elizabeth mitchell

La doctora de Lost investiga crímenes

Fue parte de una de las series de culto que más fanáticos, discusiones y revuelo generó a principios de este siglo. Cuando Lost terminó, no pudo volver a encontrar un personaje tan fuerte como el de la Dra. Juliet Burke. Este año pretende lograrlo en Crossing Lines.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Elizabeth Mitchell

Desde entonces, Elizabeth Mitchell ha deambulado por varias series sin los resultados esperados, no porque no tenga el talento necesario sino porque las historias a las que se ha sumado no van más allá de una o dos temporadas. Últimamente le ha ido mejor porque consiguió un personaje en la popular Once Upon a Time y se convirtió en una de las dos fuertes incorporaciones de Crossing Lines.

Apareció en el primer episodio de la tercera temporada de Lost como actriz invitada. Eso se traduce en interpretar un personaje que estará algunos capítulos pero no será parte del staff regular. Pero la Dra. Juliet Burke tuvo tan buena repercusión entre el público, que Elizabeth Mitchell se transformó en parte del elenco de la serie de J.J. Abrams y se quedó en ella hasta "el final", exactamente así se titulaba el episodio con el que concluyó la historia: The End.

Mitchell no solo convenció a los miles y miles de fanáticos que cosechó esta serie desde su estreno, en 2004, sino también a los expertos en el tema TV ya que consiguió una nominación al Emmy como Actriz Invitada. Ganó el premio de la Academia de Ciencia Ficción, Fantasía y Horror y fue candidata en otras tres oportunidades, además de otras dos veces más pero por trabajos posteriores. Volviendo a Lost, estuvo nominada tres veces en el Monte Carlo TV Festival.

La actriz se sumó a la exitosa serie en su tercera temporada y se quedó hasta el fin.
La actriz se sumó a la exitosa serie en su tercera temporada y se quedó hasta el fin.

Estaba claro que Elizabeth había encontrado el papel para dar el gran salto. Ese con el que soñó desde niña, ya que con solo 7 años hizo su debut en la actuación en el teatro de Dallas. Y siguió estudiando, con cursos en la Booker T. Washington High School for the Performing and Visual Acts, donde terminó graduándose, y más tarde obtuvo el Bachelor of Fine Arts en el Stephens College.

Formación no le faltaba para ser actriz, pero con tantos candidatos en su país para triunfar en la carrera, necesitaba algo más. La cuota de suerte. Lost fue eso para Mitchell, la puso en el candelero demostrando que era algo más que una cara bonita.

Su personaje, Juliet, no formaba parte de los sobrevivientes del vuelo 815 de Oceanic que cayeron en una isla misteriosa. Ella ya se encontraba allí como parte del grupo de Los Otros, sirviendo como una experta en fertilidad en un territorio donde los embarazos no prosperaban. Siempre quiso abandonar la isla y por eso se unió al grupo liderado por Jack (Matthew Fox), con quien tuvo cierto vínculo sentimental, además de con Sawyer (Josh Holloway). Fue de los personajes que hizo viajes en el tiempo, y de una realidad alternativa a otra, con secretos hasta el final.

Pero como pasa con todo lo bueno, Lost terminó y Elizabeth se quedó sin pantalla. Entonces se convirtió en ese tipo de actor/actriz que abunda en Hollywood. El intérprete que tras un gran éxito no consigue ser convocado para otro gran personaje estable. Entonces lo vemos deambular de una serie a otra, y no precisamente porque desempeñe mal el nuevo rol que le asignan, sino porque la historia a la que llega no tiene la suerte de durar más de una o dos temporadas.

Fue lo que ocurrió con la remake de V, para la que fue llamada para encarnar a la agente del FBI, Erica Evans. V, Invasión Extraterrestre había sido una popular serie de los años 80, emitida en Uruguay por Canal 4. A un productor se le ocurrió que aggiornarla y estrenarla en este siglo podía dar sus resultados, y lo intentó. Pero tuvo que cancelarla en medio de su segunda temporada, en 2011.

Otra vez Elizabeth se quedaba sin trabajo. Hizo algunas participaciones en La Ley y el Orden: Unidad de Víctimas Especiales, curiosamente con dos personajes: Andrea Brown (2003) y June Frye (2011). Mientras esperaba el rol regular que no aparecía, alternaba con trabajos en cine, sin pena ni gloria, hasta que llegó Revolution (2012).

