AGENTE EN CUBIERTO

Esquinazos en los Iris

Las repercusiones que dejaron los Premios Iris siguen y seguirán por un tiempo más. Es que, no todos los días se reúnen a las principales figuras el medio local.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
agente encubierto

Las repercusiones que dejaron los Premios Iris siguen y seguirán por un tiempo más. Es que, no todos los días se reúnen a las principales figuras el medio local.

Por eso el agente, bicho como pocos, siguió con particular atención el comportamiento de algunas figuras que en cuestión de meses pasaron de ser compañeros a enemigos íntimos. Esto significa: compartieron nominaciones pero cortaron un vínculo de años. Tan es así, que una de las rupturas mediáticas llevó a que una figura se fuera al baño en el instante en que presentaban su programa del año pasado por el cual estaba nominado. ¡Y ganó!

Sin embargo, bajo ningún punto quería compartir escenario con su excompañero. Lo que más le llamó la atención es que minutos antes del inicio de la ceremonia ambos se hablaron cordial y animadamente. Sin rencores u enojos a la vista... de los demás.

Otra sorpresa que se llevó el agente tuvo que ver con el tsunami radial que condujo a Sonsol de la Sport a El Espectador, mientas que Martín Kesman estuvo a "un pelín" de reemplazarlo.

La novedad es que el heredero del Mariscal no fue la primera opción para reemplazar al Iris de Oro 2016. La gerencia de programación de la Sport 890 puso primero en la mesa el nombre de José Gabriel Carvajal, uno de los mejores relatores de la vecina orilla oriundo de Carmelo, que trabajó en el equipo de Víctor Hugo Morales.

Carvajal actualmente está en radio Continental, emisora que integra el mismo conglomerado de medios que el grupo Sarandí. La gestión no llegó a cristalizarse y, finalmente, Roberto Moar fue el elegido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)