VIDA NUEVA

El Gucci abrirá un gimnasio

Lleva ocho meses de dieta y aún le falta quitarse diez kilos de arriba. Arrancó pesando 170, está en 100 y su meta es llegar a los 90.Dice que el secreto es no ingerir harinas, ni azúcar, ni fritos, ni tomar refrescos. Pero la buena alimentación no es el único cambio que realizó. Los nuevos hábitos del cantante tropical incluyen como prioridad el entrenamiento diario. Su plan es abrir un gimnasio para promover el ejercicio físico como diversión y no como obligación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Instaló una sala de gimnasia en su casa de Neptunia.

Hay noches que se queda hasta altas horas de la madrugada viendo la serie Doctor House y le cuesta levantarse pero planifica su día sabiendo que no le puede faltar la hora y media de ejercicio antes de arrancar la jornada. Así que si tiene cuatro reuniones y apaga el despertador para dormir un poquito más, lo hace consciente de que no postergará la actividad física, sino que moverá una de las otras obligaciones para el día siguiente.

La lluvia y el frío no podían servirle de excusa para no entrenar, así que decidió armar un gimnasio en su casa de Neptunia. Ir a caminar por la Rambla en invierno no era la opción más acertada, ya que la humedad y el mal tiempo atentan contra su garganta que debe estar impecable cada fin de semana para cantar en fiestas y boliches.

Sacó de la barbacoa de su casa la mesa de 3,70 metros destinada a los asados multitudinarios e hizo lugar para que entraran un caminador, una bicicleta fija, una elíptica, un banco para hacer pecho y un aparato multifunción. Los equipos permanecerán ahí hasta que desocupe una habitación destinada a ser sala de gimnasio.

No tiene personal trainer porque su plan es tonificar. "Cuando era flaco hacía gimnasia y estos son ejercicios simples. Me marco la rutina yo. Hay días que también voy a la Rambla y hago un circuito de seis kilómetros: camino cuatro y troto dos", cuenta el Gucci.

La dieta no le cuesta. Lo que más lo tienta son los dulce, pero se la banca.

Ahora puede comprarse ropa en Uruguay y dejó de ser XXL para usar M. "Me sirve como medidor de mi salud, no de mi estética. El día que no me entre en ese talle me voy a tener que preocupar. No creo que pase ahora porque estoy enfocado y sigo comiendo sano. De hecho, me fui a un all inclusive en México y comí ensaladita y tomé agua con limón".

Bajo el lema #EntrenamosJuntos, su plan inmediato es abrir un gimnasio en Montevideo. Aún no tiene definida la zona pero la idea es "que la gente deje de ver la actividad física como una penitencia y la entienda como diversión".

Promoverá el ejercicio en movimiento: zumba, fitness, crossfit y baile. "Me parece que es más divertido y la gente se va a animar y colgar más que si solo le ofrecés hacer fierros o subirse a un caminador".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)