HABLAN LOS AUTORES DE DOS LIBROS CONVERTIDOS EN SERIES

Del libro a la pantalla

En poco más de una semana se estará estrenando en HBO, El Jardín de Bronce, una producción argentina para esta cadena que traslada al formato de serie la novela homónima de Gustavo Malajovich.La historia de un arquitecto que busca desesperadamente a su pequeña hija de cuatro años, desaparecida misteriosamente y sin dejar rastro, será contada en ocho episodios de una hora. Por otro lado, en breve llegará la segunda temporada de El Hipnotizador, basada en el cómic escrito por Pablo de Santis e ilustrado por Juan Sáenz Valiente. Los responsables de estas historias cuentan cómo fue trasladarlas a la pantalla chica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Jardín de Bronce

El último fin de semana de mayo tuvo lugar la Comic Con Argentina, derivación de la Convención de Cómics que desde hace treinta años se celebra en Estados Unidos y que viene teniendo versiones en distintas partes del mundo. Son tres días que se aprovechan tanto para disfrutar de todo lo que ofrece la cultura pop, como para realizar importantes anuncios y presentaciones por parte de las industrias del cine, la TV, los videojuegos y la música.

En este marco se desarrolló el panel El boom de las adaptaciones: Del libro a la pantalla, en el que participaron tres autores que interesan especialmente por estos lares sea por lo que ya hemos visto en la pantalla chica como por lo que veremos en una semana. Hablamos de Gustavo Malajovich, autor de la novela El Jardín de Bronce, cuya versión en serie estrenará HBO el próximo domingo, a las 21 horas, y de Pablo de Santis y Juan Sáenz Valiente, autor e ilustrador respectivamente de El Hipnotizador, otra serie de HBO, protagonizada por Leonardo Sbaraglia y rodada en Uruguay. De esta última ya se vio la primera temporada y este año llegará la segunda, en la que volverán a participar actores uruguayos, como César Troncoso, que lleva adelante uno de los personajes principales de la historia.

Leonardo Sbaraglia regresa este año con otra temporada de <i>El Hipnotizador.</i>
Leonardo Sbaraglia regresa este año con otra temporada de El Hipnotizador.

En cuanto a El Jardín de Bronce, sigue la desesperada lucha del arquitecto Fabián Danubio (Joaquín Furriel) por recuperar a su pequeña hija Moira, de cuatro años de edad, desaparecida de forma inexplicable y sin dejar rastro. Ante la falta de respuestas de la Policía, Fabián decide encarar él mismo la búsqueda, ayudado por un excéntrico detective, y eso se transforma en el motor que le da sentido a su vida. El suspenso, el tiempo, el azar y la idea del crimen perfecto juegan un papel fundamental dentro de la trama, que se divide en ocho episodios de una hora.

La novela El Jardín de Bronce, en que se basa la historia filmada en Buenos Aires y otras locaciones de Argentina, ha sido reseñada como uno de los thrillers más apasionantes de los últimos veinte años. Malajovich, autor también de la película Muerte en Buenos Aires y de la serie Los simuladores, escribió el guión de la serie junto a Marcos Osorio Vidal. La dirección estuvo en manos de Hernán Goldfrid y Pablo Fendrik, mientras que la producción corrió por cuenta de HBO Latin America junto a Pol-ka. El elenco se completa con Norma Aleandro, Luis Luque, Julieta Zylberberg, Romina Paula, Gerardo Romano y Alan Sabbagh, entre otros.

A continuación les dejamos lo que Malajovich, De Santis y Sáenz Valiente volcaron en la reciente Comic Con Argentina.

-El Jardín de Bronce es la primera novela de Gustavo Malajovich, cuya trayectoria estaba más ligada a la escritura audiovisual. ¿Por qué a esta historia decidiste darle un formato literario en vez de un formato de serie o película?

Malajovich: Cuando surgió el libro yo estaba trabajando como guionista y tenía un montón de proyectos guardados, algunos de ellos literarios. Eran una asignatura pendiente para mí. Estuve muy concentrado en escribir guiones por un tiempo y no tuve espacio para desarrollar esas ideas a nivel literario. Un día conversé con Marcelo Panozzo, quien era el editor de Penguin Random House en esa época, y me preguntó si tenía alguna idea de serie policial. Le conté mi idea sobre esta novela a la que llamaría El Jardín de Bronce y me alentó a que la escribiera. En ese proceso sentí que había empezado a encontrar una voz propia para escribir.

-¿Cuál es el origen de la historia de El Jardín de Bronce? ¿Hay algo personal en ella?

Malajovich: Mi idea original fue desarrollar un personaje que se especializara en buscar gente desaparecida o perdida, no que investigara asesinatos. Y una de las cuestiones más autobiográficas que tiene la novela surge de un temor de cualquier padre: perder a un hijo en un lugar público y muy concurrido. Yo tenía una pesadilla con el subterráneo: mi hijo subía al tren y yo me quedaba en la estación. Entonces, a partir de esa sensación, se me ocurrió desarrollar la historia: qué pasaría si mi hijo subiera al subterráneo y luego no pudiera encontrarlo por mucho tiempo. Eso me llevó a pensar la novela y ahora será el puntapié de la serie de HBO.

-¿Y con respecto al personaje principal?

Malajovich: En este contexto, cuando los entes oficiales de búsqueda no dan respuesta, uno como padre tiene que seguir buscando. Y allí es donde el protagonista se posiciona en el papel de detective. Es el bautismo de la figura heroica a través de lo que a él le sucede en carne propia.

Los autores de las novelas con el moderador del panel del <i>Comic Con Argentina.</i>
Los autores de las novelas con el moderador del panel del Comic Con Argentina.

