LOS SECRETOS DEL EXCELENTE DRAMA DE TV "THIS IS US"

Historias de familia

Cinco personajes para una historia contada en dos tiempos... o más. Una pareja en los años 80 y tres treintañeros en la época actual. ¿Qué los une? Difícil responder esa pregunta sin quemar el argumento de una serie dramática que sorprende desde el primer episodio.

This is us
El quinteto de protagonistas de este muy recomendable drama de TV.

ANALÍA FILOSI

En la lista de candidatas a Mejor Drama, tanto de los Globo de Oro como de los Emmy 2017, aparecía un título con poca prensa. Al menos, por este lado del mapa nadie tenía muy presente qué era This is us. Y la aparente lógica se impuso porque el Globo se lo llevó The Crown (la serie sobre la Reina Isabel de Inglaterra), y el Emmy, The Handmaid’s Tale, un drama feminista que viene dando mucho qué hablar.

Pero la serie escrita y producida por Dan Fogelman (Loco y estúpido amor) no se fue con las manos vacías del Emmy. Una semana antes, Denis OHare había ganado la estatuilla a Actor Invitado y, en la noche de los grandes premios, Sterling K. Brown se alzó con el galardón a Mejor Actor. Eso sin contar los demás actores del elenco que aspiraban a estatuillas, tanto en los Globo de Oro como en los Emmy: Milo Ventimiglia, Chrissy Metz, Mandy Moore, Brian Tyree Henry.

No es que la calidad de una serie se mida solo por sus reconocimientos, This is us también tiene todo el apoyo del público y la crítica. La prueba está en que ya aseguró dos temporadas más, la segunda se estrenó en los Estados Unidos el pasado 26 de setiembre, mientras que en América Latina, Fox Life se encuentra en plena emisión de la primera. El martes que viene (22 horas) se verá el decimosegundo de los dieciocho episodios que componen el primer año. Además, está disponible completa en la App de FOX.

¿Pero qué tiene This is us para compartir podios con la súper popular The Stranger Things, la siempre polémica House of Cards, las consagradas The Crown y The Handmaid's Tale, las superproducciones Game of Thrones y Westworld, o la serie de culto Better Call Saul? Nada del otro mundo, es una simple historia familiar muy bien contada.

Y en ese "bien contada" hay que decir que no recurre al orden cronológico, sino que nos lleva del presente al pasado, del pasado al presente, del pasado al pasado de ese pasado… pero al final de cada capítulo todo cierra y se revela un nuevo dato o secreto de la familia Pearson. Por eso es difícil contarle de qué trata la serie a alguien que nunca la haya visto porque se corre el riesgo de revelar demasiada información y arruinar la sorpresa o el impacto buscado.

La historia comienza con varios personajes cumpliendo años el mismo día. Un padre de familia que espera trillizos (Ventimiglia) y se rehusa a que su esposa (Moore) no le dé el tradicional baile de cumpleaños a pesar de su enorme panza de embarazada. Una treintañera con graves problemas de obesidad que le cuesta superar (Metz). Un actor poco tenido en cuenta porque su mayor éxito es una comedia de TV bastante boba (Justin Hurtley). Y un exitoso profesional y padre de familia que ese día encuentra a su padre biológico (Brown). Los tres últimos están cumpliendo 36 años y los une ser hermanos, los dos primeros de sangre y el tercero adoptado, lo cual es bastante evidente porque es negro mientras sus hermanos son blancos.

Esos cuatro vértices componen esta historia que de cuadrada no tiene nada porque, si bien apela a situaciones muy comunes o, al menos, que nos podrían ocurrir a cualquiera de nosotros en algún momento, se las ingenia para sorprender, enamorar, emocionar y hasta enojar de manera que deja algo en el espectador. En definitiva, se las ingenia para apelar a los sentimientos más básicos y humanos que puedan existir. Y no cae en la cursilería, casi no toca el cliché y no apela a los golpes bajos.

Gente común.'

