NATALIA CAMILO

De exportación

La modelo y actriz Natalia Camilo, de Sé lo que viste está a punto de concretar una propuesta de trabajo en Argentina.Renunció a su participación teatral en el espectáculo de Nazarena Vélez pero esta vez la idea la seduce más porque es televisión y en un rol humorístico. Novia del jugador de Peñarol Nicolás Albarracín, habla cómo palpita el clásico y de la relación con su expareja, el también aurinegro Guillermo Rodríguez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Natalia Camilo. Foto: Daniel Ayala

-¿Por qué renunciaste a tu papel en la obra de Nazarena Vélez y Atilio Veronelli?

-Fue una experiencia maravillosa pero consideré que había que cerrar el ciclo. No era el camino por el cual yo quería estar transitando por mucho tiempo más No me considero una vedette. Si bien me gusta el teatro, no era ese tipo de actuación lo que yo quería. También había que sumar las idas y venidas a Buenos Aires. Yo tengo dos hijos y una familia a que quiero darle toda la dedicación posible.

-Se dice que ahora manejas una nueva oportunidad de trabajo en Buenos Aires, ¿es así?

-Estoy empezando a trabajar con Karina Vignola y con Carlos García. Hay alguna propuesta de hacer televisión en Buenos Aires. En concreto, para C5N, con un espacio de moda en el ciclo de Hernán Lirio. También hay otra idea en el mismo canal. Si bien todavía no se cerró, estoy muy entusiasmada con esas oportunidades. Sería una vez por semana, además, lo que me permitiría ir y venir sin mayores problemas.

-¿Por qué?

-Porque me seduce mucho más ese perfil: hacer TV es lo que más me gusta. Ahora que empecé a trabajar con Karina, me di cuenta de que amo el perfil de ella. Me gusta mucho que es una persona divertida, actriz, conductora, humorista, mamá, familiera y muy linda. Está buenísimo lograr esa mezcla de una mujer que es bonita, pero lo lindo de no solo pasa por mostrarte sexy y ser una bomba, si no por su contenido como comunicadora.

-En Sé lo que viste llevas un año y tus personajes están cambiando...

-Sí, me cambiaron el personaje de la Sexional, por ejemplo y me gusta mucho el nuevo. Si bien tengo que entrar un poco llamativa, de short, sensual, es divertido porque estoy actuando. No en personaje de mujer fatalle.

-¿Para ti cuál es la esencia del programa?

-Para mí, el gran equipo. Somos muy unidos y nos divertimos mucho. El ambiente es muy familiar. A mi nene grande, por ejemplo, lo llevo los días de grabación y se divierte, pasamos bárbaro. Tiene 8 años y le encanta. Ahora, si sale esa posibilidad en Buenos Aires podría llevarlo también.

-Fuera de cámaras, ¿qué lugar ocupa el humor en tu vida?

-Todo el tiempo. Quería empezar a hacer stand up. Hago videos caseros haciendo cosas divertidas. Nicolás (Albarracín, su pareja) me sigue el tren. A mis nenes los disfrazo y yo también. En casa soy hiperactiva: limpio, pinto, reciclo muebles. Estoy en actividad todo el tiempo y siempre le pongo buen humor.

-Y eres hincha de Nacional, ¿verdad?

-Noooo (Risas). Soy hincha del cuadro en que juegue Nicolás. Estoy muy contenta porque ahora está jugando en el mejor cuadro de Uruguay, que es Peñarol. En mi familia son todos de Peñarol. A mí también me gusta mucho Wanderers, donde jugaba Nicolás hasta la temporada pasada.

-Hace unos meses se rumoreó que la llegada de Guillermo Rodríguez, que es tu expareja y padre de tus hijos, estaba condicionada porque en el plantel estaba Albarracín, ¿cómo viviste esos rumores?

-No fue nada lindo. Soy muy sensible y era muy difícil que no me afectara el tema. La verdad es que Guillermo y Nicolás tienen una buena relación y si el pase no se concretaba era por otros factores. Ahora son compañeros de trabajo. Yo me separé y rehice mi vida, como pasa tantas veces. Lo que ocurre es que esto ha sido una cosa como para escribir un libro: que mi pareja y mi exmarido estén en el mismo cuadro no es cosa muy frecuente. Pero repito: ellos tienen una buena relación. Y yo estoy orgullosa de mi pareja y también de mi ex. Más allá de que no funcionamos como pareja, como papá no tengo nada qué decir. Además, Guillermo sabe cómo es Nicolás con sus hijos.

-¿Casamiento?

-Puede ser... Capaz que en breve.

-¿Cómo vas a palpitar el clásico de mañana?

-Voy a ir, por supuesto. Soy fiel espectadora de todos los partidos. Llevo los nenes porque entran con el papá. Voy a alentar. Y vamos a ganar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)