Similitudes y Diferencias

Empire vs. Power

Una es un drama policial, la otra un drama familiar. Pero los puntos de contacto entre ambas abundan: personajes, vínculos, negocios turbios. Power cuenta la historia de un poderoso distribuidor de drogas cuyo negocio peligra al reencontrar a un amor de juventud que trabaja para el FBI.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Power

Empire refiere a un magnate de la música que, ante una enfermedad terminal, debe elegir cuál de sus tres hijos dirigirá su imperio. ¿En qué se parecen y en qué se diferencian las dos series?

Cuando se estrenó Empire (Fox Life), en enero de este año, muchos notaron que tenía varias similitudes con Power (Fox+). El tema es que como la primera cuenta con un elenco de mayor peso –dos nominados al Oscar (Terrence Howard y Taraji P. Henson)-, ha trascendido algo más que la segunda, pero ambas son igual de buenas y atrapantes.

Pero es cierto, tienen muchos puntos en común. Así como varias diferencias que permiten que se puedan ver las dos sin temor a mezclar sus argumentos ni personajes.

Power se estrenó en 2014 y es la historia de James St. Patrick (Omari Hardwick), apodado "Ghost", uno de los más grandes distribuidores de droga de Nueva York que se reencuentra con un amor de la adolescencia que vuelve a moverle el piso. El problema no es solo que él está casado y tiene tres hijos, sino que su primer amor Ángela (Lela Loren)- es ahora una fiscal que trabaja junto al FBI con el objetivo de atrapar al gran proveedor de James.

Empire se basa en la obra El Rey Lear, de William Shakespeare, al contar la historia de Lucious Lyon (Terrence Howard), un magnate del mundo de la música que cree tener una enfermedad terminal y debe decidir a cuál de sus tres hijos deja al frente de su imperio. A esto se suma que su ex esposa Cookie (Taraji P. Henson) viene de salir de la cárcel y reclama también su tajada en una empresa que ayudó a construir como parte del pasado narcotraficante de Lucious.

Hasta ahí parece que las historias no tienen demasiado en común. Un drama policial, una; un drama familiar, la otra… pero en realidad las dos saltan de un género al otro y se tocan mucho en sus historias paralelas o en las características de algunos de sus personajes.

Veamos.

Los protagonistas.

Tanto Lucious como James son negros y la raza importa porque tanto uno como otro lograron hacerse millonarios y ascender socialmente gracias al narcotráfico. Por los clichés que maneja la mayoría de las series y las películas, ésa es casi la única actividad que permite esos logros a los de su color. Los dos empezaron como traficantes menores, en sus barrios carenciados, y fueron lo suficientemente inteligentes como para acumular fortuna y poder dentro de esa ilegalidad.

Pero mientras Lucious se pasó al costado limpio, fundando una discográfica que termina cotizando en Wall Street, James mantiene la distribución de droga como su principal entrada de dinero y recurre a actividades legales una lavandería, una discoteca de lujo- como pantallas para lavar sus ingresos. Igual hay que decir que por un momento James consideró dejar atrás la droga y vivir de la disco. No pasó de ser una idea.

Sus mujeres.

Lucious y James se casaron con mujeres de carácter fuerte y difíciles de manejar. Ambas Cookie y Tasha (Naturi Naughton)- ayudaron a sus respectivos esposos a conseguir su fortuna, o sea que tienen las manos tan sucias de droga como sus parejas o ex en el caso de Cookie. Son dos mujeres inteligentes que saben muy bien cuál es el punto débil de sus hombres.

La diferencia es que significan algo distinto para cada uno. Tasha siempre acompañó y ayudó a James en su negocio encubierto, pero no es el gran amor de la vida del protagonista. Éste siempre estuvo enamorado de Ángela y que la reencuentre hace que cambie su relación con Tasha. En tanto Cookie sí es el amor de la vida de Lucious, pero como pasó años en prisión por culpa de la droga, se convirtió en la ex y el dueño de Empire Entertainment se buscó otra chica, Anika.

Y acá aparece otra diferencia: las amantes. Ángela es un personaje fuerte en Power, no solo por representar el lado de la ley sino por ser el verdadero amor del protagonista. Mientras que Anika ha ido cayendo en desgracia conforme la incidencia de Cookie fue creciendo al salir de la cárcel.

