AUGUSTO MADEIRA

Hombre récord

Hace 30 años que el brasileño Augusto Madeira (47 años) no para de trabajar. En teatro, cine, televisión, publicidad, y más recientemente en aplicaciones para celulares y tablets, y series de TV cable. Una de estas últimas es la versión brasileña de la muy recordada argentina El hombre de tu vida, creada por Juan José Campanella. HBO lo eligió para desempeñar el papel de Guillermo Francella, el Hugo que enamora y desenamora mujeres como empleado de la agencia de citas de su prima. Próximamente lo volveremos a ver como Ernesto, el exterminador de monstruos, serie brasileño-uruguaya basada en los libros de Roy Berocay. De eso y mucho más, hablamos con un hombre récord del espectáculo verde-amarelo, que un 19 de enero de 1987 pisaba por primera vez un escenario de verdad con el musical Grease, en un teatro que ya no existe más, el Galería. “Mis primeros pasos en esta larga caminata fueron cantando y bailando. Todo mi amor por esas personas que forman parte de mi ADN”,

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Augusto Madeira

Hugo tenía un buen trabajo y era feliz con su esposa e hijo. Pero cuando Gabriel era apenas un bebé, la esposa de Hugo falleció y éste debió convertirse de repente en padre y madre. No fue sencillo, pero salió adelante. No imaginó lo que ocurriría cuando Gabriel cumplió 13 años… Hugo quedó sin trabajo y las deudas se empezaron acumular.

La situación hizo que Gloria, prima de Hugo y madrina de Gabriel, terminara por revelar un secreto: estaba al frente de El Amor de su Vida, una agencia de citas encargada de formar parejas. El tema es que lo que esta mujer muy extrovertida y desenvuelta necesita es un único empleado: un hombre que se transforme por un rato en el hombre de los sueños de cada clienta y algunas citas después le rompa el corazón. La agencia habrá cumplido entonces con el servicio ofrecido.

Hugo, un hombre que pretende ser honesto en un mundo de deshonestos, se resistirá a aceptar el trabajo todo lo posible, pero finalmente no tendrá más remedio que convertirse en El hombre de su vida.

A varios les sonará muy conocida esta historia. Muchos enseguida imaginarán a Hugo con la cara de Guillermo Francella y a Gloria con la de Mercedes Morán, porque esos fueron los actores que protagonizaron la serie creada por Juan José Campanella que en Uruguay emitiera Monte Carlo TV. La cuestión es que HBO no pasó por alto un éxito como ese y decidió hacer su propia versión, la que está emitiendo desde el pasado 13 de enero, todos los viernes, a las 22 horas.

"Es igual a la serie argentina, los personajes, todo, pero pensado para el universo de San Pablo, que es una metrópolis muy grande, y con un poco de clima de Brasil. Cuando ves la serie, no reconocés San Pablo, pero sabés que es una ciudad muy grande. Es como si fuese una gran ciudad de Latinoamérica, pero que no identificás", explica Augusto Madeira en contacto telefónico desde Rio de Janeiro. El actor es quien da vida a Hugo, acompañado por Angela Dip (Gloria), Arthur Kohl (el padre Francisco, que en la versión argentina interpretara brillantemente Luis Brandoni), Konstantino Sarris (Gabriel, el papel de Tupac Larriera), y Mayara Constantino (la profesora Mónica, encarnada por Malena Pichot). Y en cada capítulo, se suma una actriz como la clienta del día.

Angela Dip interpreta el papel que en la original argentina hiciera Mercedes Morán.
Angela Dip interpreta el papel que en la original argentina hiciera Mercedes Morán.

"La serie original es muy buena, pero creo que nuestra versión le aporta algo más, le da un aspecto más de cine. Usamos un lenguaje más cinematográfico", continua este brasileño de 47 años que en su país es muy conocido. Incluso se bromea con que quiere batir un récord ya que lleva más de sesenta películas filmadas, entre largos y cortometrajes, además de sus trabajos en TV, publicidad y teatro. "Tengo el privilegio de que me gusta lo que hago, para mí el trabajo es un aprendizaje constante, como si estuviera siempre jugando, perfeccionándome", se "defiende".

