Fátima Florez

"Conmigo el humor usa polleras"

En un territorio netamente machista como la comicidad, Fátima Florez impone un estilo diferente de actuación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fátima Florez

Ancha y feliz en su expresión, la polifacética Fátima Florez nos recibió después de su debut protagónico en un teatro de Corrientes y habló del humor en el Río de la Plata y de las dificultades para llegar a este éxito que hoy la bendice.

Una mujer que se hizo a sí misma y hoy se planta frente a un medio que no perdona ni brinda ventajas. Exclusiva para Sábado Show, la dama de las mil caras.

-¡Por fin llegaste a un teatro de la avenida Corrientes!

-Es como haber tocado el cielo con las manos. No cualquiera puede jactarse de estar en una sala con la historia del Teatro Tabarís y yo me puedo dar el lujo con mi espectáculo Fatima para todos. No es común que una mujer sea cabeza de compañía en un género tan machista como el humor y que ofrezca un show con el vestuario, la escenografía, un ballet de bailarines y otros números como yo lo estoy haciendo. Llegué para quedarme y nadie más frenará mi carrera.

-¿Es tan así que el humor es un género sólo de hombres?

-Si no fuese así, contá la cantidad de mujeres que hoy hacen humor con ellas mismas. Tenés a Gladys Florimonti, Anita Martínez y alguna otra que se me escapa... No hay muchas. Conmigo, el humor se puso polleras y tiene cara de mujer.

-Hablás con una mezcla de bronca y dolor.

-Sólo cuento lo que me pasó a mí, porque muchas veces me la hicieron muy difícil y no por falta de capacidad ¡Todo lo contrario! Muchos creyeron ver en Fátima Florez a una competidora o candidata a protagonizar y me pusieron palos en la rueda o trabaron negociaciones para que no llegara a concretar shows, programas o personajes. Hoy la gente me abrió la puerta de su corazón y nadie más me la cerrará. Mi humor y mi estilo hoy tienen marca registrada.

-¿Es cierto que recibiste muchas presiones para no hacer la imitación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner?

-Yo evité imitarla en los últimos tiempos por razones que consideré irrespetuosas con los momentos que le tocaba vivir. Fue una decisión mía, aunque haya habido presiones que en realidad nunca supe de dónde provenían. Cristina tiene muy buen humor y no creo que yo la haya preocupado alguna vez, en este medio las versiones van y vienen y yo no me subo tan fácilmente.

-¿Cuántas imitaciones hacés en tu espectáculo?

-Cerca de 100 personajes entre los que distingo a Moria, Carmen, Nacha, Michael Jackson, Canosa, Iliana Calabró, Suller, Susana, Tita Merello, Alfano, Fullop. Gabriela Sabatini... No alcanza con una buena caracterización y la voz con buen registro del personaje. La gran clave y el secreto de la imitación con humor pasa por el costado gestual. Ahí, si no trabajás con espíritu artesanal estás frita. La gente lo entiende y lo disfruta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)