Otra coincidencia entre Cookie y Tasha es que ambas se buscaron como amantes a empleados de su marido o ex: el encargado de seguridad, la primera; el chofer, la segunda.

Sus hijos.

Los dos tienen tres hijos, pero en el caso de Empire, los herederos cumplen un rol fundamental en la historia, mientras que en Power son un dato importante pero casi no interactúan.

Los hijos de Lucious André (Trai Byers), Jamal (Jussie Smollett) y Hakeem (Bryshere Y. Gray)- pelean en la primera temporada por que su padre los elija como el nuevo capitán del imperio familiar. Superan los 18 años y cada uno tiene su personalidad: André fue a la Universidad, es buen administrador, pero es bipolar; Jamal tiene un enorme talento musical, pero debe lidiar con los problemas de declararse gay con un padre homófobo, y Hakeem también tiene mucho talento artístico, pero todavía es muy inmaduro.

Los hijos de James son chicos y en la historia funcionan más como las necesidades familiares que el protagonista debe atender y que está descuidando, ya sea por su "trabajo" como por atender a su amante.

Sus negocios.

Si bien James dirige negocios limpios, su principal actividad y fuente de ingreso es la distribución de la droga. Lucious ya dejó el narcotráfico atrás, pero fue el trampolín que lo llevó a hacer mucho dinero y a poder fundar así su compañía discográfica. Aunque ahora es un empresario ajustado a la ley, conserva costumbres de sus épocas criminales mató a un colaborador- y aún debe cuidar que su pasado turbio no salga a la luz… sea con las armas que sea.

Las series.

Power lleva dos temporadas y tiene asegurada una tercera para junio de 2016. En América Latina se está viendo la segunda por Fox+, los domingos, a las 21 horas (faltan dos capítulos para el final). Empire tiene hasta el momento dos temporadas. Por estos lares, la primera concluyó el pasado 28 de julio y la segunda arrancará en Estados Unidos en setiembre de este año. Quizás por esa fecha también lo haga por acá.

Taraji P. Henson es la única nominada a los premios Emmy de Empire, como Mejor Actriz (se entregan el 20 de setiembre). Como tal ya ganó el Critics Choice TV Award. Power no ha ganado premios ni concitado nominaciones.

En cuanto al elenco de Empire, además de ser más pesado, se da el lujo de contar con invitados de renombre, muchos de ellos músicos: Naomi Campbell, Courtney Love, Rita Ora, Snoop Dogg, Patti LaBelle, Mary J. Blige. En tanto Power tiene como productor al reconocido rapero Curtis "50 Cent" Jackson, quien además actúa en la serie en un rol secundario.

Los dos guiones son muy buenos, sin por eso dejar de caer en algunos clichés que no molestan pero hacen que se adivinen algunas situaciones. El sexo está presente en ambas series, pero es más explícito y jugado en Power, donde se puede decir que es un arma para conquistar al público adulto. Mientras que en Empire se insinúa más e incorpora las relaciones homosexuales sin llegar a mostrarlas en pleno sexo.

Quizás otra fuerte similitud es que ninguna de las dos series parece ofrecer un personaje bueno-bueno con el cual el público pueda identificarse. Podría ser Ángela en Power, pero tiene actitudes cuestionables, o Jamal, en Empire, hasta ahora más una víctima de su familia que otra cosa. Pero dominan los personajes grises tirando a negro.

Familia, amor, dinero, poder, drogas, sexo e historia policial son todos ingredientes de las dos ficciones. Las proporciones y sus sabores cambian, determinando que las mezclas finales a veces se asemejen y otras se distancien. Si una es mejor que otra, dependerá del gusto del consumidor.

Guerra en las redes.

La pelea por las comparaciones llegó a Twitter e Instagram a través de las cuentas de Curtis "50 Cent" Jackson, creador de Power, y Taraji P. Henson, protagonista de Empire. En un mensaje que luego fue borrado, el primero dijo que le gustaban Terrence Howard y Taraji Henson, "no me gusta que iban a copiar el marketing". A lo que la actriz respondió irónicamente sobre el interés del rapero por el dinero. "50 Cent es comediante. Le encanta apretar botones. Es un tipo divertido", escribió Henson

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)