SENTIR A MOMO 

Giannina Silva: Guerrera del carnaval

A Giannina Silva le corre carnaval por las venas. Heredó de su padre Raúl la pasión por la fiesta de Momo y recuerda toda su infancia y adolescencia entre desfiles y ensayos de la comparsa familiar.Con la mayoría de edad cumplida, la morocha incursionó en los medios, y con el correr de los años pasó de ser la chica de carnaval que aparecía en la tele a ser la chica de la tele que aparece en carnaval. “Soy una mujer de barrio. En carnaval está el público con el que más me identifico”, aclara. Tras un nuevo triunfo de su conjunto Cuareim 1080 en las Llamadas, la modelo y comunicadora habla con Sábado Show y se refiere al monto que cobra por participar del Carnaval de Melo, revela los entretelones de su trabajo durante el verano en Punta del Este y lamenta el final del programa Sé lo que viste.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Giannina Silva. Foto: Daniel Ayala

—¿Qué es el carnaval en tu vida?

—Todo. Son los recuerdos de mi padre; cuando desfilo en las Llamadas miro al cielo y me conecto de nuevo con él. Después en carnaval me paso yendo al tablado con familia y amigas. Es la época del año en la que estoy más en contacto con mi gente.

—¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de carnaval?

—El primer recuerdo es de cuando tenía tres años y me disfrazaron y me llevaron al Desfile de Llamadas a ver la comparsa, cuando pasaba mi papá tocando y yo bailaba un poquito con ellos. Desde ahí empecé a ir todos los años a todos los desfiles, después a los ensayos, teatros de verano, tablados. Tengo recuerdos de toda mi vida en carnaval.

—¿Cómo te ven tus compañeros de Cuareim 1080 luego de tu crecimiento en los medios?

—Ellos me ven como soy, la Giannina de toda la vida. Soy la prima hermana, la sobrina, la de siempre.

—¿En el ambiente de carnaval nadie te mira de reojo por pertenecer también al mundo de la moda y la televisión?

—No te voy a mentir: una siente alguna mirada. Sería injusto generalizar sobre el ambiente de carnaval porque la mayoría de la gente me recibe muy bien, pero sí hay alguna persona que tiene ese prejuicio de "ésta que viene de la tele, ¿qué viene hacer?, que se vaya a modelar". Tal vez no tienen idea de que están hablando de la hija de Raúl y nieta de Juan Ángel Silva. Además, mi primer título fue ser Reina de Carnaval, primero de mi barrio y después del país. Hay gente que no lo sabe y se queda con la parte de mi carrera que vino después.

—¿Qué gente?

—Algunas personas de carnaval en las que pueden aparecer celos o competencias. Yo desfilé súper cómoda, y las compañeras con las que comparto fueron amorosas conmigo. Pero siempre una escucha de otras comparsas algún comentario negativo. De todos modos una no es moneda de oro para gustarle a todo el mundo y esas cosas pasan siempre.

—¿Se siente mucha competencia en carnaval?

—Sí, claro. Nosotras trabajamos mucho para estar espléndidas y dar el mejor show ese día. Yo me esfuerzo pero mi premio es desfilar, estar en mi barrio, escuchar los tambores, acordarme de cosas. Mi premio es ese, pero las mujeres que van a desfilar van a competir, y está bien que sea así.

—Tu conjunto Cuareim 1080 volvió a ganar este año, ¿por qué se queda con el primer lugar tan seguido?

—Es el mejor espectáculo. Punto. Son los mejores tocando. Con esto no estoy desmereciendo a las otras familias carnavaleras porque las respeto mucho y tengo buena relación con todas, pero mis primos se rompen el alma laburando y ganan por todo el trabajo que le ponen. Nadie les regala nada. Tienen buenas ideas y las llevan adelante con mucho profesionalismo. El puntaje que el jurado dicta es justo porque se valora el trabajo y el esfuerzo para que el espectáculo quede como queda. Eso no significa que los demás estén mal, todos hacen espectáculos maravillosos y sobre gustos no hay nada escrito. Obviamente es fácil hablar como ganadora, porque si me tiraban al lugar 30 me hubiera enojado. Siempre hay un contento y un descontento.

—¿Te has enojado mucho con la resolución de algún jurado a lo largo de tu carrera?

—Claro que sí. Con la camiseta puesta de (la comparsa) Morenada nos tiraron para atrás y nosotros estábamos convencidos de que era el mejor espectáculo. Y te hablo de Morenada que es la que más cantidad de primeros premios ha tenido en la historia.

