por la revancha

Jorge Rial: otro round de Gran Hermano

El principal reality show del Río de la Plata retorna al aire pero esta vez saldrá por la pantalla de América y no por la de Telefé. Jorge Rial retoma la conducción de Gran Hermano, como lo realizó en las últimas ediciones y lo hace desde una nueva posición personal, “con una familia nueva, con Mariana (Antoniale), con mis hijas”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Rial

El periodista y conductor de Intrusos contó que vive este regreso como una revancha y aseguró que gracias a Gran Hermano recibió lecciones de humildad: “una noche hicimos 50 puntos de rating y al otro día me tocó hacer 12 puntos con Intrusos”.

Luego de tres años de ausencia, la casa más famosa del país abrió sus puertas en su octava edición y a horas del gran debut, Sábado Show estuvo con uno de los protagonistas más importantes del reality.

Mi casa.

Así definió Jorge Rial la vuelta de Gran Hermano por la pantalla de América, canal que tiene al conductor como líder de audiencia desde hace 15 años: "a mi Telefe siempre me trató muy bien, pero fui visitante. Agradezco que me hayan invitado a la fiesta de los 25 años, debo reconocer que Telefé siempre fue una gran amante, pero mi mujer es América" aseguró el periodista argentino.

Con una gran apuesta y con mucha expectativa, la casa más famosa del país empieza a latir: "se dio la posibilidad de trabajar en casa y eso me da una gran alegría. Que el canal se haya jugado a un proyecto como Gran Hermano, que no es una pavada, cuarenta y cinco cámaras en HD que no son robots, hay cuarenta y cinco personas detrás, 24 horas, es una jugada muy grande. Yo tenía algunas dudas porque sentía que ya me había despedido de Gran Hermano, pero no podía decirles que no, y más allá de mi continuidad en el reality, quiero que se quede en América".

Esta edición cuenta con catorce participantes, siete mujeres y siete hombres. Hay un cuarto en el cual se podrá entrar cuando se encienda una luz verde o roja, quien se anime, tendrá una sorpresa que puede ser buena o mala. A pesar de que muchos creyeron que sería bizarro por algunas imágenes que dejaron trascender del casting, todo hace prever que las historias de vida van a prevalecer.

La casa está ubicada en Palermo Hollywood y contará con tres ambientes más que las anteriores. El confesionario será interactivo, las paredes y el sillón irán cambiando de color según el estado de ánimo del participante.

"Gran Hermano me hizo crecer como conductor, me hizo ver la humildad que tenía que tener porque el día que hice 50.3 de rating no me pude quedar al festejo, tenía que trabajar, y al otro día hice 12 puntos en Intrusos. Fui feliz con los cincuenta puntos y fui feliz con los doce, en otro momento me hubiera puesto los zapatitos blancos y me hubiera parado en la calle Florida a que la gente me palmeara, pero fui a laburar a lo que es lo mío, Intrusos" sostiene Rial, quien aseguró que dejará todo en la cancha para obtener el mejor resultado.

En la era de la tecnología, Jorge define como fundamental el papel que ocupará: "no hay más 50 puntos de rating porque hoy desde las redes sociales vos manejás todo, vos sos el director. Acá van a tener ocho cámaras donde la gente va a elegir qué quiere ver a través del celular cuando quieran, antes si querías ver algo tenías que verlo en la tele, no había Twitter, no había nada. Yo creo mucho en la tecnología, sino, cocodrilo que se duerme lo hacen cartera" afirma.

Con respecto a ediciones anteriores, esta vez los debates estarán a cargo de Pamela David y no de Mariano Peluffo, a quien Jorge hace unos días le dedicó en Twitter muy lindas palabras: "Me alegra lo bien que le va a @marianopeluffo, por buen tipo. El miércoles que viene nos tocará compartir horario. No competir", expreso, y al ser consultado sobre esto, dijo: "me alegra mucho el crecimiento de Mariano, hay que sacarle de una vez el mote de remador porque sino lo limitás a eso y es un gran conductor que está haciendo un gran laburo en Master Chef, vamos a coincidir en horarios pero vamos a compartir no a competir porque lo quiero mucho y sé que es recíproco. Pamela viene a hacer otra cosa, los debates van a ser distintos a los de Telefé, allá eran los panelistas hablando de Gran Hermano, acá si algún pariente quiere venir a hablar va a poder hacerlo, va a haber debate de verdad, va a ser heavy" nos dice el hombre que en eso es especialista.

—¿En qué momento de tu vida te encuentra este Gran Hermano?

—Para mí es una revancha, me fui de Gran Hermano de una manera que no tenía ganas y vuelvo de otra, con una familia nueva, con Mariana, con mis hijas. Pero en ese momento, me tenía que ir porque mi vida personal era un caos, mi cabeza no daba más. No podía estar escuchando a una chica que se preocupaba por la tintura adentro de la casa, cuando yo afuera tenía unos quilombos bárbaros. Esta es una revancha que me dan y voy a tratar de aprovecharla al máximo.

Todo demuestra que para Jorge Rial este no será un año más. Con grandes proyectos laborales como el lanzamiento de su propia plataforma periodística en quince días y con la frase que dejó escapar en la presentación de Gran Hermano, "sí, me voy a casar", se define pleno con su presente: "estos últimos años fueron de absoluta felicidad, con problemas en el medio que sirvieron. Planté un árbol en San Luis, tengo dos hijas y escribí un libro, ya está", dice con una sonrisa en su rostro, que demuestra que la felicidad llegó para quedarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)