Yo digo

¿Qué piensa de la polémica llegadaa Uruguay de Uber, la aplicación que permite a autos particulares llevar pasajeros?

Andrea Vila - Comunicadora.

Me gusta que Uruguay sea un país moderno y utilice las nuevas tecnologías. Entiendo que el gremio del taxi haga fuerza para que Uber no llegue a nuestro país. Yo haría lo mismo, cada cual defiende sus intereses. Todo cambia rápidamente y no me parece una solución pelear contra la tecnología. El desafío es buscarle la vuelta para que los que se vean afectados puedan encontrar un beneficio por otro lado. Estoy a favor del movimiento y de la competencia porque siempre mejoran la calidad y le dan más opciones a la gente. Igual creo que se va a seguir utilizando el taxi porque está muy instalado y da más seguridad.

César Bianchi - Periodista.

Más comodidades, mejor precio y cuidado al medio ambiente. Esa es la publicidad (autobombo) que hace Uber, pero también es cierto. No creo que haya que prohibirlo (la palabra "prohibir" no me gusta); es cuestión de regularlo, y utilizarlo como una alternativa más para la ciudadanía. Y si de paso obliga al transporte público cotidiano a mejorar sus estándares, bienvenida sea la competencia. Más opciones tiene la gente.

Catalina Ferrand - Comunicadora.

Estas nuevas modalidades son parte del desarrollo y modernidad de un país y obligan a mejorar los servicios clásicos del rubro. Tiene que haber competencia leal, amparada en leyes justas y democráticas. Si funciona así, no tendría que ser tirana para nadie. Lamento que en algunos casos se vea en esto una amenaza para su trabajo. Si el servicio es bueno tiene que haber lugar para todos, y si hay un mal servicio, va a sobrevivir el mejor. Eso es lo justo para el usuario que es el que tiene que elegir lo que le conviene. Brindo por una sociedad satisfecha y con servicios de primera y un buen equilibrio entre la calidad y el precio.

Karen Todoroff - Periodista deportiva.

Es interesante porque es una fuente de trabajo para mucha gente que lo necesita, pero para el usuario es peligroso porque se sube a un auto que no tiene idea de dónde viene ni hace cuánto que el chofer sabe manejar. Todo tiene su lado positivo y negativo, subirse a un taxi también es riesgoso. Los taxistas ahora van a saltar porque es una fuerte competencia. Yo tengo un auto blanco así que en cualquier momento me ven por la calle como tachera (risas).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)