Si hay algo que destaca en This is us es que sus personajes son imperfectos, lo cual los hace muy creíbles y pasibles de identificación con la audiencia. Por ejemplo, Kevin, el protagonista de la comedia pasatista The Man-ny (un juego de palabras con la palabra niñero en inglés), es un hombre tan ingenuo o superficial que a veces parece tonto. Se lo podría equiparar al Joey de Friends, salvo que acá es parte de una serie dramática entonces, a la hora de ponerse serio, su personaje ya no nos permite que lo tomemos con tanta ligereza. Nos damos cuenta de que la inteligencia pasa entonces por otro lado, una habilidad que tiene esta ficción. Justin Hurtley es el único actor del quinteto protagonista que no ha conseguido nominación a premios. No por falta de méritos se podría decir, sino porque había muchos competidores en la vuelta.

En cambio, Chrissy Metz, la actriz que hace de Kate, la hermana obesa de la familia, consiguió ser tenida en cuenta tanto en los Globo de Oro como en los Emmy (candidata como Actriz de Reparto). Y bien merecido. Encarna de forma acertada el papel de quien desde muy chica tuvo problemas con los kilos y eso, muchas veces, determinó los caminos a seguir. Canta, pero no se anima a hacerlo en público. Es bonita, pero siente que su imponente aspecto opaca todo lo demás. Y guarda un secreto vinculado a la muerte de su padre que parecería explicar muchas cosas de su personalidad. En la primera temporada ese secreto no se revela sino que forma parte del arranque de la segunda, cuando los tres hermanos están cumpliendo 37 años.

Después está el matrimonio que componen Jack y Rebecca, interpretados por Ventimiglia y Moore. El primero fue candidato al Emmy a Mejor Actor y la segunda al Globo de Oro a Actriz de Reparto. Jack es hijo de un alcohólico que logra abrirse camino como capataz de la construcción, Rebecca siempre quiso ser cantante pero debió relegar ese sueño al quedar embarazada. Juntos son una dupla a la que le toca pasar por las cosas lógicas de toda pareja: peleas, celos, alegrías y frustraciones derivadas de la crianza de tres hijos, nacimientos, pérdidas.

Finalmente tenemos a Randall, quien en el primer episodio se reencuentra con su padre biológico (Ron Cephas, candidato al Emmy a Actor de Reparto), al que buscó con la ayuda de un detective. Quiere pasarle factura por haberlo abandonado de bebé en un cuartel de bomberos, pero no lo logra, y menos cuando se entera de que está enfermo de cáncer y le queda poco tiempo de vida. Se lo lleva a vivir a su casa, ante la inicial resistencia de su esposa Beth (Susan Kelechi Watson), con la que tiene un bonito hogar y dos preciosas hijas. Al ser una familia de negros, aparecen de tanto en tanto temas de racismo, pero no son el eje. Se impone más el problema de los lazos biológicos y los padres que abandonan, además de la droga, porque los progenitores de Randall eran adictos al crack (su madre murió en el parto). Sterling K. Brown se alzó con un muy bien ganado Emmy a Actor de Drama por su interpretación de Randall, imponiéndose a monstruos de la talla de Anthony Hopkins (Westworld), Kevin Spacey (House of Cards), Matthew Rhys (The Americans), Bob Odenkirk (Better Call Saul) y Liev Schreiber (Ray Donovan), además de su compañero Ventimiglia. Vale recordar que el año pasado ganó el Emmy a Actor de Reparto por su trabajo en American Crime Story, donde se puso en la piel del abogado que integraba el grupo de la fiscal que acusaba a O.J. Simpsons en la miniserie sobre el famoso juicio al ex jugador de fútbol americano. Este personaje le supuso también una candidatura al Globo de Oro.

Secretos

Como ya se ha dicho, el secreto del éxito de This is us es ser una historia tan sencilla como humana y conmovedora, con ese toque de humor justo y necesario que saben imprimirle los americanos a este tipo de relatos. No es todo llorar, sufrir y emocionarse, también hay de lo otro. Como en la vida. Por eso gusta.

Y hay secretos, cositas que no se saben y se van revelando en cada capítulo tejidas con una habilidad tal que cada episodio termina siendo muy redondo. Todo cierra hasta ahí, pero igual siguen quedando aspectos a ser conocidos en esos viajes en el tiempo que vendrán en los siguientes episodios. La muerte de Jack, por ejemplo, ha sido una de las grandes intrigas de la serie y el anzuelo para que la segunda temporada enganchara tanto como la primera. Pero como This is us no hace trampas y sabe que no tiene un único argumento para gustar, ese secreto se dio a conocer ya en el arranque del segundo año. ¿Cuándo lo sabremos por estos lares? Aún no hay fecha, la primera temporada estaría terminando el martes 28 de noviembre. En cuanto a la tercera, en Estados Unidos comenzaría en 2018 y seguiría en 2019.

