AGUS PADILLA

De Facebook a un debut a lo grande

Se grabó cantando la canción de una banda mexicana y subió el video a su cuenta de Facebook. Eso fue a fines de 2015 y desde entonces, Agustina Padilla se convirtió en un fenómeno viral que rompió los limitados records de las redes sociales nacionales, y consiguió la atención de un millón de seguidores gracias a un rostro de publicidad y una voz dulce, que puso al servicio de temas conocidos del reggaetón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Agustina Padilla

Ahora, la quinceañera de Brazo Oriental va por su segundo paso: con una única canción editada —“Ni tu amiga ni tu amante”— y un proyecto musical que está a punto de despegar, con todo para incluso cruzar fronteras, debutará en vivo esta noche siendo nada menos que la telonera de Daddy Yankee, el encargado de hacer popular al reggaetón en esta región. Todo indica que la chica llegó para quedarse.

Los rankings de las radios y los canales televisivos de música dejaron de ser relevantes en el mercado internacional, y hace rato que el peso de los artistas del momento empezó a valorarse según los clicks. El quiebre fue, con el infeccioso "Gangam Style" del coreano PSY, que rompió el contador de visitas de YouTube cuando superó los 2.000 millones de reproducciones. Desde entonces, la industria musical se abrió a esta nueva era de records digitales y millones de seguidores en las redes sociales.

Agustina Padilla es parte de eso. Tiene apenas 15 años, una cara preciosa, una sola canción editada y un contrato con una productora local que le ve, obvio, un largo futuro por delante en esto de la música. Hoy debuta en vivo teloneando a Daddy Yankee en su show en el Centro de Espectáculos Landia, y todo empezó por una cantidad de clicks.

A Padilla, que es de Brazo Oriental y hace algunos años fue finalista en un reality de talentos de La Tele, siempre le gustó cantar —aunque nunca estudió y recién está aprendiendo guitarra— y empezó a compartir sus condiciones a través de videos de Facebook. Hacía baladas, temas en inglés, sobre todo de Adele para mostrar que tenía talento, y generaba cierto impacto en su círculo más o menos cercano. Pero un día subió su versión a capella de "La mejor de todas", un tema de los mexicanos Banda El Recodo, y entonces se volvió viral.

Se convirtió en la primera uruguaya en tener un millón de suscriptores en su cuenta personal de Facebook (ya llegó al millón en su fan page y al medio millón en Instagram), que son de varios países de Sudamérica, más que nada de Colombia, Perú y Chile. Y ese potencial público, además de su aptitud para cantar, fue un atractivo que llevó a la productora Nes a ofrecerle un contrato. Padilla admite que tuvo experiencias "bastante malas" con propuestas anteriores, pero este proyecto la convenció y aceptó firmar contrato (firmaron sus padres, en realidad), hace cuestión de meses.

Toda esa historia de redes y números desembocó en "Ni tu amiga ni tu amante", una puerta de entrada al reggaetón que, asegura, es el estilo que más le gusta sólo después del trap (cercano al hip hop), con el que alguna vez también espera probar suerte.

El siguiente paso.

Con "Ni tu amiga ni tu amante" vino otra vez el gran impacto virtual: en apenas 13 días había pasado los dos millones de visitas (al cierre de esta nota estaba llegando a los nueve millones), una marca que, según su productor Nicolás Estades, no había conseguido antes ningún cantante uruguayo ni argentino con su primera canción.

"Tenía fe de que el tema podía llegar al millón, pero no me imaginaba que iba a pasar tan rápido. Y tuve que pasar por eso de ir a un baile y que sonara mi tema, ¡la vergüenza que me dio! Me llamó mucho la atención ver a toda la gente cantándola", cuenta Padilla, que después de este tema que la tiene como coautora y que cuenta con producción colombiana, ya prepara su siguiente lanzamiento.

Mientras llegan las primeras ofertas internacionales, la incipiente cantante sigue yendo al liceo, saliendo a bailar ocasionalmente con sus amigas, respaldándose en el apoyo de una familia que está entusiasmada con lo que está pasando, y proyectándose a un mercado en el que tiene todo para brillar.

—El reggaetón está vinculado a una imagen muy sensual. Vos que sos chica, ¿cómo lo manejás?

—La voy llevando (se ríe). Me asesora la productora y mis padres, mi madre más que nada que siempre está pendiente de las redes, me acompaña a todos lados. Y se pone recontenta. A mí me gusta la onda de Karol G, pero más tranquilo. Sensual, pero hasta ahí.

—¿La exposición es un problema? Más allá de la cantidad de seguidores, ¿cómo reaccionás cuando te reconocen en la calle?

—No me gusta que me vean como una persona que no es normal. No me gusta ir por la calle y que se sorprendan, o me pasó que había salido con amigas y vino un chico, me preguntó si era Agustina Padilla y me dice: "¿qué hacés acá? Qué raro verte acá". Pero soy una gurisa normal y me gusta que me traten así; se me acerca alguna que otra persona pero yo sé quiénes son mis amigos de siempre, y quiénes tienen algún interés. Pero me tengo que ir acostumbrando, la voy llevando bastante bien.

¿Y ya tenés definido qué querés estudiar?

—Voy a hacer bachillerato artístico. Quiero estudiar porque más allá de que me gusta la música, quiero una carrera. Voy a estudiar algo que tenga que ver con la música, me encantaría seguir con esto de cantante, pero si no se da, me gustaría ser productora. No quiero quedarme en banda.

Estreno en vivo.

Hasta ahora Agustina Padilla se movía en el terreno virtual, pero esta noche le tocará romper esa barrera y presentarse por primera vez en público, con su canción "Ni tu amiga ni tu amante" y ante una audiencia consumidora de reggaetón. Es que junto a la banda Marka Akme abrirá el recital de Daddy Yankee, a las 21.00 en Landia. Hay entradas en Red UTS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)