entrevista

Giannina al natural

Despojada de toda ropa y maquillaje, Giannina Silva se muestra tal cual es: una mujer que pasó los 30 y se empieza a preguntar sobre su futuro. Con un look totalmente renovado tras cortarse el pelo largo con el que se hizo conocida, la escultural morocha reflexiona sobre la imagen que le devuelve el espejo.“Tengo más seguridad en mí misma”, asegura. Más cambios en su vida llegan con nuevos desafíos artísticos: se pondrá en la piel de una prostituta para una superproducción teatral. La modelo a cara lavada y a corazón abierto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Giannina Silva. Foto: Daniel Ayala

—Volvés a hacer teatro en un espectáculo que estrena en las próximas semanas, ¿qué se puede adelantar?

—Es una vuelta inesperada para mí, la propuesta me sorprendió. Se trata de un rol protagónico en una superproducción del teatro El Tinglado. La obra se llama Tu cuna fue un conventillo, tiene 20 actores en escena y una puesta impresionante en cuanto a escenografía, vestuario, iluminación. En el elenco están Cristina Morán, Alejandro Camino, Nelson Pino. La obra tiene drama, risa, música. Refleja la sociedad de los años 20 desde distintos personajes adentro de un conventillo; hay un italiano, un gallego, un judío, una prostituta...

—¿Vos cuál sos?

—Yo hago de prostituta, pero no es una prostituta de cabaret. Es una mujer cantante y actriz a la que los hombres le pagan para ser su acompañante. Es el personaje que le da nombre a la obra porque su cuna fue un conventillo, creció en la miseria y por su ambición va tras el fiolo que le promete el oro y el moro. Es el papel más exigente que tuve. Además canto en vivo en escena, que hasta ahora lo hacía sólo en la ducha.

—¿Nunca estudiaste canto?

—Jamás. Ahora estoy con un coach de canto que me ayuda con la técnica, pero yo no soy cantante.

—¿Pensaste en profesionalizar esa faceta?

—Me lo pregunta todo el mundo, hasta productores, pero me cuesta imaginarme en esa faceta. Hay gente que me dice que canto lindo, pero profesionalmente es muy difícil porque tendría que dedicarle tiempo y yo estoy enfocada en mi carrera como comunicadora.

Giannina Silva. Foto: Daniel Ayal. Vestuario: Carmen Steffens. Make Up: Leonel Aita Musi. Estilismo: Jorge Cruz. Agradecimientos: Clínica Beatriz Manaro, Spa Beauty Planet, Pestañas Natalia Sastre.
Giannina Silva. Foto: Daniel Ayal. Vestuario: Carmen Steffens. Make Up: Leonel Aita Musi. Estilismo: Jorge Cruz. Agradecimientos: Clínica Beatriz Manaro, Spa Beauty Planet, Pestañas Natalia Sastre.

—Sorprendiste con un cambio de look radical al cortarte tu característico pelo largo. ¿Qué comentario te hizo tu novio José María Franco cuando te vio?

—En estos años he cambiado de look varias veces y siempre le encanta. Aceptó con gusto todos los cambios que he tenido.

—Hay quienes dicen que los cambios en la imagen responden a cambios internos...

—Eso dicen. Desde que cumplí los 30 empecé a mirar la vida desde otro lugar. Le llaman la crisis de los 30. Sin embargo, este cambio también tiene que ver con el hecho de que me aburrí de verme siempre igual. Me gusta cambiar y mi estilista Jorge Cruz me recomendó este corte. Me encanta el nuevo look, estoy re copada y feliz de verme así.

—¿Desde qué lugar empezaste a ver la vida a partir de los 30?

—Una se descubre más internamente y se pregunta cómo se va a querer ver de aquí en más, se proyecta desde un lugar que tal vez a los 20 ni pensaba. Se podría decir que me empezaron a importar otras cosas de la vida que antes no eran importantes. Por ejemplo, empiezo a pensar si voy a querer formar una familia. Yo todavía no tengo ganas de ser mamá, pero sí empiezo a pensar que en algún momento lo voy a querer.

—¿Cómo te ves en 10 años?

—Con una familia y desarrollada como comunicadora.

—¿Qué te motivó a hacerte fotos a cara lavada?

