RUBÍ

Joya de la canción

La cantante argentina Rubí busca llevar su música a nuevos horizontes. Presenta su disco “Y seré feliz” en Uruguay y quiere continuar en Ecuador y Bolivia. Además, es médica y lleva estos conocimientos al escenario. Entrevista a la artista que alcanza la felicidad a través de sus dos profesiones.

Rubí.
Rubí.

—¿Cuál dirías que es la esencia de tu nuevo disco Y seré feliz?

—Tiene que ver con la simpleza de la gente. Transmitirle al público la idea de que los sueños se pueden cumplir si uno le pone toda la garra y el corazón. Si uno cree que las cosas pueden pasar no hay forma de que no sucedan, no hay nadie que pueda impedir que uno logre lo que quiera.

—¿Cómo lo aplicás a tu vida?

—Lo aplico todos los días. Hago foco en lo que quiero lograr y trabajo para conseguirlo. Voy escalando peldaños de a poquito para llegar a lo que quiero. Desde pequeñita dije quería ser cantante y médica. Logré las dos cosas. Me presenté en cuanto concurso de canto pude, y siempre tuve la suerte de quedar finalista. Después conocí a quien hoy es productor y autor de los temas que canto, que es mi marido. Las canciones son como nuestros hijos, porque él las escribe y yo las canto.

—¿Por cuáles temáticas te gusta que vayan las letras de tus canciones?

—Yo canto sobre el amor y sobre la gente. Hago pop latino y toco temas comunes a todo Latinoamérica. Tengo un tema que tiene muchas visitas en You Tube que se llama Con papeles o sin papeles, que habla de los inmigrantes. Dice que el inmigrante lo que más desea en la vida es sentirse en su nuevo país como si fuera su propia tierra.

—¿Y cómo ves la situación de los inmigrantes frente al discurso de Donald Trump?

—Hay que ver cómo sigue. Es muy difícil porque hay gente que ha formado su familia allá y sufrir una deportación es muy bravo, porque además hay gente que está adaptada a esa nueva cultura en la que vivió toda su vida.

—¿Cómo combinás tu trabajo de artista con el de médica?

—Lo intercalo. Yo sigo ejerciendo como médica. Ejerzo particular y trabajo para el Dr. Ravenna hace muchos años. Es difícil pero cuando una tiene el corazón grande puede combinar dos o tres pasiones. Son carreras que hay que enfrentar con mucha responsabilidad y seriedad.

—¿Hay alguna alimentación en particular que ayude a tu desempeño como cantante?

—Sí, hay que tratar de evitar el consumo de harinas o azúcares porque producen inflamación, incluso en las cuerdas vocales.

—¿Cómo es tu vínculo con Uruguay?

—Tengo mucha familia en el barrio Colón y en Melilla. Desde chica vengo a veranear al Este. Conozco muchísimo Uruguay, es como mi segunda patria. Musicalmente es la primera vez que estoy presentando mis shows, y la idea es seguir viniendo a Uruguay a cantar. También quiero llevar mi música a Bolivia, Ecuador y difundir lo que más me gusta hacer.

—¿Cómo definirías a los uruguayos?

—Son divinos y excelentes anfitriones. Tienen un ritmo de vida muy tranquilo, no viven tan estresados y a lo loco como nosotros.

—En Argentina en los últimos años se ha visto que los artistas se involucran con la política más que antes, ¿cómo ves esa posición?

—Yo no estoy politizada. Es un error enorme que un artista tome un color político porque es ponerse a la mitad de la gente en contra. Me parece bien que tengan sus preferencias pero las tendrían que mantener en privado. El artista tiene que transmitir arte, y no importa su color político.

—¿Quién te puso el apodo "Rubí"?

—Cuando yo era muy pequeñita, mi abuela que me adoraba me decía que yo era la joya de la casa. Entonces quedó "Rubí" por la piedra preciosa, y porque coincide con mi apellido que es "Rubinstein".

—Venís de familia de tangueros, ¿cuánto influyó en tu carrera?

—Mucho porque en mi casa se respiró música desde que tengo memoria. Él compuso un tema que hizo famoso Alberto Castillo que se llamaba Así se baila el tango. La diferencia es que yo preferí dedicarme a la música romántica y latina, aunque me gusta escuchar tango.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)