Trayecto


Augusto recibió la propuesta para hacer Homem da sua vida en 2013 y los trece capítulos se rodaron en 2014, durante cuatro meses, algunos de los cuales coincidieron con el Mundial de Fútbol disputado en Brasil. No es un dato menor, teniendo en cuenta lo futbolero que es este país. "En algo dificultó, por ejemplo en la concentración. En Brasil, no importa si juega Argelia contra Camerún que todos lo quieren ver", cuenta el actor. A eso se agregó un detalle no menor: la cantidad de aviones que sobrevuelan San Pablo todo el tiempo. "No teníamos estudio, grabábamos en las distintas locaciones: en la calle, en las casas, en los restaurantes… Entonces, por el ruido de los aviones, teníamos que parar las grabaciones muy seguido".

Éste es el primer protagónico de Augusto en la TV cable, pero no su primera experiencia en ella. Es la tercera vez que trabaja para HBO, la primera fue con Hijos del Carnaval, y la segunda con Mujer de fases, series que se vieron en esta parte de América del Sur. Mientras que para el grupo Fox fue parte del elenco de Llámame Bruna, la serie basada en la historia real de una joven que eligió ser prostituta VIP. "Fue una experiencia muy interesante porque el 2016 fue un año de mucha afirmación feminista en Brasil, con movimientos de las mujeres por sus derechos. Todo el equipo de Llámame Bruna era femenino: la directora, la fotógrafa, la producción, el elenco… era algo extraño estar en medio de tantas mujeres (risas). Muy interesante", recuerda.

Arthur Kohl en el rol del cura que correspondiera a Luis Brandoni.
Arthur Kohl en el rol del cura que correspondiera a Luis Brandoni.

También valora y mucho su experiencia en HBO. "Estoy muy orgulloso de trabajar para HBO porque siempre recuerdo cuando era espectador y la veía. Me gustan mucho sus productos, sobre todo porque se empezaron a aproximar a la calidad de cine. Ahora todas las producciones buscan eso, pero HBO fue un poco la pionera. Encuentro que ahora todos van en esa línea, la propia Fox con Llámame Bruna tenía un equipo de cine también", destaca.

Hombre récord


Hace 30 años que Augusto trabaja casi sin parar. Claro que no siempre fue así, los comienzos le costaron un poco, debiendo incluso compartir alojamiento con otro actor Bruno García- para repartir gastos que, a veces, asumía tan solo uno de los dos. Pero una vez que encontró el camino de la fama, el reconocimiento y las buenas críticas, las propuestas de trabajo no dejaron de llegar.

Hoy acumula nueve premios en cine, los más de sesenta trabajos en la pantalla grande ya mencionados, unas 51 obras de teatro entre espectáculos para adultos e infantiles-, y trabajos en televisión, entre los que destacó recientemente Os experientes (2015), serie de Red Globo dirigida por Fernando Meirelles que fue candidata al Emmy Internacional en la categoría Miniserie. El actor concurrió a la ceremonia en representación de esta ficción de cuatro episodios, cuatro historias independientes sobre la vejez de un grupo de personajes, etapa tomada como una oportunidad para redescubrir, reinventarse o simplemente empezar a vivir una de las mejores fases de la vida.

Konstantino Sarris hace del hijo de Hugo, el protagonista de la serie.
Konstantino Sarris hace del hijo de Hugo, el protagonista de la serie.

En Red Globo, Augusto es uno de los treinta integrantes del elenco de Zorra (The Mass), una propuesta de humor dirigida por Mauricio Farias, también candidata al Emmy, en este caso como Programa de Humor de 2016. "Es un humor moderno, de Internet, más rápido, más político, más crítico", explica.

Además de las varias películas que tiene para estrenar este año, al actor le gustaría volver a hacer teatro, su gran pasión. "Soy una persona de teatro. Trabajé mucho en películas últimamente y he tenido poco tiempo para el teatro. Para mí, el teatro se tiene que hacer con tiempo, con dedicación, sino no vale la pena. Tengo hambre de teatro", dice y anuncia que en 2017 también quiere volver a dirigir porque tiene nostalgia. "No tengo nada confirmado, pero sí varias cosas encaminadas".

