pruebas

Confines humanos

La sexta y última dramaturgia de Verónica Mato se titula Pedro Infante no ha muerto, ganó el fondo de Iberescena y tiene a Noelia Campo y al mexicano Ray Garduño como protagonistas. Se estrena el 28 de mayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

Verónica Mato quería investigar nuevos métodos de narración y se mudó a la frontera de México y Estados Unidos para hacer una residencia artística.

Allí escribió su sexta y última obra titulada Pedro Infante no ha muerto, que fue seleccionada por Iberescena y obtuvo el apoyo del Instituto Nacional de Artes Escénicas (INAE).

Esta co producción Uruguay - México narra la historia de un mexicano (Ray Garduño) que decide irse ilegal a Estados Unidos consciente de que quizá no logre cruzar la frontera. Entonces lo invade el temor de que nadie reclame su cuerpo si su intento por escapar fracasa.

En el camino se cruza con una prostituta (Noelia Campo) y se da un encuentro amoroso entre ellos que funciona también a modo pacto para evadir la soledad.

La ganadora del Florencio a Mejor Actriz por Perdidos en Yonkers vuelve a las tablas para hacer seis únicas funciones (del 28 al 31 de mayo) en la Sala Hugo Balzo.

La música de la obra está a cargo del compositor Fernando Santullo.

Entradas disponibles en Red Pagos, Abitab, locales Antel, Tienda Inglesa y boletería del teatro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)