—También tiene que ver con la edad. Pasar los 30 me hizo ganar una seguridad en mí misma que me permite mostrarme al natural. Ahora puedo mirarme y decir "ésta soy yo, me gusta y lo muestro". Forma parte de descubrirme a mí misma, sin adornos. Es la Giannina natural, que se levanta, se lava la cara y así es ella. Me interesa transmitir que el encanto viene de adentro, más allá del envase que es la belleza.

—¿Cómo es Giannina detrás del maquillaje y "los adornos"?

—Una persona sencilla que disfruta de las cosas simples de la vida y a la que las cosas más básicas le sacan una sonrisa. De todos modos, como en las fotos, no hay mucha diferencia entre cuando estoy producida y al natural. Soy siempre la misma.

—En tu carrera has fomentado la producción estética...

—Sí, y lo súper disfruto. La diferencia es que antes solamente me mostraba de esa forma y hoy en día tengo la capacidad de aceptarme de ambas maneras. No reniego del cuidado de la imagen y estoy permanentemente arreglada. No me desagrada para nada la industria de la belleza, me hago cargo. La imagen es el producto que hay que cuidar cuando uno se dedica a la moda. Pero tampoco se puede dejar de decir que es un mundo muy frío.

—¿Mostrarse al natural es una moda también en celebridades internacionales, tal vez incentivadas por la espontaneidad de las redes sociales?

—Sí, hay una tendencia de figuras internacionales que se han animado a mostrarse sin maquillaje, peinado ni producción. Es un desnudo que no apela a lo sensual sino a desnudar también el alma, sin agregados. Lo han hecho Kim Kardashian, Nicole Kidman.

—Pero tus producciones también tienen una importante carga sensual. ¿Te considerás sensual en la vida o es una postura para la foto?

—Sí, me considero una mujer sensual. Me gusta la sensualidad pero la guardo para mi vida íntima. No siento que ande por la vida seduciendo gente. Está bueno que la mujer sepa explotar su sensualidad en la vida privada.

—¿Qué lugar ocupa la sexualidad en tu vida?

—Un lugar importantísimo como me parece que sucede en la vida de todas las personas que están enamoradas.

—¿Vos estás muy enamorada?

—En la pregunta anterior ya lo dejé entrever, me puse en el lugar de enamorada...

—¿Qué cosas te hacen linda?, ¿qué te ha diferenciado de otras chicas para ganar tantas coronas de belleza en diferentes certámenes?

—Mi sencillez, mi sonrisa. Sonrío todo el tiempo. Mi humildad, pero si lo digo no quedo humilde (risas). Desde lo físico creo que mi estatura me ha ayudado muchísimo y me ha diferenciado del resto. En el mundo de la moda la estatura es fundamental y me destacó. Es raro porque en realidad padecí bastante mi altura durante la adolescencia. No podía ir de tacos a los cumpleaños de 15 para no quedar mucho más alta que mis amigas, porque les llevaba una cabeza a todas.

—¿Cómo te sentís en el panel de Algo Contigo, donde ahora tenés un lugar fijo luego de hacer móviles durante tres temporadas?

—Estoy súper cómoda en este rol. Luis (Alberto Carballo) no me lo hace nada difícil, al contrario. Mis compañeros también me recibieron muy bien como la cuarta panelista. Siento que cada uno tiene su personalidad marcada y aporta al programa desde un lugar diferente. Aparte estoy muy conforme porque sigo haciendo móviles y notas, que también lo disfruto mucho.

—¿Tuviste alguna vez un trabajo por fuera de los medios o el rubro de la moda?

—Fui promotora, azafata de marcas en eventos al comienzo de mi carrera pero nada más. Por suerte siempre pude vivir de mi trabajo en el medio sin necesidad de tener otro laburo. Me siento una privilegiada en ese sentido.

—¿Has sufrido violencia de género?

—No, no me pasó. Jamás recibí un maltrato, y menos de las personas con las que trabajé. Es más, a veces son más complicadas las propias mujeres cuando están en un rol de mando. De todas formas yo trabajo con mi imagen, no es que estoy en una oficina donde se pueden dar otro tipo de situaciones.

SABER MÁS

Pantalla y pasarela.

La modelo y comunicadora integra el panel de Algo Contigo (Monte Carlo), que desde el lunes irá a las 15.30, y conduce Sé lo que viste en el mismo canal junto a Álvaro Navia. También se desempeña como profesora de pasarela en las escuelas de Cristino Management.

¡Mirá el back de la infartante producción de fotos!

Si no puede ver el video haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)