Conexión Uruguay


Este amante de las tablas conoció Uruguay gracias a que en 2004 fue parte del Festival de Teatro presentado en El Galpón. Llegó con la obra O que diz Molero, de Diniz Machado, dirigida por Aderbal Freire Filho, con quien el actor ha trabajado muchas veces. "Era un espectáculo de cuatro horas, con cinco actores haciendo doscientos personajes, una locura escénica. Teníamos miedo por la barrera del idioma, pero el público uruguayo respondió muy bien. Fue el espectáculo extranjero del año, una experiencia muy gratificante que tuve en Uruguay. Tengo muchos conocidos en el grupo El Galpón", rememora.

Este año volverá a estar en contacto con nuestro país gracias a que es el protagonista de Ernesto, el exterminador de monstruos (y otras porquerías), serie infantil basada en los libros del uruguayo Roy Berocay. Con la ayuda de su fiel escudero Bartolomé, utilizando un método nada convencional, Ernesto debe eliminar un monstruo diferente en cada capítulo y así cumplir con el pedido de quienes lo contratan. Se trata de un antihéroe, políticamente incorrecto, pero de gran corazón.

Madeira será Ernesto, e, exterminador de monstruos, personaje de Roy Berocay.
Madeira será Ernesto, e, exterminador de monstruos, personaje de Roy Berocay.

"La serie ya está toda grabada y se estrena en Brasil en el primer semestre. También se va a emitir en Uruguay", cuenta Augusto, quien comparte elenco con un uruguayo ya muy conocido en Brasil, César Troncoso. Se trata de una co-producción entre Brasil y Uruguay, realizada con el apoyo del Fondo Audiovisual del Instituto de Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU). En nuestro país la exhibirá TNU y quizás también TV Ciudad.

Todo terreno


Como para no dejar terreno sin conquistar, a Augusto también se lo puede ver protagonizando una de las tantas series para celulares y tablets realizadas por la francesa Studio+. Se trata de Crime time. Hora de perigo, un policial de siete capítulos de diez minutos cada uno en los que encarna a un ex policía convertido en conductor de un reality que muestra acciones policiales y escenas de crímenes. "Es muy interesante, una historia muy concisa, muy directa, como un cortometraje. Es muy bueno incursionar en ese nuevo modelo, formato. Creo que estas cosas van a abrir puertas, van a generar posibilidades de trabajo", apunta sobre una serie de la que filmó tres temporadas.

Sin duda que Augusto camina rumbo al récord, pero eso no quita que también necesite descansar. Cuando hablamos con él estaba de vacaciones, pero unas vacaciones muy particulares porque hacía un mes y medio que había nacido su segundo hijo. "Mis vacaciones están muy en función de mi bebé. Estoy trabajando desde casa mucho, con lanzamientos, entrevistas por Homem da sua vida y otras cosas. Nada de tiempo libre", dice quien también es padre de un adolescente de 15 años.

Descanso a medias entonces para este hombre que alguna vez quiso ser diseñador. "Llegué a entrar en la Facultad de Diseño, pero a los 16 años entré al teatro y nunca más salí. Acabé dejando el diseño de lado. La verdad todo se complementa: tocar el violín, imitar acentos de otras lenguas… todo eso sirve para el trabajo de actor".

Estuvo en la serie <i>Os experientes, </i>nominada al Emmy International.
Estuvo en la serie Os experientes, nominada al Emmy International.

Pero tardó en reconocerse como tal. ¿Por qué? "Es una vida ingrata (risas), muy difícil. Hice muchos cursos, pero no conseguía vivir de eso. Pero igual no paré, seguí insistiendo, hice facultad de teatro. Trabajé en el teatro 12, 14, 16 horas por día, pero no decía que era actor. Después de haberme formado me empecé a convencer de que podía serlo y recién cuando estaba cerca de los 30 me dije ahora no tengo vuelta. Es una vida incierta, tengo muchos amigos actores talentosos que se quedaron a medio camino. Hay mucho de suerte también en el proceso. Tengo amigos talentosos que hoy en día son un suceso, y tengo otros igualmente talentosos y dedicados que viven con muchas dificultades. Va mucho en las habilidades sociales, en la suerte, en las oportunidades". Augusto lo aprendió con el tiempo y la experiencia, dos factores que hoy no le permiten dudar ni por un instante de que es un actor. Y habría que agregar "de los buenos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)