—En el rubro de la moda en el que también te desenvolvés, ¿hay prejuicios con respecto al carnaval?

—Puede ser. Yo los sentía en un principio cuando empezaba, pero ahora no lo siento para nada. Estoy muy cómoda en los dos ambientes y no se me viene a la mente a nadie para señalar que me haya hecho pasar un mal momento en ese sentido.

—¿Con cuál público te sentís más identificada?

—Carnaval es una pasión con la que me siento muy identificada porque la mayor cantidad de mi vida la pasé en carnaval. En años gana porque mi carrera de modelo empezó a los 17 y ahí yo ya tenía 17 años de carnaval. También me vinculo con la moda y me encanta desfilar e ir a eventos, pero tengo más carnaval. Además yo soy una chica de barrio y cuando vuelvo al barrio me reencuentro con la gente con la que más me identifico.

—Este domingo vas a desfilar en el carnaval de Melo, ¿cómo te sentís en los desfiles del interior del país?

—Muy bien. Es muy lindo poder formar parte de los carnavales del interior que cada vez crecen más. Este sábado 25 voy a estar en Treinta y tres con Cuareim 1080 y el domingo en Melo.

—¿Cuál es tu cachet por tu participación en el Carnaval de Melo?

—La verdad es que el carnaval de Melo nos paga muy bien. Por contrato tengo prohibido dar una cifra. Mi arreglo no es con la intendencia sino con el señor (Juan) Pimentel, el presidente de la comisión de carnaval de Melo. Nosotros ni firmamos, tenemos un arreglo de palabra y nos piden a todas tener un cierto resguardo porque cada una es un arreglo diferente.

Giannina Silva. Foto: Daniel Ayala
Giannina Silva. Foto: Daniel Ayala

—¿Cómo fue volver a cubrir la temporada de Punta del Este para Monte Carlo después de dos años?

—Volví a Punta del Este feliz de la vida. Hice las mañanas con Buen Día Uruguay, las tardes con Algo Contigo y las noches con Telenoche 4. Mercedes (Guinle), la nueva gerente de programación, me dio la oportunidad y estoy muy agradecida de haber podido entrar en dos programas tan importantes. Además, pasé como una reina en Enjoy Punta del Este. Extrañaba hacer la cobertura de verano y estoy muy contenta de haberlo podido llevar adelante. Me encanta Punta del Este y este año me dio la oportunidad de hacer muchas cosas nuevas.

—¿No tuviste inconvenientes con ningún famoso?

—No... El único que nos hizo un pedido fue Nicolás Francella, que solicitó que no tocáramos sus "temas personales". Me pidió que llevara la nota por el lado profesional. Su novia estaba ahí presente en el momento de la nota y yo le hice alguna pregunta al respecto, pero él contestó con monosílabos. No quería hablar de su vida personal.

—En otro móvil te besaste al aire con Sebastián Estevanéz...

—¡Él me besó! (Risas). No, mentira. Como él es actor, Luis (Carballo) contó al aire que yo también actúo y Sebastián dijo que yo iba a ser la próxima protagonista de su novela. Hicimos un acting que terminó con un beso, pero fue algo para la cámara.

—¿Te gustó?, ¿qué pasó fuera de cámara?

—Él fue súper respetuoso. Físicamente es un tipo atractivo, es un galán de telenovela. Me encantó su buena onda, pero a mí no me gustan los hombres casados.

—¿A Punta fuiste acompañada o sola?

—Sola. Estuve sola el mes entero.

—¿Nadie te visitó?

—No.

—¿Conociste a alguien?

—No.

—¿Estás soltera?

—Próxima pregunta...

—¿Cómo tomaste la noticia del final de Sé lo que viste?

—Me dolió. Estoy extrañando mucho al equipo. Esta carrera es complicada. Hay que entender que hay ciclos, porque sino uno se pasa frustrando toda la vida.

—¿Cuál fue el motivo por el que terminó el programa?

—No hay misterios con los programas: o funcionan o no funcionan. A nivel de rating andaba muy bien, pero a veces eso no va de la mano con que funcione a nivel comercial. La televisión es un negocio y por eso se toman este tipo de decisiones. En la calle y en las redes todavía se siente el cariño que la gente le tenía al programa.

—En 2016 actuaste en la obra Tu cuna fue un conventillo, que fue premiada en los Premios Florencio. ¿Volvés al teatro este año?

—La idea es que este año la obra vuelva a estar en cartel. Fue un éxito de público y de crítica. Pero yo voy a estar viajando mucho y antes de cerrar con la compañía teatral voy a tener que ver bien cuáles son los momentos en los que no voy a poder estar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)