Buen casting

Hay que destacar también, aunque ya hablamos de muchos de ellos, que los actores que se reunieron para el elenco son todos muy buenos. Algunos son conocidos de otras series, otros no tanto.

Mandy Moore, además de actriz, es cantante y es famosa en ambas facetas. Ha sido parte de películas de cine, sobre todo comedias románticas (Licencia para casarse, Porque yo lo digo), varias series de TV (Greys Anatomy entre ellas) y prestado su voz a personajes de Disney (Rapunzel en Encantada). Ventimiglia, por su parte, es muy recodado por sus papeles en Gilmore Girls, Heroes o Sabrina, la bruja adolescente, y fue Rocky Balboa Jr. en Rocky Balboa. Quizás sean los más conocidos de un reparto en el que Brown, Metz y Hartley son menos mediáticos, pero no completos desconocidos. Y está el caso de Gerald McRaney, una cara muy reconocible del cine y de la TV que empezamos a ver en series del siglo pasado como Simon & Simon. En This is us interpreta al Dr. Nathan Katowski, el obstetra que trae al mundo a los hijos de Jack y Rebecca, un viudo solitario con edad para jubilarse, papel que le valió el Emmy a Actor Invitado.

Tampoco nos podemos olvidar de un elenco juvenil que se pone en la piel de los personajes principales en, por ahora, dos etapas: cuando tenían unos diez años y cuando eran adolescentes de 16. Bien elegidos tanto por el parecido físico como por las personalidades que llevan adelante.

Como dato anecdótico se puede señalar que las actrices Helen Hunt (Mad about you) y Regina King (American Crime) dirigieron cada una un capítulo de una serie mayormente a cargo de los realizadores Ken Olin (cinco capítulos), Glenn Ficarra (cuatro) y John Requa (cuatro).

Lo que se viene

Haber visto la primera temporada completa, nos permite recomendar esta serie con mucha fuerza. No se sale defraudado en ningún momento, más allá de que haya situaciones ya vistas de otras series o películas. Pero eso no es una flaqueza, porque la vida muchas veces es cíclica y los problemas se repiten. Además, no siempre se resuelven de la misma manera y esa es una fortaleza de esta ficción. Siempre hay lugar para la sorpresa y no es una sorpresa tramposa, sino que es fiel a su esencia.

La segunda temporada, por lo que se ha leído de lo ya emitido por la cadena CBS, mantiene el tono y el nivel. La cosa sigue girando en torno a los problemas de Jack y Rebecca como cabezas de familia, ahora enfrascados en una crisis de la que parece difícil salir. Randall tiene que ver cómo convence a su esposa de aceptar una loca idea muy vinculada a su historia personal. Kate da un primer paso en la búsqueda de una nueva pasión. Y Kevin deberá equilibrar las demandas de su carrera (que ha tenido un giro particular) con las de su pareja.

Tanto esos adelantos de lo que vendrá como todas las ventanas o puertas que dejó abierta la primera temporada, invitan a seguir prendidos a una historia que bien vale la pena explorar. Si lo hacen, se darán cuenta de que This is us nunca fue la Cenicienta de los Emmy o los Globo de Oro, sino una seria candidata que, si no se llevó más galardones, fue porque enfrentó rivales de peso y trayectoria. De todas formas, se ganó el principal premio de todos que fue el cariño de la audiencia traducido en el Peoples Choice Awards al Nuevo Drama Favorito de la TV.

Las historias sobre lazos familiares y vínculos humanos no pasan de moda ni cansan nunca si están bien hechas. This is us está muy bien hecha.

Dan Fogelman

El creador de This is us es un productor y guionista detrás de éxitos como la comedia de cine Loco y estúpido amor; las animaciones Encantada y Cars, y la serie dramática sobre béisbol Pitch. En cine, dirigió Directo al corazón (Al Pacino). Para convencer a las cadenas de TV de hacer This is us, se la vendía como "la versión en comedia dramática de Lost". CBS mordió el anzuelo y ganó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)