VERANO 2017

Las diosas de la cumbia cheta

Sofía de Ohana, Pamela de los Golden Rocket y Lucía de Olvidate! le ponen el ritmo a las fiestas estivales. Tres vocalistas del género del momento hablan de sus sensaciones en la temporada, de las satisfacciones, peligros y amores de un movida imparable.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cumbia cheta

Son las más lindas de la cumbia cheta. Sofía Symonds (Ohana), Pamela Pereyra (Los Golden Rocket) y Lucía Cánepa (Olvidate!) se zambulleron hace un año en la moda musical que fascina a miles de jóvenes de la región. Y no pararon de crecer. En este verano 2017 sus voces suenan en todas las radios y boliches de la costa. Desde la cresta de la ola, las tres diosas abren su corazón para contar los entretelones de su vida en escenarios y se animan a una impactante producción en el agua.

El intenso sol de verano cubre la espléndida piscina azul de un club de Carrasco. Tres chicas de figura privilegiada se bajan de autos distintos: una rubia de ojos oscuros, una morocha de ojos celestes y otra de pelo castaño y ojos verdes. Conversan, se sacan selfies, se prueban ropa. Terminan adentro del agua, pero impecablemente producidas. Lo que parece un videoclip de cumbia cheta es en realidad una sesión de fotos de Sábado Show, que reúne a tres protagonistas de este imparable fenómeno musical.

Izquierda: Pamela Pereyra (20 años) lidera Los Golden Rocket junto a Iñaki Iruleguy.
Izquierda: Pamela Pereyra (20 años) lidera Los Golden Rocket junto a Iñaki Iruleguy. "Todo loco" es el divertido tema que lanzaron para esta temporada. Centro: Lucía Cánepa (20 años) es la voz de Olvidate! junto a Nicolás Tinetto. Su canción "Amor para un rato" es de los más escuchados de este verano. Derecha: Sofía Symonds (21 años) canta en Ohana junto a Santiago Giacco. Su hit del momento se llama "Me quedo con el verano", que realizaron con la banda Pase Libre.

Ellas son Sofía Symonds de Ohana, Lucía Cánepa de Olvidate! y Pamela Pereyra de Los Golden Rocket. Las chicas le ponen su voz a las bandas que hacen vibrar a los boliches este verano. Tienen la agenda repleta de toques, sus videos suman cientos de miles de reproducciones en internet y las quinceañeras sueñan con tenerlas tocando en vivo en sus fiestas.

Al pisar el Club Carrasco Polo donde tiene lugar la producción, dejan claro que no toda su vida pasa por la música y los escenarios. Lucía y Pamela llegan al lugar apenas después de rendir un examen, mientras que Sofía revisa la hora y calcula si llega a tiempo a uno que debe afrontar unas horas más tarde. Pero no hay estrés académico que opaque su semblante a la hora de posar para las fotos. Enfrentan la cámara con la misma facilidad que al desaforado público adolescente que corea sus temas noche a noche. A la vez que le sonríen al lente, saludan a algún que otro preadolescente curioso que se arrima hipnotizado por la belleza de las cantantes.

Las tres no son amigas pero se conocen de la vuelta. Salen a bailar a los mismos lugares, pasan sus vacaciones en Rocha y tienen conocidos en común que van surgiendo a medida que avanza la entrevista. Conviven con el mote de "cumbia cheta" que ya tienen naturalizado al punto que ellas mismas se refieren de esa forma al género que interpretan, donde mezclan música pop, cumbia y electrónica con videos de chicas lindas, casas con piscina, autos de lujo, tragos y buena onda.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

La entrevista, que de a poco se transforma en una charla íntima entre las tres, se desarrolla en una pizzería de Carrasco. Sin embargo, Pamela prefiere ir en busca de un moderno yogurt frozen con frutas naturales, su helado favorito. Es la más callada de las tres pero no tiene reparos en decir lo que piensa, como sus dudas con respecto a posar en bikini, aunque finalmente se deje llevar por la propuesta. Estudia administración y marketing, practica deporte a diario y recurre a una fonoaudióloga porque sufre de nódulos. Se sumó a Los Golden Rocket después de que la cantante Agustina Morales dejara la banda para incorporarse como corista en Rombai.

Frente a ella en la mesa, se ubica Lucía de Olvidate!, que exhibe una personalidad bien diferente. Es la más verborrágica, extrovertida, histriónica y desprejuiciada de las tres. Hace gestos exagerados, morisquetas y hasta canta estrofas de canciones mientras responde las preguntas. Estudia baile y educación física y llegó a Olvidate! tras quedar seleccionada en un casting al que envió un video cantando una canción de Toco para vos. Es la única que se presenta en la nota acompañada por su productora y representante. No le preocupa contar anécdotas en las que fue traicionada por su inocente torpeza, y remata el encuentro dejando caer una copa de vidrio al suelo. "Es toda un personaje", la elogian sus colegas entre risas.

A su lado está Sofía, la joven que encabeza la banda Ohana. Estudia relaciones internacionales y le encanta manejar, lo que hace desde que era chica en el campo de su familia. También llega acompañada al encuentro, pero por su amiga Loli, la guitarrista del grupo que vive por la zona. Como a sus otras dos colegas, a Sofía le gusta cantar desde que tiene memoria y la explosión de la cumbia cheta en 2015 le abrió las puertas para ponerse al frente de una banda. Un productor musical le propuso liderar el conjunto a mediados de ese año y ella no lo pensó dos veces.

