IRIS DE ORO

¡Gran Victoria!: La conductora se llevó el máximo premio

Fue una de las cinco conductoras de la ceremonia de entrega de los premios Iris. Estuvo entre las más destacadas de la Alfombra Roja por su elegancia. Era candidata en la categoría Mejor Conductora de Televisión por Esta boca es mía.Le tocó subir al escenario a recibir ese premio y ser felicitada por todos. A Victoria Rodríguez parecía no faltarle nada para redondear una noche perfecta, pero le quedaba una sorpresa más que llegaría en la madrugada del lunes: Victoria ganaba el nuevo Iris de Oro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Victoria Rodríguez

"¡Aaah, no sé qué decir! Muchísimas gracias una vez más. Hice una crítica con el primer premio, ahora me tengo que quedar callada", fueron las primeras palabras que pronunció Victoria Rodríguez al recibir, de manos del Dr. Guillermo Scheck, el Iris de Oro. "Muchas felicidades, te lo merecés", le dijo el Administrador General del diario El País a una gratamente sorprendida ganadora que hacía apenas unos minutos había recibido el Iris a Mejor Conductora por Esta boca es mía (Teledoce). Fue en ese momento que deslizó la mentada crítica, que cada uno interpretará a su manera: "Quisiera compartir este premio con todo el talento invisibilizado que hay esta noche, algo que suele ocurrir. Hay muchas mujeres, ni que hablar, sumamente talentosas, también hombres, programas… Simplemente quiero aprovechar esta instancia, seguramente la más importante de todas de premiación, como son los Iris, y que tal vez podríamos hacerla mejor todavía. Podríamos ampliar un poco la mirada e integrar, incluir, a otros grandes talentos y programas que hay en la vuelta, para no ser siempre los mismos".

Alberto Sonsol, conductor del último bloque de la ceremonia y último Iris de Oro, la alentó a lanzar esa "crítica" y Victoria se animó. "Si no lo digo es como que no me doy cuenta o, peor aún, me doy cuenta y me hago la boba", decía la comunicadora previo al mensaje.

La conductora sabe muy bien lo que es ganar este premio y por eso sabe de lo que habla. Es más, Esta boca es mía ha obtenido su propio Iris de Oro, en 2009.

En su primer paso por el escenario para recibir un nuevo galardón a la conducción, Victoria felicitó a "todos los que esta noche se llevaron su estatuilla" y, tras agradecer al diario El País y a la revista Sábado Show, compartió el reconocimiento con las otras cuatro candidatas de su categoría: Soledad Ortega (Buen día, Uruguay), Karina Vignola (Púmbate), Claudia Fernández (Bendita TV) y Catalina Ferrand (Día a día). "Arriba, somos todas muy buenas conductoras", destacó de sus colegas. Con Vignola y Ferrand compartió la conducción de la ceremonia, sumando también en la tarea a Manuela Da Silveira y Sofía Rodríguez.

El beso de su pareja, Philippe Pinet, estuvo presente en las dos oportunidades. 
El beso de su pareja, Philippe Pinet, estuvo presente en las dos oportunidades. 

"Gracias también por supuesto a Canal 12 y al otro pilar fundamental que cualquier carrera que uno pretende forjar a través del tiempo debe tener y es el público. Muchísimas gracias por haberme acompañado todo este tiempo", cerraba al recibir el primer premio que obtenía en la noche. En la mesa la esperaban sus compañeros de Esta boca es mía, los panelistas Eleonora Navatta y Alvaro Ahunchain; el equipo de producción del programa de Teledoce, y su actual pareja, Philippe Pinet. A este último fue al primero que saludó, tanto cuando se enteró de que ganaba el Iris a Mejor Conductora como cuando anunciaron que era el nuevo Iris de Oro. Sorprendida por esta última noticia, dejó de tomar agua, besó a Pinet y subió rápido al escenario.

"Este premio particular se lo quiero dedicar la productora Kubrick (sucesora de Contenidos TV), a Conrado Polvarini, y a ese espectacular equipo de producción que tiene a Tania Melgar y a Diego Travieso al frente de la producción diaria", empezó diciendo. "A los panelistas que me han acompañado a lo largo de los distintos ciclos de Esta boca es mía, que ya tiene casi diez temporadas, la verdad felicidades. Gracias por esto porque no hay lucimiento de nadie si esto no es un trabajo en equipo. Muchísimas gracias por haberme acompañado durante todo este tiempo, por seguir apostando a mí". Por supuesto que tuvo nuevas palabras para el público, "una vez más, gracias".

El Iris de Oro le llega a Victoria en un momento en que también está cumpliendo 25 años de carrera en los medios de comunicación. Comenzó como una de las conductoras del ciclo deportivo Oxígeno, junto a Alejandro Figueredo, Fernando Tetes y Nicolás Brugnini, y no paró más. Luego llegarían programas como Verano del..., Los viajes del 12, A conciencia o Décadas. Con los años, a su rol de comunicadora sumaría el de actriz, protagonizando -y destacando- en varias obras de teatro.

El Iris de Oro se lo entregó el Dr. Guillermo Scheck, Administrador Gral. de El País.
El Iris de Oro se lo entregó el Dr. Guillermo Scheck, Administrador Gral. de El País.

En la noche del domingo, sabía que iba a los Iris a ser una de las cinco conductoras. Lo de los premios era una incógnita, una satisfacción extra que se multiplicó por dos.

Antes de despedirse del escenario de los Iris, tan elegante e impecable como había llegado a la fiesta, tan clara y desenvuelta como llevó adelante el bloque que le tocó conducir, Victoria supo cerrar con humor y ternura su agradecimiento hablando de su hija mayor, Delfina. "Por las dudas, por si mi hija estuviera despierta, en cuyo caso ya está en penitencia, ella me dijo: mamá, tú tenés que decir: yo soy lo que soy -cómo era, pará-... soy lo que soy gracias a mis hijos".

Y Victoria es hoy nada menos que el nuevo Iris de Oro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)