BARRY SEAL

Drogas y cine

Tom Cruise protagoniza una película que recrea la vida de un controvertido piloto estadounidense que es reclutado por la CIA pero al mismo tiempo trabaja para el cartel de Pablo Escobar.

American made.
American made.

POR SOPHIA SILVA (EN LOS ANGELES)

Barry Seal: Solo en América es una película que recrea la vida del piloto estadounidense convertido en traficante para el cartel de Medellín que es reclutado por la CIA y termina asesinado en 1986. Tom Cruise juega un rol brillante como Barry Seal, un aventurero que viaja a Sudamérica para obtener información y a la vez, secretamente, traficar drogas a los Estados Unidos. Muchas drogas, kilos y kilos y más kilos.

La película sigue a Barry mientras entra en la CIA y cada vez más se adentra en el tráfico de drogas, contratado por Pablo Escobar. Pasa de ser un hombre de familia honesto a un corredor de drogas protegido por su posición como contratista de la CIA. Los beneficios son grandes y los riesgos son relativamente pocos.

La película pone en el tapete el fracaso de la guerra contra las drogas ha sido un fracaso total. Siempre y cuando haya una demanda, habrá un suministro. Hoy, 30 años después de la muerte de Seal, nos enfrentamos a una epidemia de opioides, sustancia que ha llevado a un aumento en las muertes por sobredosis. La principal causa de muerte de personas menores de 50 años en los Estados Unidos es la sobredosis.

Cuando la adicción se naturaliza en una sociedad, las personas se vuelven adictas, no solo a las drogas, sino también al dinero, el poder, las relaciones enfermizas... lo que sea. Lo único que cambió desde los tiempos de Barry Seal al presente es que ya no se penaliza al adicto, sino que se busca darle opciones de tratamiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)