-¿Cómo surge el pasaje de la novela a la serie de HBO?

Malajovich: Yo había recibido algunas propuestas para adaptar el libro a un largometraje y cuando surgió la oportunidad de hacerlo en formato de serie con HBO, me resultó mucho más atractivo. Sin dudarlo me postulé como guionista, obviamente, y aceptaron. Lo convoqué a Marcos Osorio, quien es un guionista que trabaja conmigo desde hace muchos años, y empezamos a transformar el material de la novela en una serie de ocho capítulos que está a punto de estrenarse.

-¿Cómo fue el proceso de armado del elenco?

Malajovich: Muy conversado. Fue una sorpresa para mí que Joaquín Furriel fuera propuesto para interpretar a Fabián Danubio, porque en realidad no encajaba con el physique du role del personaje de la novela, lo cual marcaba un poco una limitación que yo me había autoimpuesto injustamente. Entonces adaptamos el physique du role de él y de otros personajes. Y el resultado es excelente. Esas son las sorpresas que trae el traspaso de formatos. Existe un territorio en el cual el actor se mete en tu trabajo y alimenta al personaje desde otro lugar.

-¿Qué tiene el lenguaje del libro que no tiene la televisión?

Malajovich: Cuando alguien lee una novela, la visualiza como quiere. En cambio en una serie audiovisual el espectador directamente ve algo. Esto me obligó a modificar algunas cuestiones, incluso de trama, porque con la imagen se eliminaba la sorpresa que estaba sembrando en la novela para la imaginación del lector.

-¿Cómo nace la historia de El Hipnotizador?

De Santis: La historia surgió cuando tenía alrededor de veinte años y comencé a trabajar en una revista llamada Radiolandia como periodista. Era una revista que se dedicaba a los escándalos y a los romances, pero también al mundo de lo oculto. Había astrólogos, había mentalistas de toda clase, quienes para mí eran una fauna disparatada pero muy atractiva. Ese fue el disparador de la historia.

-¿Cómo fue crear gráficamente a Arenas y a todo el universo que rodea a la historia?

De Santis: Juan le imprimió a los personajes un sello personal de expresión en las caras que funciona muy bien, porque hay algo de la expresión, del pensamiento, de la expresividad del personaje. Lo mismo sucede con la arquitectura. Esas casas están vivas, esas ciudades están vivas, y todo parece tener un significado.

Sáenz Valiente: Al igual que Pablo, yo también tuve mi experiencia con la hipnosis desde antes de encarar el proyecto. Cuando era chico iba a Uruguay a pasar mis vacaciones y me llevaban a ver el show de Tusam (un mentalista argentino). Lo que más me atraía era el final: la sesión de hipnosis. Llamaba a gente del público, que subía al escenario y las hipnotizaba realmente. Eso me hizo tener respeto y a su vez idealizar la hipnosis. Sé que es algo posible. El clima que se generaba era de vacío absoluto. Y en El Hipnotizador, cuando comienza la escena de la hipnosis, pareciera que los fondos desaparecen. Aparece un negro de silencio.

-¿Cómo fue encontrar este mundo mágico de El Hipnotizador, que ya tenía una primera versión gráfica, transformado ahora en una serie audiovisual de HBO?

De Santis: La primera temporada fue muy fiel a la historieta. Inclusive Montevideo, que fue el lugar en donde se filmó, fue elegido por respetar mucho los dibujos de Juan. Montevideo es una ciudad donde se ha conservado mucho más la vieja arquitectura que en Buenos Aires, donde las topadoras funcionan más. Eso quedó. El teatro me parece muy parecido al que dibujó Juan. Es el mismo que en la serie. Se agregaron personajes y situaciones, pero todo el álbum está dentro de la serie.

Luis Luque y Joaquín Furriel en los roles de detective y padre desesperado.
Luis Luque y Joaquín Furriel en los roles de detective y padre desesperado.

Sáenz Valiente: Es como un regalo hermoso, una suerte de homenaje. Es sorprendente ver algo tuyo convertido en una producción con tanta potencia. Cuando nació El Hipnotizador me dieron el guión y realicé mis dibujos. En la serie de HBO hay una producción de cien personas, cámaras, efectos de postproducción, sonido, actores, directores, iluminadores, técnicos. Para el ego es una caricia enorme.

-En la serie algunos actores hablan en portugués y otros en español. Eso en la historieta no está. ¿Por qué se realizó así?

De Santis: Fue un experimento, ya que habría actores uruguayos, argentinos, brasileños y una actriz portuguesa. Por eso se decidió hacer que la ciudad fuera un lugar de frontera y que se hablaran los dos idiomas.

-¿Cuándo se verá la segunda temporada?

De Santis: El rodaje se hizo el año pasado y está en etapa de postproducción. Esa historia ya no está en la historieta, es un argumento original. La segunda temporada transcurre en un lugar aparte, Puenteblanco, un escenario nuevo, con personajes nuevos. Hay algunas referencias al pasado de Arenas, pero es en otro lugar, un argumento de tipo fantástico. Transcurre en una isla.

Gustavo Malajovich


Ejercía la arquitectura cuando en 2002 su vida profesional dio un formidable vuelco: Damián Szifrón lo llamó para colaborar en los guiones de la serie de TV, Los simuladores.

El argentino debutó con su primera novela y HBO la lleva a la pantalla como serie.
El argentino debutó con su primera novela y HBO la lleva a la pantalla como serie.

Desde ahí, se centró en la escritura. Ha guionado otros programas y películas como Todos contra Juan, Encarnación o Muerte en Buenos Aires. Su primera novela, El Jardín de Bronce, vio la luz en 2012. Es profesor de escritura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)