando me quise dar cuenta esta jugando a la televisión en el reality de Tinelli y Pergolini.

—¿Y cómo te fue jugando al reality?

—Estuve tres meses que sirvieron como plataforma de despegue para hacer la carrera que hice y mi verdadero premio no fue ganar, sino quedar eliminada para volver a la vida y mi actividad. Ahí me di cuenta de qué importante es la vida de cada una y todo lo que nos perdemos cuando tenemos trabajo, salud, familia.

—De aquel El Bar a este Gran Hermano ha pasado mucho tiempo y vos hoy sos otra mujer, otra profesional.

—Es así y para mí llegar a Gran Hermano es como cumplir un sueño. Lo vi casi todo y cuando ya no podía entrar como participante me doy cuenta de que entraré como conductora de los debates donde habrá profesionales muy elevados y de gran reputación. Será un juego de 14 participantes… Pero no puedo decir más nada porque me lo han prohibido.

—¿Quién te ofrece el contrato?

—Yo había viajado a Cannes a ver programas y formatos de televisión, acompañé a mi marido (Daniel Vila) y en ese viaje, el productor Martín Kweller insistió ante Liliana Parodi que yo formara parte de Gran Hermano.

—¿Y vas a convivir con una rival como Victoria Vanucci?

—Es cierto que tuvimos nuestras diferencias y roces, pero en un evento social nos cruzamos, yo fui a saludarla y también a su marido Matías Garfunfel y no hubo que hablar ni arreglar nada y lo que parecía una pelea se terminó en diez segundos. Es más, hoy podemos ser compañeras de trabajo. Mirá qué historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)