YO DIGO

¿Falta crítica al gobierno actual en el Carnaval?

Cuatro famosos dan su respuesta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fernández-Castro-Rodríguez-Sotelo.

Marcelo Fernández - Periodista 

Desde hace unos años, una vez que pasó la novelería del primer gobierno de izquierda, las murgas han criticado la gestión del Frente Amplio y en algunos casos con la misma pasión que lo hacían con los partidos tradicionales.

Este año, Curtidores de Hongos no son el mejor ejemplo pero han sido duros en otros tiempos. Por ejemplo, en el 2008 cuando hicieron el cuplé de la Intendencia.

Cada vez son más duras las murgas con el Frente y sus dirigentes, y el público por mas frenteamplista que sea, se identifica con las críticas.

Diego Castro - Periodista.

Es fácil pegarle a la derecha para las murgas por una cuestión ideológica y es muy difícil por esa misma cuestión desprenderse de la izquierda. Respecto al caso concreto de Curtidores habría que escuchar la actuación completa, yo no la escuché y estoy seguro de que Delgrossi tampoco.

Si bien en su salpicón la mayoría de las críticas apuntan a la derecha, a veces como un palo regalado nada más, se escuchan críticas al tema de la educación. También hay murgas emblemáticas como Araca y Falta y Resto que le pegan fuerte al Frente Amplio, eso no se dice. Como te digo que es fácil pegarle a la derecha, también es fácil para la gente decir que las murgas no critican.

Graciela Rodríguez - Actriz.

Siempre fui espectadora de carnaval, pero fue cambiando mucho. La murga fue perdiendo la esencia. Antes era un portavoz social y político, y siempre con mucha crítica a través del humor. Pero ahora hay murgas que dejaron eso de lado, y ya no me causan gracia.

De lo que he visto este año, no hay crítica y me llama la atención porque hay muchas cosas para decir. Más allá del partido que uno sea, hay que ser objetivo. No se puede ser tan necio y no ver cosas que son obvias. Yo puedo ser del mismo partido pero darme cuenta de las cosas que se están haciendo mal.

Gerardo Sotelo - Periodista.

Si en este país las murgas fueron históricamente muy críticas en momentos de prosperidad y crisis, ¿qué pasa que hoy algunas pretenden minimizar los graves problemas y denuncias que han afectado a algunas figuras del gobierno? Para eso hay una sola explicación posible y pasa por el lado ideológico-partidario. En esa medida eso no es carnaval, es deliberadamente una acción política, o político-cultural.

Si la murga no critica duramente pero de manera divertida a todos y especialmente al gobierno, alguien está traicionando a la historia, y en el fondo eso es traicionar también al público. Yo estoy seguro de que la mayoría de los votantes del Frente Amplio tampoco quieren una murga oficialista porque no hace reír a nadie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)