Las tres consumían cumbia cheta desde antes de estar en una banda de este estilo. Sofía cuenta que cuando empezaron a sonar los grupos que abrieron el camino y ella ni siquiera se imaginaba en uno, no paraba de escuchar esas canciones en su celular. Incluso se acuerda de la noche en la que escuchó por primera vez el tema Hasta la luna de Toco para vos, una suerte de emblema de la cumbia cheta. Fue en una cena donde una amiga de Meri Deal (la cantante de ese conjunto) les mostró a todos la canción recién subida a internet. "Nos encantó pero todos quedamos tipo '¿eh?', porque en ese momento la cumbia era tipo plancha, no era nada cercano a nosotros", recuerda.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Pamela conoce a los integrantes de esa banda porque iban al colegio Christian junto a ella. "Cuando salió aquel tema era lo máximo. Bauti (Mascia, el cantante) era nuestro amigo de la generación", afirma orgullosa. A partir de ese momento, "todos los temas de cumbia cheta que aparecían iban a parar directo a mi celular. Los escuchaba en el gimnasio, mientras corría". Entre esa selección estaba Por hoy de Los Golden Rocket, la banda a la que se sumaría meses después. "Me fascinaba ese tema", se acuerda.

Lucía confiesa que cuando apareció el primer video de Rombai y la cumbia cheta recién daba sus primeras señales de vida, ella lo miraba y pensaba "yo tengo que hacer esto". Entonces practicaba frente al espejo cantando "yo quiero hacer locuras contigo…". Un año más tarde el espejo la encontraría practicando sus propias canciones, que ahora compiten palmo a palmo con las de Rombai en el ranking de las más escuchadas.

Peligros.

Pertenecer a una banda exitosa tiene sus riesgos. Sofía, por ejemplo, teme por su vida en las largas noches de ruta cuando se desplazan por boliches en el interior del país. La cantante revela que luego de una oportunidad en la que el chofer de la camioneta que los trasladaba casi pierde el control del vehículo, le cuesta conciliar el sueño en los viajes. Así relata aquella noche rumbo a Colonia que dejó a la banda al borde de una tragedia:

"Teníamos a un chofer que no era el de siempre y se iba durmiendo todo el camino. En un momento yo estaba acostada y siento que alguien grita ‘¡curva!’. Frenamos, la camioneta hizo un trompo y veo que salen unos chicos corriendo como que los iban a atropellar. Por suerte recuperamos el control, pero era una curva con un precipicio para abajo".

Pamela, en tanto, no teme perder la vida en las giras nocturnas porque su banda suele tocar en la capital, pero sí la atemoriza el ciberbullying que está a la orden del día. "La presión social y las críticas a veces destruyen y no dejan seguir adelante. Te matan", sostiene. Asegura que ella era muy tímida y de baja autoestima, por lo que debió fortalecerse especialmente para asumir el rol en la banda: "Si no ponés tu personalidad sobre la mesa salís perdiendo".

Así como hay comentarios agresivos en las redes, también están los "babosos". "Hay viejos verdes", sentencia Sofía. "A mí me dan miedo", añade Lucía, cuya exposición la ha llevado a recibir halagos subidos de tono a través de Instagram y comentarios en You Tube. "Los mensajes desagradables no los abro. El último era estoy enamorado de tu cu…, y había otro que decía te quiero morder las piernas", enumera la sensual cantante. Y se explica resignada: "Hay gente rara…".

Amores.

Pamela se muestra enamoradísima y destaca que su novio es quien la apoya en todo. O en casi todo. La idea de que su novia realice fotos en traje de baño para una revista no lo convence demasiado. "Apenas le conté que las fotos eran de bikini, me preguntó: ¿De bikini? Casi se muere", relata. 

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Sofía también tiene novio pero no aparece en el diálogo porque al momento de la nota se encontraba en un impasse de pareja. La única con el corazón disponible es Lucía, que confiesa que le atraen los hombres de alta estatura pero bajo perfil. "Me gusta hacer los chistes a mí", afirma con sinceridad brutal. Al hablar de varones que le llaman la atención, sorprende con una declaración inesperada: "Alguna vez me enamoré de un fan". Revela que mientras canta, "observa mucho al público". "Miro y me enamoro. Lo malo es que cuando termina el show me mandan para la combi enseguida", lamenta. Y si no es un fan, ¿podría fijarse en un colega? Parece que sí: a la cantante de Olvidate! le viene el recuerdo de un fugaz cruce nada menos que con Fer Vázquez, el líder de Rombai, en la Expo Miss 15: "Lo vi y sentí como una atracción momentánea, como una energía rara. Pero él ni me miró".

Futuro.

Muchos se preguntan cuánto tiempo más podrá sobrevivir el género de la cumbia cheta. Las cantantes responden a la interrogante asegurando que es un estilo que llegó para quedarse. "Va a durar varios años más", arriesga Sofía. Pamela coincide y añade que "da para largo" aunque vaticina que "se va a ir transformando, como ahora que se le agregó más electrónica". 

Lucía también piensa que pasará mucho tiempo antes de que los adolescentes se aburran con esta música, aunque ella va por más y en un futuro le gustaría ser solista "como Lali Espósito", a quien define como "una gran referente". Pero enseguida le pone freno al sueño y concluye: "Ahora quiero vivir intensamente este proyecto y que todo fluya. No me gusta proyectarme porque sino después uno se frustra".

Fotos: Javier Cé. Indumentaria: Ring a Bell by Natalie Yoffe. Mallas: La Belle Rebelle by Ring a Bell. Gracias: Carrasco Polo Club, Patricia Carlucho, Natalie Yoffe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)