Con esta serie se reencontró con J.J. Abrams, creador de Lost. Buena señal. Pero esta serie postapocalíptica, donde se llamaba Rachel Matheson, no tuvo el mismo suceso que la de los sobrevivientes del Oceanic 815. Duró apenas dos temporadas (2012 a 2014).

Vale destacar que además de la mucha TV y el poco cine que ha hecho, también ha tenido su experiencia teatral. Pocas obras, pero entre las que se encuentra la comedia clásica de William Shakespeare, Sueño de una noche de verano, en la que fue Helena.

¿Larga vida?

Nuevamente sin serie, Elizabeth no bajó los brazos ni se desanimó. Y en el mismo año de cancelación de Revolution fue invitada a participar de una historia consagrada: Once Upon a Time. La ficción, que en América Latina se ve por Sony, es una fábula moderna en la que aparecen conocidos personajes de cuentos o leyendas infantiles como parte de un relato moderno. Allí se puede ver a Blancanieves, Alicia en el País de las Maravillas, La Bella Durmiente, toda la galería de Príncipes conocidos… pero también los protagonistas de aventuras más nuevas, como son las princesas de Frozen. A Elizabeth le tocó ponerse en la piel de Ingrid, Reina de las Nieves.

En <i>Once upon a time</i>, interpreta a Ingrid, la Reina de las Nieves.
En Once upon a time, interpreta a Ingrid, la Reina de las Nieves.

Lo hizo bien, pero quería algo más y la suerte estaría nuevamente de su lado. Tras dos temporadas con buena audiencia, la serie policial Crossing Lines (AXN, lunes, 22 horas) resolvió renovarse e incorporar nuevas caras.

Recordemos que la serie gira en torno a la Unidad de Delitos Especiales, creada por Michael Dorn (Donald Sutherland) para ocuparse de delitos que atraviesan varias fronteras. Al final de la segunda temporada, la Unidad fue disuelta, pero seis meses después inicio de la tercera temporada- lo que queda de ella logra resolver un importante caso y eso hace que se logre reactivarla. En esa nueva misión participan dos importantes agentes, el experto en secuestros Marco Constante (Goran Visnjic), y la científica especializada en investigación Carine Strand, quien se transforma en la nueva jefa del equipo. Este último papel recayó en Elizabeth, quien hasta el momento demuestra solvencia y oficio para llevarlo adelante.

El desafío para la actriz es cargar sobre sus hombros una temporada en la que la Unidad de Delitos Especiales se enfrenta a la humanidad en sus peores días y a su peor comportamiento: asesinatos, corrupción, justicia por mano propia, el riesgo de una epidemia transmitida por la sangre, una catástrofe radioactiva en el corazón de Europa. "El equipo tiene que trabajar junto, resolver crímenes simples y extraordinarios, manteniendo sus propios deseos y demonios bajo control", describe una de las tantas frases que hacen referencia a este nuevo año.

En <i>Crossing Lines, </i>se llama Carine Strand y lidera la Unidad de Delitos Especiales.
En Crossing Lines, se llama Carine Strand y lidera la Unidad de Delitos Especiales.

Son doce episodios y la incógnita para Elizabeth es si habrá más, sea por su desempeño en el personaje, sea porque la serie merece seguir en pantalla.

Vida personal

La actriz nació en Los Ángeles, el 27 de marzo de 1970, pero ese mismo año su familia se mudó a Dallas, Texas. Es la mayor de tres hermanas; la siguen Kristie, 8 años más chica, y Kate, doce años menor.

Estuvo de novia con el actor David Lee Smith. Años después, en 2004, se casó con Chris Soldevilla, con quien al año tuvo un hijo Christopher- y de quien se divorció en 2013. Desde entonces no se le conoce pareja estable.

Lo poco que se sabe de su día a día es que es adicta al café y al juego Candy Crush. Y que a pesar de las idas y vueltas de la profesión y su carrera, considera que su vida es exitosa.

De sonrisa afable, un rostro ideal para la pantalla y actuaciones convincentes sin descollar, es de esas actrices que los productores saben que rendirá cada vez que la llamen a escena. Se presume entonces que a Elizabeth nunca le faltará trabajo, la pregunta es si logrará encontrar el papel que la consagre definitivamente o, que al menos, se aproxime a su recordada y popular Dra. Juliet.

Tiene un hijo de 10 años y actualmente no se le conoce pareja.
Tiene un hijo de 10 años y actualmente no se le conoce pareja.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)